jueves, 26 de febrero de 2015

El Juego de la Imagen: "Juego, Set y Partido". Por Víctor Gordoa Fernández

EL JUEGO DE LA IMAGEN
JUEGO, SET Y PARTIDO
Por Víctor Gordoa Fernández

“Se busca mujer joven que juegue bien al tenis, tenga cara y cuerpo de modelo, posea la infraestructura profesional que pueda soportar un contrato de explotación mundial, y quiera ganar fama además de muchos millones de dólares”. Este podría ser un anuncio que sirviera para reclutar a representantes de la veta de oro en el deporte: Las tenistas guapas que llegan al máximo circuito de torneos acompañadas de un equipo formado por un entrenador personal, su agente de ventas, un abogado, un asesor en imagen y en muchos casos... un pariente parásito.
Juego.
Si bien la imagen pública personal es muy importante y dentro de ella la imagen física juega un papel fundamental, debemos recordar que su sustento es la esencia. Es el fondo en el que se basa la forma. Tener una excelente imagen pública sin el apoyo de un talento verdadero tiende hacia los terrenos del engaño profesional y que al contrario, la posesión del mismo talento pero sin el apoyo de la imagen pública, lo hace algo inútil que difícilmente traería un beneficio económico. Para el caso deportivo que nos ocupa, lo más importante para triunfar en grande siempre será que la joven juegue bien al tenis y después que sea bella, tal es el caso de María Sharapova, (quien por cierto está de vacaciones en el Abierto Mexicano que se juega en Acapulco), Victoria Azarenka, Maria Kirilenko, Ana Ivanovic, y por supuesto la pionera del glamour en el tenis, Anna Kournikova, quien mejor se retiró de las competencias debido a que la imagen le redituó más que el deporte.
Set.
Jugadoras buenas por supuesto que sí, pero no tan guapas. Recordemos nombres como Martina Navratilova, que lo que menos tenía era ser femenina, a Steffi Graff cuyo físico no era del todo agraciado pero terminó siendo de la exclusividad de André Agassi o la argentina Gabriela Sabatini, quien era muy atractiva, pero nada que ver con lo que encontramos en la actualidad. Todas ellas gracias a su talento, explotaron su imagen personal en terrenos limitados a productos deportivos o neutros. Es cierto que también ganaron muchos millones de dólares, pero comparados con los estándares que pueden ganarse hoy representan cacahuates.
Partido.
La diferencia ahora es que la belleza física y la feminidad se suman al talento para llevar a las tenistas a pasarelas, portadas de revistas de moda y escenarios a los que antes no accedían. Hoy no solamente las compañías de artículos deportivos o relojes andan tras de ellas sino los grandes fabricantes de cosméticos, perfumes, accesorios y ropa de todo tipo. El tenis es el pretexto para despertar las aspiraciones de mujeres que sin tener algún nexo con el deporte desean verse como las tenistas: increíblemente bellas además de femeninas, atractivas, sanas, hábiles, fuertes, independientes y triunfadoras. Todos estos mensajes envían las tenistas de la actualidad. Por eso, tiene lógica que estén siendo buscadas por muchas marcas para ser su imagen intentando atraer con ellas a más compradores. Solo existe un problema: las modelos profesionales y las artistas deben estar muy preocupadas pues tienen en ellas a sus más peligrosas rivales.
Para conocer más sobre la Imagen Pública visita imagenpublica.mx

@VictorGordoaF                                                  www.imagenpublica.mx

martes, 24 de febrero de 2015

"Tu calidad habla por ti" por Víctor Gordoa

VÍCTOR GORDOA
Tu calidad habla por ti

¿Qué opinaría de una pizzería que le entregó mal su pedido? ¿Qué de la tintorería que le echó a perder un vestido? ¿Le parece agradable hacer cola en un banco por más de una hora? o ¿que un mesero le atienda de malas? ¿Le gustan los segundos pisos de la CDMX? Y ¿Qué tal funcionan sus accesos “automatizados” que más bien parecen casetas de cobro al estilo de mediados del siglo pasado? ¿Qué opina del tiempo que se tarda la autoridad en tapar un bache? ¿Le gusta tener que ir a hacer un trámite a una dependencia de gobierno? Las respuestas para todas estas preguntas serían: mal, no, no sirven, no me gusta y por lo tanto usted ha configurado una pésima imagen de todas esas personas o instituciones que le han servido mal. Por el contrario ¿Qué tal cuando un prestador de servicios cumple con aquello a lo que se comprometió en tiempo y forma? ¿Qué opina del empleado que lo siguió para darle el objeto que había dejado olvidado? ¿Le gustó haber comprado aquél producto que le duró mucho funcionando correctamente? Obviamente la respuesta es sí. La característica que está detrás de cada una de las preguntas anteriores se llama Calidad y la encontramos en sus acepciones de buena y mala, y ambas inciden de igual manera en la imagen de cualquiera..
Cualidad Escasa…
La buena calidad tanto en productos como servicios es muy difícil de encontrar hoy en día por diferentes razones entre las que encuentro: La baja de costos de producción en aras de ofrecer un precio competitivo, el alto costo que tienen los buenos materiales así como las personas altamente calificadas, ambas comprensibles cuando tu nicho de mercado es bajo, pero cuando se trata de algo caro pero malo o se trata de servidores públicos que tendrían que cumplir con el pacto social convenido, es la pérdida del compromiso con el hacer las cosas bien lo que está dando al traste con todo, de ahí la mala imagen que formemos de aquellos implicados en semejante desastre.
Juego Difícil…
En el terreno de la imagen pública las cosas son lo que parecen ser, suena cruel e injusto, lo sé, pero es imposible evitar que cuando percibimos algo inmediatamente lo evaluemos y seamos capaces de hacerlo de manera inmediata sin detenernos a pensar racionalmente al respecto, simplemente escogiendo si lo percibido nos gustó o no nos gustó y con base en esa preferencia personal decidiremos cualquier acción que corresponda de nuestra parte hacia lo percibido. Es sorprendente la simpleza con la que decidimos por quién votar, a quién contratar, qué comprar y hasta con quién queremos vivir en pareja. Como imagen es percepción, la problemática real que implicará el proceso de construcción de una imagen pública estará radicada en cómo resolver el asunto de gustar a los demás para que nos escojan y es ahí donde la buena calidad es pieza clave.
Calidad en la Esencia…
Para ayudar a los demás a resolver ese problema es que nació la Ingeniería en Imagen Pública con la propuesta de diseñar y producir los procesos verbales y no verbales de estimulación de audiencias que de todas formas realizarán las personas o instituciones con el fin de que sean coherentes y de que ¡por fin! estén basados en la esencia personal o institucional, elemento indispensable que deberá incluirse en el proceso para que entonces la imagen tenga sustento. La entrega de buena calidad debería ser parte esencial de todas esas personas o instituciones que de alguna manera sirven a los demás, pero por desgracia esa cualidad es cada vez más escasa y ante ello no hay trabajo de Ingeniería en Imagen Pública que pueda fructificar.

@victor_gordoa             imagenpublica.mx

lunes, 23 de febrero de 2015

El Juego de la Imagen: "¡ÁRBITRO VENDIDO"! Por Víctor Gordoa Fernández.

EL JUEGO DE LA IMAGEN
“¡ÁRBITRO VENDIDO!”
Por Víctor Gordoa Fernández


Desde que yo era niño y se armaban las cascaritas futboleras, de lo único que nadie quería jugar era de árbitro. ¿Por qué? Pues porque el árbitro no participa heroica y activamente en el juego y siempre queda mal con los participantes.

En el deporte profesional, la situación no es muy distinta. El futbol ha evolucionado en técnicas y en ejecución: los jugadores tienen mejor condición física, las tácticas del equipo son variadas, las jugadas son más rápidas y el contacto físico ha aumentado. Sin embargo, el arbitraje ha permanecido sin muchos cambios, dependiendo únicamente de la percepción y la decisión de un juez que tiene que dar su veredicto en segundos… y no siempre de la forma más atinada. Y aunque existe un reglamento, mucho depende de la apreciación y el criterio de quien aplica la regla.

TARJETA ROJA

El arbitraje en el futbol se ha quedado atrás al no implementar ventajas tecnológicas que permitirían mayor justicia en la toma de decisiones. En otros deportes, los árbitros se auxilian de cámaras, de sensores y otros aditamentos tecnológicos que respaldan con imágenes, gráficas o cronómetros la decisión a tomar. Sin embargo, el futbol sigue dependiendo de juicios apresurados ante las jugadas, con tal de respetar el ritmo del juego. Con esto, se cae en errores de apreciación que podrían perjudicar de manera contundente a cualquiera de los dos equipos.

¿Qué puede hacer un árbitro de futbol ante este panorama? Al menos conocer muy bien las reglas y saberlas interpretar, estudiar a los equipos contendientes, estar en muy buena forma física para seguir de cerca las jugadas y, por último,  estar preparado para tomar decisiones rápidas, certeras y, sobre todo, coherentes. 

ANTES DEL SILBATAZO FINAL

El rol de un árbitro dentro del juego es tener autoridad en el campo y saber ganarse el respeto tanto de los jugadores como de la afición. Esto se logra cuando la imagen de justicia y profesionalismo sobrepasa algún tropiezo en la decisión.

Los recientes sucesos en el arbitraje mexicano y la cobertura mediática enfocada a resaltar los errores, han devaluado la imagen pública que se tiene de estas autoridades. Debemos comprender que el silbante siempre llevará las de perder ya que es imposible que quede bien con ambos clubes. Si la decisión que toma favorece a nuestro equipo, estaremos de acuerdo y la consideraremos acertada; pero si ésta nos afecta directamente, en automático la rechazaremos y le recordaremos el 10 de mayo. Es por esto que la Federación Mexicana de Futbol y la Comisión de Arbitraje deben enfocarse en la forma de estimular a las audiencias, ya que si no se pone especial atención a este punto, nunca podrán cambiar la percepción de los aficionados y por lo tanto seguirán gritando: “¡árbitro vendido!”.


Para conocer más sobre la Imagen Pública visita imagenpublica.mx

jueves, 12 de febrero de 2015

El Juego de la Imagen: "Al fondo de la red" por Víctor Gordoa Fernández

EL JUEGO DE LA IMAGEN
“AL FONDO DE LA RED”
Por Víctor Gordoa Fernández

La mayoría de nosotros tenemos un perfil en las redes sociales, en el cual nos dedicamos a publicar fotos y hacer comentarios, o simplemente las ocupamos como un medio de entretenimiento. Al igual que nosotros, los deportistas, equipos y marcas cuentan con perfiles a través de los cuales estimulan a las audiencias para que estas perciban algo de acuerdo a sus necesidades. Hoy por hoy las redes sociales han cobrado cada vez más fuerza y se han convertido en un ingrediente extra para la correcta percepción de una persona, institución u evento deportivo. Por ejemplo, durante el Super Bowl XLIX se realizaron 36 millones de publicaciones en Twitter, ¿se imaginan el alcance y el impacto que tuvieron estos mensajes?

A mejor imagen, mayor poder de influencia

Entre mejor seamos percibidos tendremos mayor poder de influencia sobre los demás. En las redes sociales pasa lo mismo, la mayoría de las instituciones deportivas o deportistas profesionales que gozan de una excelente reputación dentro de ellas, son considerados líderes de opinión ya que gracias al gran número de seguidores con los que cuentan; sus opiniones, críticas y comentarios, invariablemente generarán una respuesta en sus audiencias. Por lo tanto, mientras mejor reputación tengan dentro de las redes sociales y la cantidad de seguidores vaya en aumento, serán más atractivos comercialmente para las marcas o productos que quieren ligar su imagen pública con la de alguien con estas características y así su mensaje pueda llegar de una manera más fácil y rápida a sus públicos objetivo. Para que un deportista o institución deportiva pueda llegar a posicionarse de esta forma, es fundamental que exista una estrategia para el manejo de medios digitales coherente basada en la esencia de la persona o institución, el objetivo que se desea cumplir y las necesidades que tenga la audiencia a la cual se quiere estimular.

¿Un dolor de cabeza?

Muchas veces no entendemos cuando oímos o conocemos a alguien que no hace uso de las redes sociales en pleno siglo XXI. Sin embargo, ¿se han puesto a pensar si en verdad es necesario tener un perfil en las redes sociales? ¿Qué van a publicar?, ¿Con qué objetivo?, ¿Qué imagen quieren dar?
En el caso de los perfiles con fines personales o sociales, la respuesta podría ser muy fácil de obtener, pero cuando la cuenta personal se empieza a utilizar también de forma profesional es cuando comienzan también los problemas. Existen una gran cantidad de casos de jugadores profesionales que por no saber la forma correcta de manejar sus redes sociales se han metido en serios problemas con sus equipos por no darse cuenta de que la imagen que están proyectando afecta directamente a la imagen de la institución a la que pertenecen, y en lugar de que estas sean una herramienta para construir una reputación solida, se convierten en un dolor de cabeza para todos los involucrados. Por esto, nunca deben de perder de vista la gran importancia que tienen las redes sociales y la relevancia que estas tienen para ser bien percibidos; así que la próxima vez que quieran publicar algo, recuerden que su imagen pública está en juego y su reputación podría irse al fondo de la red.

@VictorGordoaF                                                      www.imagenpublica.mx

"La Mejor Decisión" por Víctor Gordoa


VÍCTOR GORDOA
La Mejor Declaración

Por motivos de su difícil y expuesto trabajo el Procurador General de la República Jesús Murillo Karam (JMK) ha estado muy presente en los medios de comunicación. Sus apariciones mediáticas explicativas del caso Ayotzinapa han sido muy vistas y en términos de comunicación muy riesgosas por ser un terreno muy resbaladizo el que ha tenido que pisar de tal manera que desde el ofrecimiento de pruebas que demostraran el paradero de las 43 víctimas del caso hasta la presentación de la “verdad histórica” su figura y palabras han sido cuestionadas hasta el cansancio, cualidad que además en algún momento dijo ya acusar. Aunque usted pueda no estar de acuerdo conmigo yo soy de los que creo que la Procuraduría ha realizado bien su chamba y ha podido demostrar que los normalistas simplemente ya no existen, es decir, que están muertos y además ilocalizables y ha dado explicaciones claras de cómo se dieron los acontecimientos y quienes son los culpables. Sin embargo los hechos irrefutables siguen teniendo la misma conclusión por parte de los agraviados del caso… “vivos se los llevaron, vivos los queremos” y se han aventado la puntada de exigir que les abran los cuarteles del ejército para que sean inspeccionados en busca de las víctimas vivas, poniendo así contra la pared a la última institución con autoridad que le queda al país, pues si no accedieran a la petición, malo, y si lo hicieran peor.
El Verdadero Problema…
Más muertos han aparecido como producto de la infructuosa búsqueda de los cadáveres de los ayotzinapos y ellos no han servido para distraer la atención pública del caso central, sin embargo podemos observar que la intensidad de la información y hasta las protestas públicas callejeras han amainado, pero eso no quiere decir que la amenaza desestabilizadora no siga peligrosamente latente. En medio de todo este mar de incertidumbre y desequilibrio social JMK hizo una declaración que para mi gusto ha sido la más importante que haya pronunciado hasta ahora. Palabras más, palabras menos el Procurador dijo que tenía que reconocer que el verdadero problema de la institución que encabeza había sido en el terreno de la comunicación, cancha en la que el equipo contrario había hecho mejor su trabajo… ¡Vaaaya!... hasta que un funcionario público de alto nivel dio en el clavo de un problema que incesantemente he venido señalando en este breve espacio en el que están, el gran problema del gobierno no ha sido el no saber hacer frente a los problemas, sino el no haber sabido comunicar eficazmente sus resultados frente a ellos. Yo soy de los que piensan positivamente, de los que opinan que el gobierno no ha hecho todo mal, pero eso no quita el que me dé cuenta de que a nuestros gobernantes, pese a poner buenos huevos, nadie acuda a recogérselos por la simple y sencilla razón de que no saben cacarear su puesta, y la necesidad de ello hasta las gallinas lo saben.
La Solución…
JMK ha dado en el blanco y lo más importante aún, le ha reconocido a los rijosos desestabilizadores mayor capacidad de comunicación y yo le añado, más oportuna, más valiente dado su atrevimiento, más eficaz en su reproducción inmediata en los medios de comunicación. El gobierno ha perdido el sentido del timing y por ello ha perdido la oportunidad de comunicar eficientemente al grado que da la impresión de que pensaran que las cosas fueran a arreglarse por sí solas y no es así. Ya lo dije antes, donde se pierde la oportunidad se monta el oportunismo y ellos, los oportunistas que responden a otros intereses más allá de la aparición de unos cadáveres están haciendo mejor su trabajo, JMK tiene razón, el equipo contrario en ello les está ganando ¿Cuál podría ser la solución? Ella fácil se me ocurre, en lo que aprenden a comunicar localicen al genio opositor y contrátenlo, al menos así se hace en la empresa y el deporte ¿o no?

jueves, 5 de febrero de 2015

El Juego de la Imagen: "¿Qué dijo?" por Víctor Gordoa Fernández

EL JUEGO DE LA IMAGEN
¿QUÉ DIJO?
 Por Víctor Gordoa Fernández


“Creo que fue un partido complicado… esteee… que fue un digno rival… y…mmm…lo importante fue que se ganó… y… bueeeno… seguiremos trabajando para poder aportar al equipo y… esteee…pues el profe es quien decide y pus esperemos que las cosas se nos sigan dando…un saludo a la afición”. ¿Cuántas veces no han escuchado a un futbolista dar este tipo de respuestas, ya sea en el medio tiempo o al finalizar un partido? Sin importar liga, nacionalidad y fama del jugador, es de pena ajena ver que la mayoría cuenta con un vocabulario muy limitado. Y ¿Qué tal cuando vemos una entrevista “formal” en un medio de comunicación? En estas, por lo general los resultados no son nada favorables, como lo que le sucedió a la revista TIME hace algunos años, quien eligió a Messi para ser el primer deportista en ocupar su portada, se esperaba que Lionel dejara ver la otra cara del mejor futbolista del mundo, pero eso no sucedió, al grado que el editor de la publicación declaró que había sido una de las entrevistas más aburridas de la historia debido a la nula capacidad de palabra del astro argentino. Muchos podrán decir que eso no importa cuando eres el número uno del planeta y ganas millones de Euros. La respuesta es muy sencilla: Si así ganan lo que ganan, ¿se imaginan qué pasaría si lo hicieran correctamente? En esta ocasión hablaré del uso de la palabra empleada como estímulo verbal, que impactará a las audiencias y que, mediante un proceso de recepción, comprensión y descodificación  se convertirá en un juicio de valor con el cual se nos identificará.

El OBJETIVO ES TRANSMITIR...

El objetivo de la palabra es poder comunicar ideas y su eficacia se medirá en razón de la capacidad para transmitir un mensaje a un público determinado. No importa cómo la uses, en qué idioma o con cuánta complejidad, el chiste es que logres transmitir algo a alguien, si lo consigues habrás cumplido el objetivo. Lo ideal sería usar la palabra de manera impecable, aunque sin la pretensión de elevarla a alturas tales que hagan imposible la comunicación, sin embargo no podemos estar en contra de las deformaciones que pese a su incorrección sirven para comunicarse.

EVOLUCIÓN VERBAL...

La imagen es dinámica y debe transformarse conforme evoluciona la esencia de las personas y cambian las necesidades de la audiencia. La Imagen Verbal no puede ser ajena a este axioma, así que debemos aceptar el cambio en la forma de expresar las ideas. En el Colegio de Imagen Pública nos ha tocado la tarea de asesorar a muchos deportistas profesionales que llegan muy preocupados por tener la necesidad de hablar en público y no saber cómo hacerlo. La principal recomendación que se les hace es: usar la palabra en términos más claros y más breves, realizamos estudios cualitativos que consisten en someter a públicos seleccionados a discursos tradicionales, obteniendo como respuesta de su parte una conducta de aburrimiento e incomprensión del mensaje. Después, a los mismos grupos les hemos expuesto la versión "traducida" del mismo discurso y de manera contundente adoptan una actitud de interés, comprensión y aceptación, llegando al extremo de dudar si se trataba del mismo discurso. Como dije antes, en cuestiones de Imagen Verbal el objetivo es transmitir un mensaje a una audiencia determinada, por lo tanto, demos la bienvenida a la modernidad para hablar y cambiemos siempre y cuando no descuidemos el buen uso del lenguaje.

@VictorGordoaF                                                  www.imagenpublica.mx

jueves, 29 de enero de 2015

El Juego de la Imagen: "Un Domingo Más" por Víctor Gordoa Fernández

EL JUEGO DE LA IMAGEN
“UN DOMINGO MÁS”
Por Víctor Gordoa Fernández

Este primero de febrero es el domingo más esperado por mucha gente. Y aunque muchas personas están pensando en lo que harán durante el “puente”, es el Super Bowl quien llega con toda la fuerza, espectacularidad y expectativa que despierta en cada una de sus ediciones. La NFL es una liga ejemplar en el mundo del deporte, es una institución que busca ser la mejor y para demostrarlo cierran la temporada con el evento anual más importante del mundo deportivo.
El Super Bowl llega a millones de personas y esto lo hace poseedor de un gran poder de influencia en la audiencia sin importar nacionalidad, raza o nivel socioeconómico. Es un evento coherente en todos los aspectos, ya que involucra: entretenimiento, publicidad y deporte. Tres variables desplegadas con la eficiencia y fastuosidad que respaldan la excelente imagen pública de la NFL.

TODOS GANAN.

El Super Bowl es un show que genera muchas expectativas y no sólo en el ámbito deportivo. Si bien se ha hablado mucho del enfrentamiento entre Seattle y Nueva Inglaterra, hay muchos otros factores que rodean la emoción de este último juego, por ejemplo, el morbo que despierta el hecho de que sea la segunda final consecutiva para los Halcones Marinos. Estos datos son importantes para los amantes del futbol americano, sin embargo, hay mucha gente que no tiene interés alguno en este deporte y sin embargo está esperando el domingo como si fuera el mayor de los fanáticos. ¿La causa? Pues que el Super Bowl es el show televisivo perfecto más visto en el mundo. Los 20 ó 30 segundos de publicidad durante el partido son extremadamente caros, ya que permite acercar una marca, producto o servicio a los millones de espectadores que lo están viendo. Los patrocinadores que se anunciarán durante la transmisión del Super Bowl trabajan la idea del comercial con un año de anticipación para tratar de conseguir ser el más impactante, el más creativo y por consecuencia el más recordado por el público para que éste a su vez, hable de ellos y el objetivo se haya cumplido. La inversión en la creación o refuerzo de la imagen audiovisual de una de estas marcas es millonaria y en su mayoría con resultados satisfactorios. Imagínense, hay marcas que incluso han hecho anuncios sobre el anuncio que van a presentar este día. ¿Excesivo?

EL SHOW

Por desgracia no todos tenemos acceso a la transmisión de los anuncios, ¡pero tenemos el show de medio tiempo! Este concierto de casi media hora genera (en aficionados y no aficionados) muchas más ilusiones y expectativas que el propio juego. Para el artista elegido esta aparición favorece notablemente a su imagen pública, incluso, habiendo producido algún escándalo durante la misma. ¿Verdad que se acuerdan perfecto del “accidente” de Janet Jackson y Justin Timberlake? Pues quiero que sepan que ya pasaron 11 años ¡y se sigue hablando de él!

El futbol americano crece en México a pasos agigantados ya que somos el segundo país con mayor número de aficionados a este deporte. Por lo tanto, no importa qué parte del show les interese más, pero si quieren tener tema de conversación el próximo lunes: preparen los nachos, las alitas y las cervezas porque este domingo... no es un domingo más.

@VictorGordoaF                        imagenpublica.mx

miércoles, 28 de enero de 2015

"La mala paga, paga mal" por Víctor Gordoa

VÍCTOR GORDOA
La mala paga, paga mal

Que no te paguen lo que te corresponde, cuando te corresponde, es uno de los actos que más indignación, enojo y frustración produce en cualquier ser humano. Simplemente a nadie le gusta que le paguen mal ya sea por un servicio prestado, la mercancía entregada o el préstamo otorgado. Llama mi atención que no obstante que se trata de un acto plenamente condenado por cualquier agraviado cada vez existan más personas que en lo individual o como capitanes de empresas incurran en esa mala y dañina práctica justificándola como signo de inteligencia superior o de política instituida…claro… mientras no se sepa, pues cuando se revela, pagar mal produce daños cuantiosos a la reputación provocando que después nadie quiera hacer tratos con quien mal paga (por eso el SAT logró recaudar miles de millones de pesos adicionales al publicar la lista de los deudores de impuestos).
Reputación como Patrimonio…
La reputación, que no es otra cosa que una imagen pública sostenida en el tiempo, es un patrimonio valiosísimo que genera Lealtad, sentimiento inigualable que debería apreciarse más que a cualquier dinero. Los mal pagadores existen porque saben que siempre hay alguien que se los permite, generalmente por la necesidad de sostenerse, ya sea económicamente (por vender) o sentimentalmente (por cariño) aunque en la tesis que hoy sostengo esa admisibilidad no evitará el daño a la imagen pública del abusivo, pues el abusado de todas maneras acabará difundiendo entre la sociedad la mala praxis de su abusador por lo que el daño estará hecho con el gran riesgo de incrementarse por la imponente acción de las redes sociales.
Predicar con el Ejemplo…
Para comprobar mi postulado debo tener el valor de poner un ejemplo real y aunque podría exponer muchos que me han contado, como no me constan prefiero exponer lo que me pasó con la Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma, empresa considerada grande y rica. Ella me contrató para impartir una conferencia en el mes de agosto del 14. Me dijeron que me pagarían a los 75 días (sesenta para registrarme como proveedor y quince más para trámite de pago) y aunque el plazo sobrepasaba nuestro estándar acepté y trabajé de acuerdo a lo pactado. Al poco tiempo me dijeron que si pagaba una cuota podían reducir mi tiempo de registro al menos treinta días y así pagarme antes. La oferta me hizo sentir mal por lo que la rechacé, entonces me programaron mi pago para el día doce de diciembre (120 días). Al llegar la fecha de pago me dijeron que como era el día de la Virgen de Guadalupe no podrían cumplirlo por lo que me reprogramarían para el mes de febrero del 15 o sea ¡seis meses después de haber trabajado! Ahora bien, volviendo al tema les pregunto… ¿Cuántas cosas les puso a pensar este ejemplo?
Tres Recomendaciones…
Descarten que busco el pago pues afortunadamente el resto de mis grandes clientes pagan muy bien así que puedo esperar, lo que quiero es comprobar la tesis de que la mala paga, paga mal ya que daña la reputación, cosa que puede constatarse con el efecto que lo aquí escrito les haya producido y el daño que podría producir, pues quizá usted lo replique llegando hasta las redes sociales. Para cerrar les comparto con buen ánimo tres recomendaciones que nunca les fallarán en la construcción de una buena reputación: 1) Honren su palabra, si dicen que van a hacer algo, cúmplanlo. Concienticen que es la suma de los compromisos cumplidos la que les otorgará la buena reputación. 2) Si pueden dar más de lo pactado háganlo sin dudar. Dar más, siempre traerá más. 3) Nunca cambien su reputación por dinero pues es el único bien que el dinero no puede comprar.
@victor_gordoa      imagenpublica.mx