jueves, 21 de agosto de 2014

El Juego de la Imagen: "Chiva al precipicio" por Víctor Gordoa Fernández

EL JUEGO DE LA IMAGEN
“CHIVA AL PRECIPICIO”
Por Víctor Gordoa Fernández

La semana pasada, hablé de la crisis de imagen pública por la que atraviesan los Pumas. Lamentablemente esta semana tenemos que hablar del mal momento de percepción por el que atraviesa otro de los llamados “equipos grandes”. Este equipo es uno de los de mayor tradición y antigüedad en México, el que más campeonatos ha ganado en la historia de nuestro futbol, la institución que contrata únicamente jugadores nacionales, y por desgracia, el equipo que hoy está metido en la lucha para no descender a la Primera División A. En efecto, estamos hablando de Las Chivas.
En los últimos años, el Guadalajara se ha encargado de lanzar estímulos incoherentes a su esencia que han dado como resultado que los aficionados al futbol hayan cambiado la forma de percibirlos. ¿De quién es la culpa? La respuesta no es fácil de obtener, pero lo que sí es un hecho es que no existen pastores (en ningún nivel jerárquico) que tengan claro hacia dónde guiar al “Rebaño Sagrado”.

La imagen de la titularidad

En imagen pública, hay un axioma que dice que la imagen de la titularidad permea en la institución y este principio ha sido la gran cruz con la que ha tenido (y tiene) que cargar el Guadalajara. Cuando adquirió al equipo, Jorge Vergara era percibido como un empresario exitoso que llegaba con ideas nuevas para hacer todavía más grande la historia e imagen del club. Durante los primeros años el objetivo se cumplió, pero de pronto, el Sr. Vergara comenzó a tomar decisiones precipitadas, basadas en gustos y “melatismos” personales mismos que no iban de acuerdo con la esencia de la institución, con el objetivo a cumplir y con las necesidades que tenía la afición del equipo rojiblanco. Gracias a estas constantes malas decisiones y al comportamiento protagónico que ha adoptado en tiempos recientes, Jorge Vergara es percibido por la afición como el verdugo del equipo ya que lo consideran un tipo inestable, voluble y que no sabe de futbol.
Durante la “era Vergara” han pasado 20 entrenadores de los cuales 13 han sido destituidos en los últimos ¡dos años! Ahora, si ustedes fueran el actual DT y tuvieran cinco derrotas y al Sr. Vergara como jefe: ¿Qué tan tranquilos dormirían?

Identidad al precipicio

Chivas es el segundo equipo con más aficionados en México, y si ha dejado de tener una lucha reñida con el América por el primer lugar es porque no han podido ganar nuevos aficionados. No debemos olvidar que la afición hacia algún equipo se hace durante la niñez, y es precisamente la coherencia entre fondo (resultados) y forma (buena imagen pública) lo que atrae la atención del niño y por lo tanto decide seguirlo. Después de ver el triste papel que ha tenido el Guadalajara en los últimos torneos, ¿De verdad creen que los niños se identifican con el club?
Ya son muchos años desde que empezó la crisis dentro de las Chivas y parece que están llegando al límite. ¿Qué hará Vergara esta vez? ¿Qué decisión van a tomar los directivos? ¿Qué actitud tomarán los jugadores? Se tienen que poner a trabajar para que el equipo vuelva a estar en el sitio que le corresponde, ya que de no cambiar, seguirán llevando a la chiva directo al precipicio.


@VictorGordoaF                             imagenpublica.mx

miércoles, 20 de agosto de 2014

"Imágenes en tiempos de crisis" por Víctor Gordoa

VÍCTOR GORDOA
IMÁGENES EN TIEMPOS DE CRISIS

No sé si usted ya lo oyó pero en la última semana ya me lo dijeron tres veces, la primera en una reunión social, la otra en un documento de análisis económico que me enviaron y también me lo deslizó mi asesor financiero en reciente conversación telefónica: Viene otra crisis económica en el 2015 cuyos antecedentes se empezarán a apreciar en el último trimestre de este año y hay que estar preparados. ¿Será cierto? No lo sé, esa respuesta se la dejaré a los analistas económicos pero lo que sí sé es que soy producto de las crisis desde la del ‘76 hasta la del ’08 y que durante ellas he aprendido a reconocer la imagen de sus protagonistas para saber de quién escuchar consejo y de quién no dejarme influenciar. Los tiempos de crisis son dignos de análisis no solamente económico sino también social. Es en los tiempos malos cuando mejor se puede conocer a las personas ya que es durante ellos cuando sale a relucir la esencia escondida. Es durante las crisis cuando algunos sacarán lo mejor de sí y revelarán sus características de fortaleza y liderazgo y otros lo único que enseñarán será el cobre de sus debilidades anímicas aunque formalmente ocupen puestos de líderes empresariales o políticos. Vale la pena detenerse, analizarlos y tratar de definirlos para inferir la actitud que podremos tener frente a ellos, creo que esta vez disponemos de tiempo suficiente para reconocerlos.
En la Política...
Abro definiendo a los arribistas políticos que son aquellos que llegaron al poder gracias a su amistad con el nuevo mandamás. No tienen experiencia pero hablan como si supieran. Observan poco, hacen menos pero aparecen mucho. Su visión es a corto plazo y sólo están preocupados en aprovechar la oportunidad para colarse a la siguiente vuelta. Ellos no ven las crisis, cuando declaran se abstraen, minimizan la realidad y no se comprometen. Sigo con los incógnitos que ocupan posiciones secundarias y que sobreviven a los tiempos de cambios sexenales porque son los que saben hacer el trabajo. Toman decisiones, aconsejan bien y a veces hasta son escuchados por sus jefes. De vez en cuando algún incógnito asciende a primera fila pero a la hora de contradecir al nuevo mandamás es defenestrado. Por su experiencia ellos pueden anticipar los tiempos malos y empezar a vaticinarlos. Cierro con los intelectuales, ésos saben mucho, tienen tablas internacionales, gozan de gran prestigio pero al primer golpe emigran a otras latitudes donde pueden evitar la desgracia y ser mejor apreciados.
En la Empresa...
En el caso de los señores del dinero también encontramos diferentes arquetipos: Empiezo con el miedoso que es el que sale corriendo a la primera señal de peligro. Este hace mucho daño pues contribuye a que se acelere el proceso de caída. Sigo con el macho que minimiza las cosas. Este hace gala de su capacidad para enfrentar la crisis diciendo que no pasa nada, que pronto todo volverá a la normalidad pero la verdad es que nada teme porque nada sabe. En cuanto sienta el agua en el cuello se convertirá en el miedoso y saldrá corriendo. El farsante. Éste es el que hizo creer a todos que era importante y poderoso. En los tiempos buenos sorprendió con su crecimiento pero pocos sabían que lo estaba logrando con el dinero de otros, así que al llegar la crisis no puede sostenerse y suele caer estrepitosamente provocando el pánico entre los más débiles que inmediatamente piensan que a ellos les podría ir peor. El iluso, quien piensa que todo va a estar bien como por arte de magia. Ante la tormenta no instrumenta soluciones oportunas ni introduce cambios en su estilo de vida por lo que terminará con menos valor del que empezó. Termino con el precavido que creció en los tiempos buenos reinvirtiendo sus ganancias no pidiendo prestado, que ahorró inteligentemente para ser fuerte en los tiempos malos y que construyó su prestigio basado en resultados no en palabras. Ése aprovecha las crisis, compra barato y crece con ellas ¿En cuál de todos se ubica usted?

Rector del Colegio de Imagen Pública. Autor de El Poder de la Imagen Pública, Imagología e Imagen Vendedora.

@victor_gordoa                           www.imagenpublica.com.mx

viernes, 15 de agosto de 2014

El Juego de la Imagen: "Te pueden dejar de querer" por Víctor Gordoa Fernández

EL JUEGO DE LA IMAGEN
“TE PUEDEN DEJAR DE QUERER”
Por Víctor Gordoa Fernández

En este último año, el desempeño futbolístico de los Pumas está muy lejos de lo que solía ser en el pasado. De ser un equipo que nos tenía acostumbrados a realizar un excelente trabajo de fuerzas básicas, a ser protagonistas y firmes candidatos al título torneo tras torneo y de haber sido el primer equipo en lograr el bicampeonato en torneos cortos, los de la universidad parecen estar empeñados a destruir la buena reputación que han construido, atentando en contra de su propia esencia: Han disminuido la cantidad de canteranos que debutan, la directiva perdió el rumbo del equipo, es evidente que muchos jugadores no sienten el orgullo de portar la camiseta auriazul, y por si esto fuera poco, los resultados en la cancha son vergonzosos. Todos estos factores son los que producen que la imagen pública del equipo vaya a la baja.

La historia sin fin

La imagen de los Pumas se está viendo afectada por todos lados y está inmersa en un círculo vicioso. Por un lado, la auto percepción que se tiene al interior del equipo es negativa. (La directiva no cree en el DT, éste en sus jugadores y éstos a su vez en todos los anteriores y viceversa) Por lo tanto, es lógico que el ánimo esté por los suelos y se vea reflejado en el desempeño del equipo. Por el otro lado, al no obtener los resultados esperados, la afición se da cuenta de que algo está mal al interior del club, se comienza a frustrar y por consecuencia, cambia la forma de percibir tanto a la institución como a cada uno de sus miembros. Los seguidores de los Pumas han demostrado ser una de las aficiones más comprometidas y apasionadas del futbol mexicano. Si bien es cierto que gracias al mal comportamiento de ciertas barras y algunos pseudoaficionados no gozan de una buena imagen pública, sí se les reconoce la lealtad con la que se entregan al equipo cada fin de semana y se entiende que en estos momentos se sientan tristes, decepcionados y hasta traicionados por no recibir ninguna satisfacción a cambio de tanto apoyo. Este círculo vicioso puede no tener fin por lo que urge trabajar en el aspecto anímico del equipo para salir lo antes posible de él.

¿Cómo no te voy a querer?

Pensar en Pumas invariablemente nos remite a pensar en juventud, fuerza, entrega y pasión. Los auriazules son el orgullo de todos los egresados de la máxima casa de estudios y son símbolo de compromiso y lealtad. El verdadero reto para Pumas estará en lograr transmitir a algunos jugadores la identidad del club. Están perdiendo la esencia de ser un equipo con ideología y valores propios, que trabajaba y apostaba mucho en sus fuerzas básicas para convertirse en un equipo que contrata jugadores que no sienten los colores “apostando” a obtener resultados a corto plazo para salir de la crisis. El patronato debe ser consciente que la prioridad es recuperar la identidad y confianza de la afición, ya que aunque está comprobado que una persona cambia primero de pareja que de equipo de futbol, también está comprobado que cuando se pierde la confianza…Te pueden dejar de querer.


@VictorGordoaF                 imagenpublica.mx

viernes, 8 de agosto de 2014

El Juego de la Imagen: "Los dos lados de la moneda" por Víctor Gordoa Fernández

EL JUEGO DE LA IMAGEN
“LOS DOS LADOS DE LA MONEDA”
Por Víctor Gordoa Fernández

Desde que terminó el Mundial, se ha hablado de que varios jugadores mexicanos han recibido ofertas de clubes extranjeros. Jugar fuera del país de origen es el sueño de la gran mayoría de los futbolistas, ya que hacerlo podría garantizar el catapultar o consolidar su carrera convirtiéndolos en verdaderas celebridades. Cuando la posibilidad de salir es seria, por lo general no se habla mucho del tema y hasta toma por sorpresa tanto a los medios de comunicación como a la afición. Pero cuando ésta no es real o segura, lo único que se logra es distraer al jugador, que no esté concentrado y sobre todo, que llegue a tomar decisiones precipitadas por la “urgencia” de querer emigrar a otro país. Actualmente existen dos casos que aunque se podrían considerar similares, fueron abordados de una forma totalmente distinta. No se sabe qué va a pasar con las carreras de Alan Pulido y Raúl Jiménez, lo que sí sabemos es que pase lo que pase, ambos tendrán consecuencias en la forma de ser percibidos.

Negro.

Al regreso de Brasil 2014, parecía que había una oportunidad en puerta para que Alan Pulido saliera de Tigres para enrolarse con el Olympiacos de Grecia. Al principio parecía no haber problema alguno, pero la situación empezó a complicarse ya que el jugador encaprichado por salir de la institución, decidió abandonarla y declarar que su contrato con el club felino había terminado, afirmación que el equipo desmintió rotundamente. El caso se ha convertido en una telenovela: la FMF falló a favor del equipo regio y no dará el pase internacional al jugador, se han dado a conocer muchas indisciplinas cometidas por Pulido y éste ha demandado a los Tigres por incumplimiento de contrato. Independientemente del desenlace de la historia, la imagen pública de Alan Pulido salió perjudicada, ya que tanto la gente del futbol como la afición lo perciben como un tipo inmaduro, conflictivo y mal agradecido.

Blanco.

Es de todos conocido el acuerdo que existe desde hace varios torneos entre el América y el Porto para que Raúl Jiménez juegue en el equipo europeo, y al igual que en el caso de Pulido, no hay nada definido. La diferencia entre ambos jugadores es la madurez e inteligencia que ha mostrado Raúl para enfrentar una situación con la que claramente no está a gusto. En lugar de reaccionar de forma negativa atacando al club pidiendo que se respete el acuerdo, Jiménez decidió concentrarse en el presente y ponerse a trabajar con las Águilas para alcanzar los objetivos del equipo sin descuidar el propio. Esto ha hecho que la imagen pública de Raúl Jiménez salga beneficiada ya que tanto la gente del futbol como la afición lo perciben como un tipo maduro, profesional y agradecido con su institución.
Estos dos casos nos muestran cómo una situación similar puede tener consecuencias totalmente opuestas y que no sólo debemos cuidar que la decisión sea la correcta, sino que también sea correctamente percibida.

@VictorGordoaF                    imagenpublica.mx

jueves, 31 de julio de 2014

El Juego de la Imagen: "El Verdadero Gran Premio" por Víctor Gordoa Fernández

EL JUEGO DE LA IMAGEN
“EL VERDADERO GRAN PREMIO”
Por Víctor Gordoa Fernández
Tuvieron que pasar 22 años para que la semana pasada se anunciara con bombo y platillo el regreso del evento automovilístico más importante del mundo a nuestro país. La F1 además de ser la categoría más importante y esperada por los amantes de los coches, la adrenalina y la velocidad, es también el deporte en el que los equipos invierten una gran cantidad de dinero para realmente mejorar su desempeño y buscar alcanzar el campeonato que les traerá un mayor nivel de reconocimiento, y por consecuencia, mayores ingresos económicos ya que los patrocinadores buscarán ligar su imagen con la de una escudería exitosa.

La tercera es la vencida

En México, el Gran Premio se canceló en un par de ocasiones: La Primera (1970), se dio gracias a que al público que se encontraba en las gradas no se le ocurrió mejor idea que invadir tanto la pista como el área de “pits”, sin olvidarnos del perro callejero que quería ver la carrera más cerca. La segunda (1992), se tuvo que cancelar ya que el autódromo no cumplía con las regulaciones que la Federación Internacional del Automóvil (FIA) exigía aunque se dijo que México había pedido su salida del calendario de la F1 por ser demasiado costosa.
En noviembre del 2015 las puertas del autódromo se volverán a abrir para recibir de nueva cuenta a la F1, tenemos que darnos cuenta y ser conscientes que ésta es la última oportunidad para reivindicar la imagen de nuestro país ante el mundo del automovilismo internacional.

Una nueva “primera impresión”

Para que la F1 considere a una ciudad como parte de su calendario, analiza tanto factores de infraestructura como económicos. En este caso, Grupo CIE, el Gobierno Federal, el Gobierno del Distrito Federal e importantes patrocinadores lograron regresar el Gran Premio a la Ciudad de México. Se firmó un contrato a 5 años, lo que nos habla del gran interés que hay en que sea una carrera que quede permanentemente en el calendario de la máxima categoría. Se realizará un desembolso económico muy fuerte, pero estoy seguro de que éste no corre ningún riesgo ya que durante el evento tanto organizadores como aficionados lograremos demostrar que tenemos la capacidad, la calidad y sobre todo la educación que los pertenecientes a la F1 deben tener.
El automovilismo es un deporte muy popular en nuestro país, y el hecho de que participen 2 pilotos mexicanos (esperemos que para ese entonces sigan) le imprimirá mayor emoción e interés de nuestra parte. Faltan todavía 15 meses, pero es muy claro que todo está puesto para que México vuelva a tener una excelente imagen pública ante las autoridades de la Fórmula 1 logrando que esto sea su verdadero gran premio.

@VictorGordoaF                     imagenpublica.mx

miércoles, 30 de julio de 2014

"¿Cómo mejorar la imagen del DF?" por Víctor Gordoa

VÍCTOR GORDOA
¿CÓMO MEJORAR LA IMAGEN DEL DF?

Mi Amada Amante…
A ella la conocí en el inicio de los años cincuenta y la recuerdo bella, muy segura y siempre bien cuidada. Sus cualidades saltaban a la vista de tal forma que el impacto que producía en quienes la conocían era inmediato. Muchos probaron las mieles de sus bondades y quedaron tan prendados de su hermosura y las oportunidades que a todos ofrecía que después de conocerla decidieron ser sus amantes y quedarse con ella. Compartirla con tantos no ha sido fácil ya que con ella crecí, jugué, estudié, bailé, reí y la sentí tan mía que jamás pasó por mi cabeza dejarla por otra. Vamos, la pasé tan bien en su compañía que en cuanto gané mis primeros pesos trabajando, decidí compartirlos con ella pues lo merecía. Sin embargo con el paso de los años ella empezó a cambiar, tal vez tan ocupada estuvo con tantos amantes que ni ella misma se dio cuenta de su horrible transformación. De entrada engordó demasiado y empezó a oler a muchos perfumes diferentes, tantos que su aroma a flores, árboles limpios y agua fresca se convirtió en algo nauseabundo. El vértigo que significó su gran popularidad hizo que su otrora bella cara se llenara de granos y cicatrices. Su vestuario siempre tan cuidado empezó a decolorarse hasta adquirir un tono gris permanente, dejó de maquillarse y su antes luminoso cabello perdió abundancia y esplendor. Por supuesto que perdió su gran seguridad. Algunos dicen que la causa fue la actuación de muchísimos amantes que la descuidaron. Otros que fue la insuficiencia de recursos que necesitaba, los más que fue la perversión de algunos amantes poderosos que empezaron a explotarla y a hacerse de lo que producía para beneficio personal. Yo no sé a ciencia cierta qué haya sido, sólo sé que siento que la estoy perdiendo porque ya no salgo a bailar con ella, que ahora ya me causa más emociones negativas que pasión y que los restos que quedan de ella me causan pena y dolor, insufrible dolor.
Actitud Propositiva…
Por supuesto estoy hablando de mi amadísima Ciudad de México, el espacio que decididamente no quiero perder simplemente porque no me imagino viviendo en otro lugar, aquí he echado raíces familiares muy profundas y he invertido todo el capital que en cuarenta años de trabajo he generado y como no quiero quedarme cruzado de brazos ante el negro panorama que yo como tantos otros avisoro voy a proponer tres estrategias que remedien a corto plazo el deterioro de la ciudad, la pérdida del patrimonio político del actual Jefe de Gobierno y el grave riesgo de que el partido político que lo llevó al poder pueda perderlo. Me gustaría pensar que al menos por estas dos últimas razones los involucrados podrían estar interesados en trabajar.
Tres Estrategias Inmediatas…
Como Consultor en Imagen Pública y con conocimiento de causa detecto tres áreas de trabajo urgente que producirían un cambio favorable en la percepción sobre el Jefe de Gobierno y su partido y además mejorar la imagen del DF: 1) Mejorar la vialidad con énfasis en bacheo, ordenamiento de topes y del existente transporte público que ellos mismos controlan. 2) Señalización de sus calles y rumbos, ella simplemente no existe y la poca que hay es surrealista. 3) Verificación vehicular basada en la eficiencia mecánica de los vehículos no en su antigüedad. Todos los capitalinos sabemos que la nueva política en esta área ha sido causa de impopularidad inmediata. Sé que existen muchas otras áreas importantes que atender, pero estas tres por su alta visibilidad y gran impacto emocional darían resultados positivos rápidos. Queda suficiente tiempo y hay dinero, así que… Jefe Mancera, usted tiene la palabra.

@victor_gordoa                    imagenpublica.mx

miércoles, 23 de julio de 2014

El Juego de la Imagen: "Imagen de Campeón" por Víctor Gordoa Fernández

EL JUEGO DE LA IMAGEN
“IMAGEN DE CAMPEÓN”
Por Víctor Gordoa Fernández
Hace apenas una semana y media, Alemania se coronó como el campeón del Mundial de Brasil 2014. Esto para nadie fue una sorpresa ya que a través de la historia han demostrado ser un pueblo que se rige por dos palabras: disciplina y perseverancia. Una vez terminada la Segunda Guerra Mundial, los teutones tuvieron que aprender a reconstruirse sin la ayuda de nadie. Sola, destruida y cuestionada como nación, Alemania tuvo que sacar fuerzas para levantarse y poder lograr “El milagro alemán”. Así es como se conoce en la historia a la perseverancia y el trabajo en equipo que convirtieron a este país en la potencia europea que conocemos y admiramos hoy en día. Para ellos, la constancia, el orden y la disciplina son valores culturales que aplican en todos los ámbitos incluyendo el futbol. Es por esto que la cuarta estrella en el uniforme del equipo alemán es una muestra de que el respeto de la esencia más el trabajo siempre tendrán como resultado conseguir satisfactoriamente el objetivo trazado.

Cimientos sólidos

Después de ocho finales jugadas, todos los equipos deberían de voltear a ver y tratar de imitar un poco lo que la Selección Alemana hace. Han logrado que la imagen del equipo, jugadores y cuerpo técnico sea coherente con la imagen que el mundo tiene de su país ¿o no? Por lo tanto, es lógico que hayan invertido alrededor de 40 millones de dólares en construir en Bahía (Brasil) un hotel, un centro de salud, un campo de futbol y una carretera. O bien, que se les haya visto conviviendo con la gente local, misma que resultó beneficiada ya que todo lo construido por los teutones fue donado para mejora y bienestar de la comunidad que los acogió. Este tipo de detalles son golpes propagandísticos muy efectivos que logran que su imagen pública sea cada vez más sólida ya que reafirman el mensaje de que Alemania es una nación solidaria, con valores y sobre todo, agradecida.

Perseverancia

La Selección Alemana entiende a la perfección que son un equipo y por lo tanto trabajan como tal. Sin protagonismos. Cada quien sabe y hace lo que tiene que hacer respetando su posición y papel dentro de la cancha. Prácticamente ha sido el mismo equipo durante ocho años, por lo tanto, es de los pocos casos en los que realmente se puede hablar de la existencia de un plan de trabajo a largo plazo en el que se le da continuidad a los jugadores, a su estilo de juego y por supuesto al entrenador quien en este caso lleva una década dentro de la institución. Desde el 2004 Joachim Löw ha estado involucrado directamente con la Selección Alemana ya que formó parte del cuerpo técnico de Klinsmann. Una vez terminado el Mundial del 2006, Löw fue nombrado DT y aunque al principio se decía que no era la persona ideal para ocupar el cargo, logró permanecer y ¡hoy es campeón del mundo!
En este Mundial, los alemanes reafirmaron su lugar como potencia mundial en el futbol pero “revelaron” que la disciplina, el trabajo y la perseverancia son su secreto para triunfar. Ojalá los demás equipos hayan aprendido aunque sea un poco, porque si no, El futbol seguirá siendo un deporte en el que juegan once contra once y siempre gana Alemania.

@VictorGordoaF                               imagenpublica.mx

miércoles, 16 de julio de 2014

"Lecciones de imagen del mundial" por Víctor Gordoa

VÍCTOR GORDOA
LECCIONES DE IMAGEN DEL MUNDIAL

Yo, como casi todos los hombres del planeta, me siento como perro sin dueño después de la borrachera de futbol que vivimos durante más de cuatro semanas. A partir de ahora reunirnos con los amigos con el permiso familiar pre aprobado, gozar de cierta laxitud en el trabajo y disfrutar sin medida hasta las repeticiones de lo mejor del mundial ya no será posible sino hasta dentro de cuatro años, periodo que desde ahora empezaremos a descontar. La fiesta del hombre (y por lo visto en la tele, de muchísimas bellas mujeres) ya terminó, pero no las reflexiones de muchos analistas que desde su óptica personal darán todavía algo de batalla futbolera esta semana. He aquí las mías, por supuesto desde el punto de vista de la Ingeniería en Imagen Pública.
Asunto de Estado…
1) Una Justa deportiva del tamaño del Campeonato Mundial de Fútbol se convierte en un asunto de estado del que deben estar pendientes los mandatarios de cada país involucrado para saber aprovecharla en beneficio de su imagen pública. Basta tan sólo recordar el gran evento que el Presidente Enrique Peña Nieto le organizó a la selección mexicana antes de irse o de haber visto en la final a la mismísima canciller alemana Angela Merkel celebrando el gran gol de Mario Götze y después tomándose una selfie que Sami Khedira subió a Facebook. En propaganda eso se llama lograr la imagen de “gente como uno” y por identificación lograr la simpatía popular. 2) Como no siempre lo esperado se convierte en realidad y no existe el enemigo pequeño, siempre debes estar preparado para hacer de la tragedia una circunstancia que engrandezca tu imagen pública y de los golpes de la fortuna una oportunidad que la eleve en ese preciso momento, pues tal vez no se te vuelva a presentar. Nadie contaba en sus quinielas con que países campeones como España, Italia e Inglaterra se quedarían en la orilla prematuramente, o que las peores golizas del mundial las recibirían colosos como España o Brasil, países que aceptaron su humillación sin enviar mensaje alguno que los engrandeciera en la derrota. Tampoco nadie previó que el pequeño Costa Rica se convertiría en estrella relevante por lo que no se aprovechó su momentánea preponderancia para construir un mensaje positivo que hubiera tenido penetración y resonancia a nivel mundial. En cuestiones de imagen pública se debe de saber manejar tanto la proactividad como la inmediata reacción.
Esencia y Equipo…
3) Las grandes imágenes individuales cuando no cuentan con el respaldo de un equipo sirven de muy poco, se desgastan rápido y acaban deterioradas. Recordemos las caras de Cristiano Ronaldo el día que dejaron fuera a Portugal, de Neymar abandonando en camilla la cancha o del gran Messi aún cuando estaba recibiendo el premio al mejor jugador ¿Eran las imágenes del éxito que su sola presencia auguraba? No, todo lo contrario. En cambio un James Rodríguez que contó con el respaldo de toda su Colombia ganó perdiendo, o el Team alemán que sin una figura preponderante pero con eficiencia en todas sus piezas, dejó clara la imagen de que las máquinas teutonas son poderosas o ¿Alguien duda de que es así? Pues ahora, menos. 4) Por más alto perfil que tengas, por más nota que des, si no hay esencia que te respalde tarde o temprano tu imagen se derrumbará. Pongo como ejemplo las diferentes maneras de celebrar del Piojo Herrera y de Joachim Löw, del comportamiento de la afición mexicana tirándose de un barco, siendo encarcelados en Brasil por pendencieros y abusivos o insultando al rival y luego victimizándose ante las burlas producto de la derrota o la imagen del futbolista uruguayo Luis Suárez mordiendo a su rival y luego reaccionando con cobardía y engaño ¿Sirvió de algo su gran visibilidad? Qué lástima ¿Verdad? Así de cruel es el terreno de la imagen pública.

@victor_gordoa                     imagenpublica.mx