martes, 24 de marzo de 2015

"El Cuento de la Princesa Aristegui" por Víctor Gordoa

VÍCTOR GORDOA
EL CUENTO DE LA PRINCESA ARISTEGUI


He esperado un tiempo necesario desde que estalló la bomba mediática Aristegui-MVS para utilizarlo en leer, investigar la percepción en torno suyo y analizar los elementos del caso que me permitieran establecer una relación con el conocimiento de la Ingeniería en Imagen Pública y entonces emitir una opinión fundamentada. He aquí mis conclusiones: Carmen Aristegui ha conseguido una nueva nota que la tiene en boca de todos, esta vez dentro de una historia en la que ella es protagonista sin haberlo pretendido y sin haber tenido que realizar un trabajo profundo de investigación para sustentarla, simplemente se ha visto despedida del programa radiofónico que más rating tenía dentro del espacio matutino ampliamente competido y que para la empresa para la que trabajaba significaba un poderoso baluarte en el terreno de la libertad de expresión. ¿Qué pasó verdaderamente? Eso ni usted ni yo lo sabremos a ciencia cierta pues los ríos de tinta que hasta ahora se han vertido en torno al caso plantean el asunto como un diferendo de opinión entre lo que la concesionaria radiofónica MVS cree que es lo correcto y lo que Carmen cree que es lo debido, argumento que francamente se me antoja pueril pues las diferencias entre ambas partes podrían haberse arreglado fácilmente en torno a una discreta sala de juntas y asunto concluido; sin embargo no fue así y ahora se ha tendido un escenario en el que Carmen resulta percibida como la parte agredida, victimizada y soportada por la opinión pública y MVS queda como la villana ofensora que está cometiendo un abuso aún en contra de sus propios intereses económicos y sociales con el aderezo de la sospecha de que tal vez esté respondiendo a presiones superiores a sus fuerzas. Recuerden que ha quedado establecido que la verdad está oculta y que hablo acerca de la percepción generalizada que MVS tendría que haber previsto antes de haber actuado como lo hizo.
Un Simple Cuento…
El terreno de la imagen es el de la percepción y en él lo que importa es lo que cree quien percibe, no lo que verdaderamente sea lo percibido ¿suena cruel? probablemente pero yo no hice las reglas del juego, las hicimos entre todos simplemente porque así somos los seres humanos, recibimos estímulos que decodificamos implantando una imagen mental en nuestra cabeza para desde ahí emitir una opinión y determinar cuál es “nuestra verdad” aunque no coincida con la “verdadera verdad”. Apliquemos esto a la historia que nos ocupa y resulta que es vista como un cuento en el que la buena y bella princesa ha sido atacada por una bruja que realmente es un rey malévolo enemigo que usando los poderes de la magia negra se ha transformado en la villana que la ha dormido y la ha desterrado a la tierra del nunca jamás. Ella parece ya no tener salvación peeero...
Sustento del Caso…
Voy a detallar a continuación los elementos de Ingeniería en Imagen Pública que están involucrados en el Caso de la “Princesa Aristegui” que me permiten afirmar que va a salir no solamente indemne sino fortalecida de este controvertido asunto. 1) Carmen Aristegui ha construido una sólida imagen pública a través de la coherencia entre su decir y su hacer. 2) Los valores morales que la sostienen en este caso son su Credibilidad y la Solidaridad hacia sus compañeros de trabajo despedidos antes que ella. 3) Su imagen pública está sustentada en una esencia percibida como profesional, valiente y honesta, no en balde la institución académica que presido le otorgó el Premio Nacional de Imagen Pública en la categoría Comunicación. 4) La misma historia ya la ha vivido anteriormente y ha vuelto bien y mejor. 4) El momento político que está viviendo el gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto lo hace susceptible de recibir cualquier sospecha, esté fundamentada o no, por lo que tiene que actuar. Por todo esto doy mi diagnóstico: Carmen regresará, aparecerá un “príncipe ganón” que tendrá el valor de rescatarla y entonces se tendrá el final feliz que todos desean ver, así que el cuento todavía no termina, sólo se trata de una necesaria pausa dramática.

viernes, 20 de marzo de 2015

El Juego de la Imagen: "El Deportista Ideal" por Víctor Gordoa Fernandez

EL JUEGO DE LA IMAGEN
EL DEPORTISTA IDEAL
Por Víctor Gordoa Fernández

Es común imaginar el cuarto de un niño o adolescente aficionado a los deportes decorado con pósters de sus ídolos: desde el Chicharito hasta las máximas figuras como Pelé o Maradona. También es común ver jóvenes (y no tan jóvenes), vestir playeras de futbol con el número y apellido de otras grandes estrellas como Casillas, Messi o Cristiano Ronaldo. Niños y adultos sueñan con la vida de estas luminarias del deporte, con sus éxitos y hasta con imitar su vestimenta, ademanes y sus estilos de vida. Sin embargo… ¿no estaremos concediéndoles más valores y virtudes de las que suelen encarnar? ¿No estaremos alentando en los niños la imitación de valores y conductas que distan mucho del espíritu deportivo original?

LA IMAGEN DEL HÉROE
¡Voluntad! ¡Paciencia! ¡Perseverancia! Estos podrían ser los valores vinculados a los atletas. Seguramente estamos de acuerdo en que se necesita mucho de cada una de estas cualidades para ser un deportista de alto rendimiento. Todos suponemos que la voluntad es aquello que permite a una persona ponerse metas más allá de lo posible y de los límites corporales. La paciencia es necesaria para permitirle al individuo esperar a que lleguen las oportunidades, a no tirar la toalla, a saber que la fama o el éxito no aparecen de un día para otro. La perseverancia es la tenacidad para intentar algo una y otra vez sin considerar qué tan largo es el camino, es la pasión por no dejarse vencer sin importar que se tenga que luchar contra viento y marea. Si para encarnar a alguien heroico le sumamos valores como la sencillez y la honestidad, entonces tendríamos a un deportista que no se siente superior porque sabe que puede fallar como cualquier otro ser humano y que no está dispuesto a manchar un juego limpio.

LOS ÍDOLOS CON PIES DE BARRO
Por desgracia, estas características pertenecen más a personajes notables en la historia como Gandhi o Nelson Mandela, que a ídolos del deporte. Lo que vemos en la gran mayoría de los que están en portadas de revistas, en anuncios de televisión y en los pósters decorativos de las recamaras de los adolecentes es un alto porcentaje de moda y estilo de vida, pero poco compromiso con la sociedad, con las metas deportivas y con el trabajo diario para cumplirlas. Muchos de nuestros deportistas nacionales son más conocidos por sus escándalos sexuales, sus problemas con el antidoping, por sus pleitos con los entrenadores o por sus derroches económicos que con sus actos de tenacidad, voluntad o de honestidad; los deportistas idolatrados son hábiles físicamente, pero no siempre tienen el interés y la constancia para superar sus logros.
La lógica nos dice que cualquier deportista profesional debería cumplir y ser fiel ejemplo de los valores antes mencionados, pero la realidad es totalmente distinta. Por desgracia seguiremos esperando al deportista ideal, al héroe de las multitudes, a aquel que respalde su imagen pública con una esencia honorable, y sirva de verdadero modelo para niños y adultos.

Para conocer más sobre la Imagen Pública visita imagenpublica.mx

jueves, 12 de marzo de 2015

El Juego de la Imagen: "El coche que habla". Por Víctor Gordoa Fernández.

EL JUEGO DE LA IMAGEN
EL COCHE QUE HABLA
Por Víctor Gordoa Fernández

Todos hemos visto en la TV, en los periódicos o en las revistas algún reportaje de color que tiene como objetivo mostrar a la audiencia algo de la vida privada de los deportistas profesionales para que la gente los conozca un poco mejor. Estos, principalmente se centran en sus hobbies o gustos personales e invariablemente aparecerá un elemento que habla mucho más de ellos de lo que pudiéramos creer: Su coche. Es bien sabido que lo primero que hace un deportista en cuanto empieza a ganar dinero como profesional es salir corriendo a la agencia para comprarse un coche que demuestre el nivel de éxito que ha alcanzado, ya que este será el principal diferenciador entre él y los jugadores de fuerzas inferiores. Elegir un modelo en específico puede ser complicado por lo que esto representa, pero la elección del color será muy sencilla ya que se estará haciendo basado en gustos personales. Ahora, alguno de ustedes ha pensado ¿Qué comunica el color de su coche?
ROJOS Y AZULES…
El rojo, es el color de la sensualidad, el entusiasmo, el peligro y la excitación sexual. Estas características lo convierten en uno de los más populares para los coches deportivos, símbolo del éxito masculino. A las personas que eligen el color rojo se les considera extrovertidas, que se dejan llevar por el impulso, más que por la reflexión. Debido a que el rojo llama en mayor grado la atención, se debe de controlar su exposición ya que su gran intensidad cansa rápidamente. El azul; actualmente llevamos vidas muy activas, excesivamente movidas y llenas de tensión debido a la espera en medio del tráfico y la contaminación. Cuando nos encontramos en esta situación y buscamos serenidad, nos vamos (o al menos eso deseamos) al mar o nos tiramos a ver el cielo. Esa sensación de tranquilidad se asocia con el color azul, el color del infinito y de los sueños, simboliza sabiduría, confianza y seguridad, se asocia con personalidades enfocadas a la vida interna y a la inteligencia. No fatiga los ojos y al ser el más frío de los colores repele al calor.
EL MÁS VENDIDO…
El gris plata, este no es un color, sino la transición entre el blanco y el negro por lo que representa equilibrio. Comunica poder, nobleza, distinción y riqueza de una manera sutil. Las palabras con las que se relacionan las personas que eligen el gris plata en su automóvil son: sensatez, experiencia, sentido común y el justo medio entre mentalidad y emotividad, entre actividad y pasividad. Este color se ve bien en cualquier auto, desde el deportivo más equipado, hasta el sedán más austero.
BLANCO O NEGRO…
Ambos son considerados neutros. El blanco es la síntesis de todos los colores, significa perfección, pureza y verdad. En coches se considera eficaz, el único problema es que se ensucian fácilmente y los golpes y rayones son más visibles por lo que hay que ser el doble de cuidadoso. El negro a pesar de ser el color de la muerte y la noche, es también el color de la seducción. A las personas que eligen este color en su coche se les considera ser honestas, serias y sobre todo elegantes. Pues bien, la próxima vez que compres un coche, toma en cuenta estas características porque aunque no quieras hablarán por ti.

Para conocer más sobre la Imagen Pública visita imagenpublica.mx

@VictorGordoaF                                                      www.imagenpublica.mx

miércoles, 11 de marzo de 2015

¿Placer y Negocios? ¡Sí se puede! por Víctor Gordoa

VÍCTOR GORDOA
¿Placer y Negocios? ¡Sí se puede!

En esta ocasión voy a alejarme de la saturación del tema político para ofrecer a tanta gente que sí trabaja algo más útil: Conocer algunas reglas que les permitan crear mejores relaciones humanas en los negocios. Las reuniones a comer surgieron como un recurso que favorece el establecimiento de relaciones interpersonales más cálidas que agregan el factor humano a las muchas veces áridas operaciones empresariales. El problema es que con estos encuentros surgió la inquietud de saber comportarse de manera apropiada dentro de un protocolo que cuide la imagen pública de la empresa y de sus ejecutivos.
¿Desayunar o comer?...
Lo primero que se deberá decidir es si la invitación se hará a desayunar o a comer y para ello deberemos de conocer los pros y los contras de cada opción. Se invitará a desayunar cuando el presupuesto del que se disponga sea menor, cuando el tiempo sea poco y finalmente cuando desee conservar la claridad mental, pues en los desayunos no se toman bebidas alcohólicas. Por otro lado, si usted dispone de tiempo, presupuesto y quiere "calentar" todavía más la relación de negocios, entonces invite a comer a su cliente Dejo muy claro que si usted solamente está interesado en tratar el negocio que le ocupa entonces no invite a comer, cite a su contraparte en la oficina y vayan al grano. Las comidas de negocios se hacen para favorecer el conocimiento interpersonal en una cultura en la que para hacer negocios primero se debe establecer una amistad.
Comidas con mujeres…
Como cada vez son más las mujeres empoderadas, es común que sean ellas quienes invitan o son invitadas a comer de negocios. Un hombre de negocios jamás deberá hacer sentir a su contraparte mujer que la comida podría ser también una cita social ¡sería un error estratégico fatal que podría costar la pérdida de un contrato! Así que caballeros, eviten las galanterías que tendrían con una mujer (como si la estuvieran cortejando) y compórtense igual que como lo harían con un hombre. Estará prohibido saludarlas de beso, tomarlas del brazo, tocarles el cabello, encenderles el cigarrillo sobre todo tocando su mano, acompañarlas hasta la puerta del baño y cualquier otra práctica que les pudiera incomodar. Las mujeres por su lado deberán comprender que en los negocios no hay género por lo que deberán de tomar las mismas iniciativas que tomarían los hombres, incluso la de pagar la cuenta cuando sean las anfitrionas.
Consejos básicos…
Escojan siempre los mismos lugares para comer, hagan una lista de los mejores restaurantes que serán aquellos en los que les brinden la mejor relación calidad precio que puedan pagar. Sean puntuales, la puntualidad es el reflejo del interés, así que mejor planeen bien todas las contingencias que pudieran enfrentar en el trayecto al restorán de tal manera que siempre lleguen a su cita a comer antes que su invitado. Recuerden que el anfitrión será el último en ordenar y que siempre será respetable que alguien no beba bebidas alcohólicas, pero recomiendo que si su invitado lo quiere hacer, nunca lo deje beber sólo. Si usted es el que no bebe de todas formas ordene algo, no importa que después sólo finja dar unos sorbitos. Recuerde que el objetivo de la comida con clientes es el de construir una amistad por lo que le recomiendo que no vaya directo a la plática de negocios, esa déjela para el postre, momento en el que, sin mucha presión de su parte, intentará llegar a un acuerdo preliminar que podrá formalizar después, así que no habrá prisa de hacerlo en la comida... tarde o temprano el negocio se cerrará y de mejor manera. Buen provecho.

viernes, 6 de marzo de 2015

El Juego de la Imagen: "Marcaje Personal". Por Víctor Gordoa Fernández.

EL JUEGO DE LA IMAGEN
“MARCAJE PERSONAL”
Por Víctor Gordoa Fernández

Todos los años aparecen listas, rankings, estudios, y publicaciones que muestran los ingresos económicos que obtuvieron personajes destacados en distintos sectores como: el empresarial, el tecnológico, el artístico, el financiero, el político y por supuesto el deportivo. Si analizamos los casos de los nombres que integran esta última categoría, nos podemos dar cuenta de que un alto porcentaje del total de las cifras que se mencionan provienen de otras actividades que no son precisamente el deporte. Los deportistas profesionales reciben una gran cantidad de dinero por patrocinios, conferencias, firmas de autógrafos, partidos de exhibición y por supuesto de la más lucrativa e importante...

LA PUBLICIDAD
Hace más de 5 décadas las empresas descubrieron que asociar sus marcas y productos con la imagen pública de un deportista exitoso les traía grandes beneficios, ya que el simple hecho de que éste los avalara era razón suficiente para que el consumidor fuera a comprarlos. Los tiempos han cambiado pero la forma de tratar de atraer la atención de los clientes por parte de las marcas es la misma y seguirá siendo mientras exista la necesidad humana de identificarse con alguien al que se admira. Existen muchos ejemplos que demuestran el correcto uso del aval de marca, siendo el caso David Beckham el más importante de los últimos años. Pero también existen otros tantos en los que se ha tenido que terminar parcial o totalmente la relación porque alguna de las dos partes estaba siendo perjudicada directamente por los actos de la otra, como por desgracia le sucedió en su momento a Nike con los casos de Tiger Woods, Lance Armstrong y Oscar Pistorius, en los cuales, la marca reaccionó a tiempo, supo manejar la crisis y tomó las medidas necesarias para salir bien librada de los escándalos de sus patrocinados. Independientemente de estos casos que llaman nuestra atención, es un hecho que para todos nosotros es “normal” ver a deportistas anunciando algún producto o servicio, pero alguien se ha preguntado: ¿Cuál fue el factor principal para que esa marca lo eligiera a él y no a otro?

SU IMAGEN PÚBLICA
Hemos visto en esta columna que imagen es percepción y que para poder tener credibilidad debe existir la coherencia entre ser y parecer. Esto, es justamente en lo que más se fijan y evalúan los directivos de las grandes corporaciones al tener que tomar la decisión de seleccionar al atleta con el que quieren ligar su imagen pública. Pero por otro lado, el deportista debe también de analizar si el tipo de marca con la que se va a relacionar es la más adecuada para la proyección de su carrera y dejar la remuneración económica en segundo plano (entiendo lo difícil que esto puede ser), ya que el público al ver el anuncio en los medios de comunicación, hará de forma inconsciente una relación entre la marca y el deportista, y si esta le gusta, seguramente realice la acción de compra, pero si hay algo que no “le checa”, la respuesta será la contraria. Por lo tanto, las dos partes son muy importantes y deben entender la gran responsabilidad que adquieren al aceptar la relación comercial, ya que si alguna de ellas se viera involucrada en un suceso que influyera negativamente en la opinión pública, automáticamente estaría dañando gravemente la posesión más valiosa e invaluable que ambos tienen… Su reputación.

Para conocer más sobre la Imagen Pública visita imagenpublica.mx

jueves, 26 de febrero de 2015

El Juego de la Imagen: "Juego, Set y Partido". Por Víctor Gordoa Fernández

EL JUEGO DE LA IMAGEN
JUEGO, SET Y PARTIDO
Por Víctor Gordoa Fernández

“Se busca mujer joven que juegue bien al tenis, tenga cara y cuerpo de modelo, posea la infraestructura profesional que pueda soportar un contrato de explotación mundial, y quiera ganar fama además de muchos millones de dólares”. Este podría ser un anuncio que sirviera para reclutar a representantes de la veta de oro en el deporte: Las tenistas guapas que llegan al máximo circuito de torneos acompañadas de un equipo formado por un entrenador personal, su agente de ventas, un abogado, un asesor en imagen y en muchos casos... un pariente parásito.
Juego.
Si bien la imagen pública personal es muy importante y dentro de ella la imagen física juega un papel fundamental, debemos recordar que su sustento es la esencia. Es el fondo en el que se basa la forma. Tener una excelente imagen pública sin el apoyo de un talento verdadero tiende hacia los terrenos del engaño profesional y que al contrario, la posesión del mismo talento pero sin el apoyo de la imagen pública, lo hace algo inútil que difícilmente traería un beneficio económico. Para el caso deportivo que nos ocupa, lo más importante para triunfar en grande siempre será que la joven juegue bien al tenis y después que sea bella, tal es el caso de María Sharapova, (quien por cierto está de vacaciones en el Abierto Mexicano que se juega en Acapulco), Victoria Azarenka, Maria Kirilenko, Ana Ivanovic, y por supuesto la pionera del glamour en el tenis, Anna Kournikova, quien mejor se retiró de las competencias debido a que la imagen le redituó más que el deporte.
Set.
Jugadoras buenas por supuesto que sí, pero no tan guapas. Recordemos nombres como Martina Navratilova, que lo que menos tenía era ser femenina, a Steffi Graff cuyo físico no era del todo agraciado pero terminó siendo de la exclusividad de André Agassi o la argentina Gabriela Sabatini, quien era muy atractiva, pero nada que ver con lo que encontramos en la actualidad. Todas ellas gracias a su talento, explotaron su imagen personal en terrenos limitados a productos deportivos o neutros. Es cierto que también ganaron muchos millones de dólares, pero comparados con los estándares que pueden ganarse hoy representan cacahuates.
Partido.
La diferencia ahora es que la belleza física y la feminidad se suman al talento para llevar a las tenistas a pasarelas, portadas de revistas de moda y escenarios a los que antes no accedían. Hoy no solamente las compañías de artículos deportivos o relojes andan tras de ellas sino los grandes fabricantes de cosméticos, perfumes, accesorios y ropa de todo tipo. El tenis es el pretexto para despertar las aspiraciones de mujeres que sin tener algún nexo con el deporte desean verse como las tenistas: increíblemente bellas además de femeninas, atractivas, sanas, hábiles, fuertes, independientes y triunfadoras. Todos estos mensajes envían las tenistas de la actualidad. Por eso, tiene lógica que estén siendo buscadas por muchas marcas para ser su imagen intentando atraer con ellas a más compradores. Solo existe un problema: las modelos profesionales y las artistas deben estar muy preocupadas pues tienen en ellas a sus más peligrosas rivales.
Para conocer más sobre la Imagen Pública visita imagenpublica.mx

@VictorGordoaF                                                  www.imagenpublica.mx

martes, 24 de febrero de 2015

"Tu calidad habla por ti" por Víctor Gordoa

VÍCTOR GORDOA
Tu calidad habla por ti

¿Qué opinaría de una pizzería que le entregó mal su pedido? ¿Qué de la tintorería que le echó a perder un vestido? ¿Le parece agradable hacer cola en un banco por más de una hora? o ¿que un mesero le atienda de malas? ¿Le gustan los segundos pisos de la CDMX? Y ¿Qué tal funcionan sus accesos “automatizados” que más bien parecen casetas de cobro al estilo de mediados del siglo pasado? ¿Qué opina del tiempo que se tarda la autoridad en tapar un bache? ¿Le gusta tener que ir a hacer un trámite a una dependencia de gobierno? Las respuestas para todas estas preguntas serían: mal, no, no sirven, no me gusta y por lo tanto usted ha configurado una pésima imagen de todas esas personas o instituciones que le han servido mal. Por el contrario ¿Qué tal cuando un prestador de servicios cumple con aquello a lo que se comprometió en tiempo y forma? ¿Qué opina del empleado que lo siguió para darle el objeto que había dejado olvidado? ¿Le gustó haber comprado aquél producto que le duró mucho funcionando correctamente? Obviamente la respuesta es sí. La característica que está detrás de cada una de las preguntas anteriores se llama Calidad y la encontramos en sus acepciones de buena y mala, y ambas inciden de igual manera en la imagen de cualquiera..
Cualidad Escasa…
La buena calidad tanto en productos como servicios es muy difícil de encontrar hoy en día por diferentes razones entre las que encuentro: La baja de costos de producción en aras de ofrecer un precio competitivo, el alto costo que tienen los buenos materiales así como las personas altamente calificadas, ambas comprensibles cuando tu nicho de mercado es bajo, pero cuando se trata de algo caro pero malo o se trata de servidores públicos que tendrían que cumplir con el pacto social convenido, es la pérdida del compromiso con el hacer las cosas bien lo que está dando al traste con todo, de ahí la mala imagen que formemos de aquellos implicados en semejante desastre.
Juego Difícil…
En el terreno de la imagen pública las cosas son lo que parecen ser, suena cruel e injusto, lo sé, pero es imposible evitar que cuando percibimos algo inmediatamente lo evaluemos y seamos capaces de hacerlo de manera inmediata sin detenernos a pensar racionalmente al respecto, simplemente escogiendo si lo percibido nos gustó o no nos gustó y con base en esa preferencia personal decidiremos cualquier acción que corresponda de nuestra parte hacia lo percibido. Es sorprendente la simpleza con la que decidimos por quién votar, a quién contratar, qué comprar y hasta con quién queremos vivir en pareja. Como imagen es percepción, la problemática real que implicará el proceso de construcción de una imagen pública estará radicada en cómo resolver el asunto de gustar a los demás para que nos escojan y es ahí donde la buena calidad es pieza clave.
Calidad en la Esencia…
Para ayudar a los demás a resolver ese problema es que nació la Ingeniería en Imagen Pública con la propuesta de diseñar y producir los procesos verbales y no verbales de estimulación de audiencias que de todas formas realizarán las personas o instituciones con el fin de que sean coherentes y de que ¡por fin! estén basados en la esencia personal o institucional, elemento indispensable que deberá incluirse en el proceso para que entonces la imagen tenga sustento. La entrega de buena calidad debería ser parte esencial de todas esas personas o instituciones que de alguna manera sirven a los demás, pero por desgracia esa cualidad es cada vez más escasa y ante ello no hay trabajo de Ingeniería en Imagen Pública que pueda fructificar.

@victor_gordoa             imagenpublica.mx