jueves, 29 de enero de 2015

El Juego de la Imagen: "Un Domingo Más" por Víctor Gordoa Fernández

EL JUEGO DE LA IMAGEN
“UN DOMINGO MÁS”
Por Víctor Gordoa Fernández

Este primero de febrero es el domingo más esperado por mucha gente. Y aunque muchas personas están pensando en lo que harán durante el “puente”, es el Super Bowl quien llega con toda la fuerza, espectacularidad y expectativa que despierta en cada una de sus ediciones. La NFL es una liga ejemplar en el mundo del deporte, es una institución que busca ser la mejor y para demostrarlo cierran la temporada con el evento anual más importante del mundo deportivo.
El Super Bowl llega a millones de personas y esto lo hace poseedor de un gran poder de influencia en la audiencia sin importar nacionalidad, raza o nivel socioeconómico. Es un evento coherente en todos los aspectos, ya que involucra: entretenimiento, publicidad y deporte. Tres variables desplegadas con la eficiencia y fastuosidad que respaldan la excelente imagen pública de la NFL.

TODOS GANAN.

El Super Bowl es un show que genera muchas expectativas y no sólo en el ámbito deportivo. Si bien se ha hablado mucho del enfrentamiento entre Seattle y Nueva Inglaterra, hay muchos otros factores que rodean la emoción de este último juego, por ejemplo, el morbo que despierta el hecho de que sea la segunda final consecutiva para los Halcones Marinos. Estos datos son importantes para los amantes del futbol americano, sin embargo, hay mucha gente que no tiene interés alguno en este deporte y sin embargo está esperando el domingo como si fuera el mayor de los fanáticos. ¿La causa? Pues que el Super Bowl es el show televisivo perfecto más visto en el mundo. Los 20 ó 30 segundos de publicidad durante el partido son extremadamente caros, ya que permite acercar una marca, producto o servicio a los millones de espectadores que lo están viendo. Los patrocinadores que se anunciarán durante la transmisión del Super Bowl trabajan la idea del comercial con un año de anticipación para tratar de conseguir ser el más impactante, el más creativo y por consecuencia el más recordado por el público para que éste a su vez, hable de ellos y el objetivo se haya cumplido. La inversión en la creación o refuerzo de la imagen audiovisual de una de estas marcas es millonaria y en su mayoría con resultados satisfactorios. Imagínense, hay marcas que incluso han hecho anuncios sobre el anuncio que van a presentar este día. ¿Excesivo?

EL SHOW

Por desgracia no todos tenemos acceso a la transmisión de los anuncios, ¡pero tenemos el show de medio tiempo! Este concierto de casi media hora genera (en aficionados y no aficionados) muchas más ilusiones y expectativas que el propio juego. Para el artista elegido esta aparición favorece notablemente a su imagen pública, incluso, habiendo producido algún escándalo durante la misma. ¿Verdad que se acuerdan perfecto del “accidente” de Janet Jackson y Justin Timberlake? Pues quiero que sepan que ya pasaron 11 años ¡y se sigue hablando de él!

El futbol americano crece en México a pasos agigantados ya que somos el segundo país con mayor número de aficionados a este deporte. Por lo tanto, no importa qué parte del show les interese más, pero si quieren tener tema de conversación el próximo lunes: preparen los nachos, las alitas y las cervezas porque este domingo... no es un domingo más.


Para conocer más sobre la Imagen Pública visita imagenpublica.mx

miércoles, 28 de enero de 2015

"La mala paga, paga mal" por Víctor Gordoa

VÍCTOR GORDOA
La mala paga, paga mal

Que no te paguen lo que te corresponde, cuando te corresponde, es uno de los actos que más indignación, enojo y frustración produce en cualquier ser humano. Simplemente a nadie le gusta que le paguen mal ya sea por un servicio prestado, la mercancía entregada o el préstamo otorgado. Llama mi atención que no obstante que se trata de un acto plenamente condenado por cualquier agraviado cada vez existan más personas que en lo individual o como capitanes de empresas incurran en esa mala y dañina práctica justificándola como signo de inteligencia superior o de política instituida…claro… mientras no se sepa, pues cuando se revela, pagar mal produce daños cuantiosos a la reputación provocando que después nadie quiera hacer tratos con quien mal paga (por eso el SAT logró recaudar miles de millones de pesos adicionales al publicar la lista de los deudores de impuestos).
Reputación como Patrimonio…
La reputación, que no es otra cosa que una imagen pública sostenida en el tiempo, es un patrimonio valiosísimo que genera Lealtad, sentimiento inigualable que debería apreciarse más que a cualquier dinero. Los mal pagadores existen porque saben que siempre hay alguien que se los permite, generalmente por la necesidad de sostenerse, ya sea económicamente (por vender) o sentimentalmente (por cariño) aunque en la tesis que hoy sostengo esa admisibilidad no evitará el daño a la imagen pública del abusivo, pues el abusado de todas maneras acabará difundiendo entre la sociedad la mala praxis de su abusador por lo que el daño estará hecho con el gran riesgo de incrementarse por la imponente acción de las redes sociales.
Predicar con el Ejemplo…
Para comprobar mi postulado debo tener el valor de poner un ejemplo real y aunque podría exponer muchos que me han contado, como no me constan prefiero exponer lo que me pasó con la Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma, empresa considerada grande y rica. Ella me contrató para impartir una conferencia en el mes de agosto del 14. Me dijeron que me pagarían a los 75 días (sesenta para registrarme como proveedor y quince más para trámite de pago) y aunque el plazo sobrepasaba nuestro estándar acepté y trabajé de acuerdo a lo pactado. Al poco tiempo me dijeron que si pagaba una cuota podían reducir mi tiempo de registro al menos treinta días y así pagarme antes. La oferta me hizo sentir mal por lo que la rechacé, entonces me programaron mi pago para el día doce de diciembre (120 días). Al llegar la fecha de pago me dijeron que como era el día de la Virgen de Guadalupe no podrían cumplirlo por lo que me reprogramarían para el mes de febrero del 15 o sea ¡seis meses después de haber trabajado! Ahora bien, volviendo al tema les pregunto… ¿Cuántas cosas les puso a pensar este ejemplo?
Tres Recomendaciones…
Descarten que busco el pago pues afortunadamente el resto de mis grandes clientes pagan muy bien así que puedo esperar, lo que quiero es comprobar la tesis de que la mala paga, paga mal ya que daña la reputación, cosa que puede constatarse con el efecto que lo aquí escrito les haya producido y el daño que podría producir, pues quizá usted lo replique llegando hasta las redes sociales. Para cerrar les comparto con buen ánimo tres recomendaciones que nunca les fallarán en la construcción de una buena reputación: 1) Honren su palabra, si dicen que van a hacer algo, cúmplanlo. Concienticen que es la suma de los compromisos cumplidos la que les otorgará la buena reputación. 2) Si pueden dar más de lo pactado háganlo sin dudar. Dar más, siempre traerá más. 3) Nunca cambien su reputación por dinero pues es el único bien que el dinero no puede comprar.
@victor_gordoa      imagenpublica.mx


viernes, 23 de enero de 2015

El Juego de la Imagen: "Un roto para un descosido" por Víctor Gordoa Fernández

EL JUEGO DE LA IMAGEN
"Un roto para un descosido"
Por Víctor Gordoa Fernández



Esta semana se confirmó la ruptura amorosa de Cristiano Ronaldo e Irina Shayk, y si bien este es un tema que le podría interesar mucho más a la prensa rosa, nos sirve para poder realizar un análisis sobre el poder mediático, pero sobre todo, del nivel de influencia que tienen en las distintas audiencias los deportistas profesionales y las artistas o modelos cuando deciden unirse en una relación sentimental.
Desde que somos pequeños, la mayoría de los hombres soñamos con ser deportistas profesionales, mientras que las mujeres lo hacen queriendo ser actrices, modelos o cantantes; esto se debe a que desde pequeños hemos sido estimulados de tal forma que. independientemente de que nos llame la atención o no, los percibimos como mundos muy lejanos en los que quienes tienen la fortuna de entrar, automáticamente obtienen reconocimientos, fama y por supuesto dinero. Ahora bien, no se han preguntado ¿por qué son tan atractivos estos dos mundos entre sí? Si hiciéramos una lista enumerando los casos de relaciones sentimentales entre deportistas y gente del espectáculo, seguro nos aburriríamos antes de terminarla.

¡Hay de todo!
Primero, tenemos que considerar que es inevitable que la imagen de nuestra pareja sentimental se permee a nuestra imagen y viceversa. Por lo tanto, en el caso de una relación sentimental entre dos personas que por sí solas ya gozan del reconocimiento y admiración de la gente, esta unión de imágenes se puede llegar a convertir en un arma de doble filo, ya que la percepción que se genera puede ser benéfica para ambas partes fortaleciendo su imagen pública, o puede traerles consecuencias muy desagradables que dañarán su reputación. Si alguien no cree que esto pueda ser posible, pregúntele a Tony Romo la causa real por la que decidió terminar su relación con Jessica Simpson.
Es lógico que si dos personas deciden comenzar un noviazgo, la razón principal de hacerlo sea el amor pero, ¿ustedes creen que el 100 por ciento de las parejas deporte/entretenimiento en verdad se aman? Por supuesto que no lo sabemos, pero el hecho que la gran mayoría haya contestado que no, se debe a que hemos sido sobre estimulados y nos hemos acostumbrado a ver a muchas parejas de este tipo que cuando comienzan la relación aprovechan para explotar al máximo su imagen pública y comienzan a salir en todos los medios declarando que se aman con locura, realizan campañas publicitarias juntos y hasta son socios en algún negocio. Pero de repente, de un día para otro se odian, declaran que esa relación ha sido lo peor que les ha pasado y hasta se demandan.

Muy atractivos
Sin importar que existan parejas ‘de verdad' que son coherentes y gozan de mucha credibilidad ante la audiencia y las ‘arregladas' que únicamente buscan un beneficio económico, es una realidad que ambas serán muy atractivas para las marcas de acuerdo a lo que éstas busquen. Ya que por un lado puede ser un aval para tener una relación comercial a largo plazo, o por el otro, únicamente aprovechar el momento para llegar a su público objetivo y aumentar sus ventas. Por lo tanto, podemos entender que estas relaciones amorosas se den, ya que siempre habrá un roto para un descosido.

jueves, 15 de enero de 2015

El Juego de la Imagen: "CristianOROnaldo" por Víctor Gordoa Fernández

EL JUEGO DE LA IMAGEN
CristianOROnaldo
Por Víctor Gordoa Fernández

El lunes vivimos una entrega del Balón de Oro distinta, en la cual no se habló tanto acerca de si Cristiano Ronaldo o Lionel Messi merecían ganar el reconocimiento o no; este año, lo que causó más revuelo fue si era merecido que estuviera Neuer dentro de la terna. En esta primera columna del 2015 nos enfocaremos en analizar el gran peso que tiene la imagen pública dentro del proceso de selección y votación para decidir quién es el mejor jugador del mundo. El ser humano siempre buscará ser reconocido por su desempeño profesional de una u otra manera. A todos nos interesa ser percibidos como personas exitosas, ya que esto hablará bien de nosotros y traerá mayores beneficios a nuestra vida laboral. Ahora bien, Cristiano mantuvo durante el 2014 un gran nivel, pero también hay que considerar que, a pesar de que puede generar distintas percepciones, el portugués ha sabido explotar su imagen pública y es sumamente atractivo para el mundo de la mercadotecnia y la publicidad.

LO JUSTO PUEDE SER INJUSTO

El Balón de Oro es el mayor reconocimiento individual al que un futbolista profesional puede aspirar, y la misma gente que conforma el gremio futbolístico es la que decide quién es el ganador. Debido al peso e importancia que tiene dentro de la esfera del deporte internacional, es lógico que todos estemos al pendiente y, por lo tanto, año con año se genere una gran polémica. En esta ocasión no es la excepción, ya que la mayoría de los Madridistas están inconformes con el hecho de que el ganador al mejor entrenador haya sido Joachim Löw y no Carlo Ancelotti, quien guió al Real Madrid para conseguir la décima orejona” de su historia. Pero al haber sido año mundialista, fue lógico que el seleccionador alemán ganara el título al mejor entrenador dejando atrás a Ancelotti y a Diego Simeone, quienes sin duda fueron pieza clave en el desempeño sus respectivos equipos.

¡SÍ, ES HUMANO!

El Balón de Oro es un reconocimiento individual, pero gracias a la credibilidad y prestigio que este genera a quien lo recibe, se ha vuelto un elemento de gran importancia para los equipos, ya que su imagen pública se ve beneficiada si un jugador perteneciente a la institución lo gana. Es tanto el valor que el balón de oro trae a los clubes, que éstos están dispuestos a incluir clausulas con beneficios económicos muy atractivos si el jugador logra obtener el reconocimiento.
Cristiano Ronaldo ha sabido mantener una excelente imagen pública a lo largo de su carrera. Durante la entrega del Balón de Oro demostró que más allá de ser el mejor jugador del mundo, es un hombre sensible que se emociona por obtener el reconocimiento de su gremio. El hecho de haber pasado al estrado a recibir el galardón con su hijo y después celebrarlo con su familia suavizó la percepción de rigidez, arrogancia y prepotencia que se tiene de él.
Claramente podemos darnos cuenta de la gran importancia que tiene la imagen pública dentro del futbol, ya que se quiera o no, es un factor fundamental que ayudará a construir una reputación exitosa como la que CristianOROnaldo ha construido.

@VictorGordoaF                  imagenpublica.mx

miércoles, 14 de enero de 2015

"Creo que soy Estúpido" por Victor Gordoa

VÍCTOR GORDOA
Creo que soy Estúpido

Empieza un nuevo año y la sensación que me ha acompañado desde su inicio es la de que no estoy haciendo las cosas como debería, de que voy al revés, de que es inútil seguir como voy, de que lo que mis padres y la escuela me enseñaron no sirve, de que soy francamente estúpido. No vaya usted a pensar mal de mí pues no traigo ningún problema de autoestima o de identidad personal, ni estoy diciendo que sea tonto o ignorante, tampoco tengo síntomas de pesimismo o depresión, no, simplemente digo que me siento estúpido. Esta incómoda sensación me obliga a definir la estupidez citando al diccionario de la Real Academia Española como la “Torpeza notable en comprender las cosas” así que, dado el estado que guardan este 2015 las cosas inherentes al comportamiento social, la política, la economía, la educación, la empresa, la …, la…, y muchos más “las”, declaro públicamente mi notable torpeza para comprenderlo, luego, debo ser estúpido.
Mi Estricta Formación…
Al pensar en mi proyecto de vida mi papá siempre me dijo que podía hacer lo que quisiera, lo que más me gustara, siempre y cuando me esforzara en ser el mejor “si vas a hacer algo, hazlo bien” eran las palabras textuales que sólo llegué a entender cuando empecé a ver los frutos que esa forma de actuar arrojaba. Soy pues un miembro de la cultura del esfuerzo que me permitió comprender que el verdadero significado de Aristocracia no era el de alcurnia ni de clase social privilegiada poseedora de gran riqueza material, sino el del poder del mejor. Por otro lado mis abuelos me inculcaron el sentido del honor, la probidad y el civismo como tres cualidades que distinguían al hombre bueno del malo, así que combinando sus enseñanzas desarrollé una forma de ser que me impulsa a dar lo mejor de mí, a honrar la palabra, a cumplir con mis obligaciones y a contraer solamente los compromisos que sé que cabalmente voy a cumplir.
La Consecuencia…
Debido a lo anterior y aunque sé que todavía tengo muchos defectos y cometo varios errores, es que pago impuestos, no tiro basura en las calles, trato de hablar y escribir correctamente, uso mis direccionales y me formo en la línea para dar vuelta, honro la palabra, soy puntual, soy buen pagador, no le quito a nadie lo que es suyo, hago tratos cuidando el beneficio mutuo, sirvo con buena calidad y una serie de formalidades más que ya empiezo a considerar estúpidas.
¿Seré Estúpido?…
Basado en hechos hoy compruebo que si pago lo justo no recibo a cambio lo correspondiente, que si me descuido me van a timar, que lo que otros me dicen no siempre es lo que hacen, que mi civilidad es considerada ingenuidad, que la ilegalidad no siempre se castiga o pronto se perdona, que a los retrasados se les da más plazo, que lo que me prometen no se cumple, que si exijo soy impertinente, que si corrijo soy altanero, que quienes mandan y decretan no son aristócratas, que se privilegia la ganancia sobre la calidad, que la violencia obliga a la negociación, que la imposición me la venden como democracia, que se equipara la ética con la obsolescencia, que el cinismo se olvida, que la honradez representa candidez, que la realidad se disimula con eufemismos, que la ignorancia permite la demagogia, que la intolerancia se protege con derechos, que el deber y el hacer ya no están relacionados y que el dinero es admirado con desmemoria de su procedencia, razones suficientes para justificar el sentirme notablemente torpe para comprenderlas por lo que mi sentir estúpido está plenamente justificado. Sólo faltaría hacerme la pregunta ¿No será que lo soy y el equivocado soy yo?