miércoles, 20 de mayo de 2015

"Historia de una terquedad" por Víctor Gordoa

VÍCTOR GORDOA
"Historia de una terquedad"


Pues no están ustedes para saberlo, pero yo sí para contarlo: a partir del próximo primero de junio la institución académica que me honro en regir estrenará domicilio propio por el rumbo de Plaza Carso y Antara en pleno hot spot de la Ciudad de México. ¿Y eso a mí qué? podrá decir un lector con sobrada justedad, pero es que la historia detrás tiene todos los ingredientes de la serie Down Town Abbey, y si no me cree siga leyendo.


YO, EL TERCO…
Érase que se era la historia de un terco, o sea yo, que hace poco más de seis años se dio cuenta de que si quería darle un mejor futuro al primer Colegio de Imagen Pública en el mundo (así es y además mexicano) tenía que buscarle una sede en la que pudiera crecer y ya no sufrir más a un casero hostil que le hacía la vida difícil. Así, se dio a la tarea de buscar un terreno que tuviera el uso de suelo para universidad sólo para encontrarse con la noticia de que eran muy escasos porque un bando del Peje los había
limitado dramáticamente. Sin embargo, estudió con
obstinación los territorios que podían ofrecer la posibilidad, delimitó las zonas estratégicas y buscó, buscó y buscó todos los días, durante tres años hasta que ¡por fin! surgió el terreno que estaba buscando. Pero surgió un tremendo problema… el precio a pagar por él…
y además lo querían de contado y rapidito, si no lo perdía.
Oigan, yo no sabía que esa zona era tan cara, pero el caso es que como la SEP condiciona los Registros de Validez Oficial de Estudios al uso del suelo (¿sabían eso? ¿no es absurdo?), y como no había mucho de dónde escoger, pues o le entraba o le entraba, al precio que fuera, si antes no me pidieron más.

ADIÓS RETIRO…
Pensé en pedir prestado por lo que solicité dinero al banco con el que trabajaba, pero como lo que me ofrecieron fue prestarme mi propio dinero sólo que con intereses, mejor se los quité para poder pagar. No lo hubiera hecho… cuando vi junto el ahorro de cuarenta años de mi vida debo confesar que me entraron el miedo y la duda… ¿y si mejor vendía todo y con esa lana me retiraba? Afortunadamente ese medroso pensamiento sólo me duró como una semana y lo que decidí fue echarme para adelante y volver a apostar todo en la ruleta de la vida. Sabía que iba a enfrentar problemas, pero nunca imaginé su magnitud.

DIOS PROTEGE AL IGNORANTE…
Compré el terreno y me aventé a construir, ignorando que debería enfrentar a los cuatro jinetes apocalípticos de la construcción: Las autoridades antes del proceso, las autoridades durante el proceso, nuevamente el banco y, además, los proveedores de productos y servicios. Con la intención sincera de cumplir con todo y darle a mi ciudad algo bueno y funcional contraté a los mejores para cada cosa, arquitectos, ingenieros, especialista en iluminación, fachada, acabados y muchos etcéteras más. Cuando tenía todo el proyecto armado se apareció el primer enemigo: La tramitología gubernamental para conseguir el permiso, oigan… ¿dos años para poder iniciar una construcción? Después, vino el segundo: el acoso gubernamental durante el proceso constructivo que, a cada paso, va encontrando un motivo para desmotivarte a menos que los motives. Luego  me a golpeó el problema del dinero ocasionado por una Reforma Fiscal que acabó con nuestros flujos a la mitad por lo que acudí, otra vez, a un banco que, pese a la solvencia demostrada y las garantías ofrecidas me negó el financiamiento. Por si fuera poco apareció el cuarto enemigo: la falta de calidad de los proveedores contratados, todos ellos empresas grandes e importantes, pero ineficientes, impuntuales y mal hechas que nos ocasionaron solamente ¡seis meses de retraso! Afortunadamente y gracias a aquella terquedad todo se solucionó y pese a la pesadilla que enfrenté hoy puedo estar orgulloso del resultado. Se logró el que quizá sea el colegio más bello de México, valió la pena todo el esfuerzo, ni hablar, ya aprendí que ser terco paga.

viernes, 15 de mayo de 2015

El Juego de la Imagen: “¿QUIÉN PARA CAMPEÓN?” Por Víctor Gordoa Fernández

EL JUEGO DE LA IMAGEN
“¿QUIÉN PARA CAMPEÓN?”
Por Víctor Gordoa Fernández
Después de 17 mediocres y aburridas jornadas, por fin llegó la parte del torneo que realmente interesa a los equipos, ya que sin importar lo exitosa o mediocre que haya sido la participación de cualquiera de estos en el torneo, si lograron calificar, tienen la gran oportunidad de ser campeones. Cuántas veces no hemos visto que el que se coló de “milagro” a la liguilla ¡termina levantando el título! Ahora resulta que no siempre el equipo que gana fue el mejor de la liga ¿No les parece totalmente incoherente e ilógico? Es un hecho que el sistema de competencia debe cambiar, pero también es una realidad que la liguilla es un excelente negocio y esto al final, es lo que de verdad importa. Hoy no podemos decir quién será el campeón, pero haciendo a un lado el aspecto deportivo y enfocándonos exclusivamente en el aspecto de la imagen pública, podemos darnos una idea de quién se merecería serlo.

Los que se aplicaron.

Tigres: es un caso perfecto que demuestra que la imagen es dinámica y aunque la percepción que tiene la afición del equipo y de su entrenador cambia radicalmente cada temporada, este torneo, han obtenido los resultados que afianzaron y acrecentaron la lealtad hacia la institución.
América: el equipo con mayor influencia en México. La obtención de títulos en los últimos torneos ha logrado hacer más fuerte el vínculo emocional con su afición. Es una institución que estimula coherentemente a sus audiencias; o lo amas o lo odias.
Veracruz: los tiburones fueron la sorpresa este torneo, la credibilidad y liderazgo de Carlos Reynoso fueron fundamentales para que el equipo “se la creyera”, se salvaran del descenso y clasificaran a la liguilla.
Atlas: los problemas que tuvo Tomas Boy empañaron el buen trabajo y desempeño que lograron dentro de la cancha. La imagen de la titularidad permea en la institución y definitivamente el equipo se vio afectado.


Los otros cuatro.

Chivas: la percepción que se tenía del rebaño al comenzar el torneo era totalmente distinta a la que tienen al día de hoy. Futbolísticamente defendieron su imagen pública, pero los problemas extra-cancha de su directiva les pueden restar credibilidad.
Querétaro: el cambio de directiva fue un factor fundamental para la imagen pública del club, la estrategia de fichar a Ronaldinho no dio los frutos deportivos esperados, pero fue un éxito rotundo en el aspecto económico.
Pachuca: es la institución con mejor desempeño y porcentaje de efectividad en las liguillas. Se le percibe como un equipo serio, comprometido y profesional; es difícil entender las finales sin los Tuzos.
Santos: el equipo de la Laguna es una institución coherente con su esencia y han sabido manejar su imagen pública de forma excelente, aunque en los últimos torneos, su entrenador los ha metido en algunos apuros.
 Como podemos ver, los ocho equipos cuentan con las características necesarias para proyectar una imagen pública coherente. Por lo tanto, ¿Qué equipo les gusta para campeón?

Para conocer más sobre la Imagen Pública visita imagenpublica.mx

viernes, 8 de mayo de 2015

"La Pelea del Siglo" por Víctor Gordoa

VÍCTOR GORDOA
"La Pelea del Siglo"

No hay manera de evitar que las sensaciones que perciben nuestros sentidos implanten una imagen mental en nuestro cerebro. No hay manera de evitar que después de implantada una imagen mental la traduzcamos en una opinión con la que identificaremos a la causa que produjo el proceso. Le pongo un ejemplo: La primera vez que a usted lo inyectaron percibió una serie de sensaciones que aunque todavía no hablara crearon en usted gran animadversión hacia la vivencia; Seguramente tuvo que haber percibido por la vista, el olfato, el oído y sobretodo el tacto una serie de estímulos que se le quedaron grabados en la mente asociados al desagradable dolor que sintió. Así quedó identificada la mala experiencia de una inyección de tal manera que hoy, varios años después, no importando su condición personal, si le dicen que tiene que inyectarse arrugará el ceño un poquito, si no es que de plano termina negándose a hacerlo otra vez. Basado en este proceso fisio psicológico rápido y complejo a la vez es que funciona el sofisticado campo de la imagen pública donde el objetivo que se percibe es implantar en usted una imagen mental que identifique positivamente lo que le proponga y eso es precisamente lo que acaban de hacer con nosotros en la llamada pelea del siglo. Nos vendieron una imagen sin el respaldo de la esencia.
¿Del Siglo?…
Yo como millones de otras personas en el mundo, el sábado pasado vi completa pelea de box que desde el título estaba sobrevendida sin cuestión de nuestra parte pues ¿de qué siglo estaban hablando? De alguno anterior no creo pues apenas la pelea sucedía; y de este tampoco ya que al presente todavía le faltan ochenta y cinco años para que termine, así que ¿no era por demás exagerado decir que esa ya era la pelea del siglo cuando puede ser que en el lapso restante del XXI todavía se den muchas peleas de box que seguramente serán mejores que el tongo que vimos el sábado pasado? Además para decir que algo fue lo mejor del día, del mes, del año o la década, es necesario que el periodo haya concluido para poder hacer la valoración completa, ni modo que usted diga después del desayuno que esa fue la mejor comida del día cuando todavía le faltan dos. El caso es que así nos la vendieron, despertaron nuestra expectativa y con esa emoción nos la recetamos.
¿Pelea?…
Ok disculpemos el erróneo título pero ¿cuál pelea? En el terreno de la imagen la percepción debe estar respaldada por una esencia. La esencia es el fundamento de la imagen y si ya nos habían vendido a través de muchísimos estímulos que veríamos la pelea del siglo, lo que menos esperábamos es que hubiera habido eso, una auténtica pelea de box y no una danza repetida durante treinta y seis minutos de un afroamericano enconchado huyendo (eso sí, rapidísimo) con un filipino buena onda que lo perseguía inútilmente lanzando muchos golpes, pero al aire.
Caímos muchos Millones…
Ambos ¿púgiles? tenían sus antecedentes, uno el ser invencible además de estúpidamente rico y ostentoso de su riqueza lo que le provoca reacciones negativas en la gente; y el otro el haberle ganado muchas veces de manera injusta a un acérrimo rival mexicano hasta que finalmente este en un descuido lo centró y le propinó tal golpe que lo dejó no noqueado sino lo que sigue. No obstante que sabíamos todo esto caímos en el garito de la imagen, nos sobrevendieron lo que íbamos a presenciar y nos lo tragamos completito. Los medios de comunicación cumplieron con su gustado papel de repetir la misma mentira tantas veces hasta que nos la acabamos creyendo y lo hicieron bien. En fin… de este caso rescato lo que siempre he pregonado: que la esencia es el fundamento de la imagen y que sin aquella ésta carecerá de sustento terminando por derrumbarse. Para que una pelea de box lo sea tiene que haber boxeadores y no una caricatura del correcaminos y el coyote. Eso es todo amigos.
@victor_gordoa       imagenpublica.mx


El Juego de la Imagen: “Ya Basta!” por Víctor Gordoa Fernández

EL JUEGO DE LA IMAGEN
“¡YA BASTA!”
Por Víctor Gordoa Fernández

El futbol es un juego de conjunto que tiene el espíritu de incentivar la sana competencia entre dos equipos: sí, sana. ¿Que es un deporte de pasión? ¡Por supuesto! Y por lo tanto, se vale festejar, enojarse, llorar, gritar o entristecerse, pero lo que no se vale es tratar de buscar “culpables” y descargar nuestra frustración cometiendo actos de violencia y racismo como los que hemos estado viendo en las jornadas pasadas.
Hace algunos meses en esta misma columna, hablé sobre la mala imagen pública que se produce cuando hay peleas, invasiones al campo o cualquier otro suceso violento dentro de un partido de futbol. Es muy claro que aunque, supuestamente existe un “protocolo de seguridad” y un reglamento (mismo que no se cumple), dentro de la FMF y los equipos, no se ha hecho conciencia de lo perjudicial que son estos sucesos para la imagen pública del club, de los jugadores y para la de todo el futbol nacional.

VIOLENCIA FÍSICA

No se necesita más que ver las imágenes del partido del domingo pasado en el estadio de Ciudad Universitaria para darnos cuenta del riesgo en el que se ha convertido ir a un estadio de futbol. Los disturbios en la tribuna se salieron de control dejando a varios aficionados y policías heridos. Tengo un par de preguntas para estos pseudoaficionados: ¿De verdad creen que la agresión cambiará el resultado?, ¿su papel es defender a golpes lo que el equipo no hizo en la cancha? Me declaro incompetente en tratar de entender este cavernario comportamiento. Lo preocupante de estas situaciones, es que se están volviendo actos tan comunes que pareciera que los hemos empezado a aceptar y a ver como “normales”. Supuestamente la Comisión Disciplinaria está tomando cartas en el asunto, pero sabemos que no pasará de una ridícula y risible multa económica ¿Así se soluciona el problema? Con razón a los equipos les tiene sin cuidado invertir en programas de seguridad dentro de sus estadios y en campañas que intenten controlar y concientizar a sus respectivas barras. Además de esto, es necesaria una política de cero tolerancia ante estos hechos, ya que al no existir castigos ejemplares, los aficionados creen que tienen el derecho a hacer lo que les nazca.

VIOLENCIA VERBAL

Si los episodios de violencia física son reprobables, ni hablar de los actos racistas. ¿No se supone que el deporte es unificador? Cada vez son más los jugadores de color dentro de la liga y esto vuelve más notoria la situación. Es muy desagradable que, por culpa de algunos inadaptados de “raza pura”, estemos proyectando la imagen de ser un país racista, y más cuando nuestros jugadores han sido víctimas de insultos en el extranjero. Estas acciones no pueden justificarse diciendo que el club no tiene ninguna responsabilidad o declarando que son “cosas derivadas por la pasión del juego”.
 Urge que todos los involucrados tomemos conciencia del problema y hagamos lo que nos corresponde para que ir al estadio vuelva a ser divertido y seguro. Por el bien del futbol mexicano, pero sobre todo por el bien de la sociedad, debemos decir ¡Ya basta! a la violencia en los estadios.


Para conocer más sobre la Imagen Pública visita imagenpublica.mx

jueves, 30 de abril de 2015

El Juego de la Imagen: “Chícharo Productivo” por Víctor Gordoa Fernández

EL JUEGO DE LA IMAGEN
“Chícharo productivo”
Por Víctor Gordoa Fernández

A través de la historia hemos observado grandes cambios y formas de evolución. Algunos países son lo que son actualmente gracias a que se atrevieron a cambiar, el secreto de muchos artistas para mantenerse en la cima está en la renovación constante de los estímulos que envían sin perder de vista su esencia, el objetivo a cumplir y las necesidades que tiene la audiencia a la que se dirigen. En el mundo del futbol hay muchos casos de equipos y jugadores que han sabido evolucionar tomando en cuenta los tres puntos anteriores, pero que sobre todo han entendido que la imagen es dinámica y han sabido adaptarla coherentemente al momento o situación que están viviendo. El día de hoy analizaremos desde el punto de vista de la imagen pública un caso que lleva más de una semana siendo tema de conversación y que aunque ha dado pie para escuchar un sin número de comentarios, juicios de valor y opiniones producto de la percepción que tiene la gente sobre él, ejemplifica a la perfección el dinamismo de la imagen: me refiero a Javier Hernández y el excelente momento que vive con el Real Madrid.

La imagen es dinámica

Lo conocimos siendo un jugador de las Chivas del Guadalajara y desde sus inicios demostró ser un jugador disciplinado. Fue seleccionado para el Mundial Sub 17 del 2005 y a la mera hora causó baja del equipo que se coronó campeón. Vivir algo así, es un golpe anímico para cualquier jugador, pero el Chicharito en lugar de tomar una actitud negativa, decidió ponerse a trabajar hasta lograr ser figura del equipo tapatío. En ese entonces, Javier ya era reconocido por la afición mexicana y ésta lo tenía identificado como un jugador responsable, serio y exitoso. El salto cuántico para su carrera y explotación de imagen sucede en el 2010 al ser comprado por el Manchester United. En ese instante comienzan a aparecer los primeros cuestionamientos y comentarios en contra de su contratación. Cada vez que se le dio la oportunidad, el Chicharito la aprovechó y demostró que no fue “cuestión de suerte” que se hayan fijado en él. Por desgracia, su permanencia en la banca comenzó a ser cada vez mayor y la opinión de la afición cambió; de ser un tipo profesional y exitoso, pasó a ser el mismo profesional pero que no dio el ancho para jugar en Inglaterra. Para sorpresa de todos, fue contratado por el Real Madrid, e inmediatamente la afición comenzó a pensar que la historia se repetiría.

El Presente

A partir del gol que dio la clasificación a las semifinales de la Champions y de haber anotado otros dos la semana pasada, se volvieron a poner muy altas tanto las expectativas como las críticas hacia el desempeño y profesionalismo de Javier. La gran mayoría deseamos que triunfe, pero tenemos que ser conscientes de que si bien es cierto que su desempeño fue sobresaliente en los últimos partidos, también es cierto que fue contratado como suplente de lujo y que tanto su titularidad como la permanencia en la institución dependen de terceras personas. Independientemente de que el Real Madrid compre su carta o decida contratarse con otro equipo, el Chícharo siempre será percibido como un tipo educado, trabajador y profesional. Estoy seguro que si todos tuviéramos el mismo porcentaje de productividad que tiene él, México sería otro.


Para conocer más sobre la Imagen Pública visita imagenpublica.mx.

jueves, 23 de abril de 2015

El Juego de la Imagen: “El Clásico de clásicos” por Víctor Gordoa Fernández

EL JUEGO DE LA IMAGEN
 “EL CLÁSICO DE CLÁSICOS”
Por Víctor Gordoa Fernández

Todos los aficionados tenemos una razón por la cual le vamos a un equipo. Puede ser influencia de algún familiar, o porque en él estaba el jugador más famoso del momento, porque quedó campeón más veces cuando éramos pequeños, o simplemente porque nos gustó el uniforme. No importa cuál haya sido la razón, el chiste es que se volvió parte importante en nuestras vidas haciéndonos capaces de asegurar que podríamos cambiar de pareja pero nunca de equipo de futbol. En México, son dos los equipos que se pelean el título del “Más popular” del País.

AMÉRICA VS CHIVAS
Ambos equipos cumplen con los 3 factores fundamentales para poder tener una buena imagen pública: respetan su esencia, tienen un objetivo a cumplir y satisfacen la necesidad que tienen sus respetivas audiencias. Es por esto que logran identificación con sus seguidores y rivalidad con el contrario.
América.- Este año se mantiene como número 1 en la tabla de popularidad, pero también sigue siendo el equipo más odiado. Siempre se les ha percibido como un equipo sin problemas económicos gracias al apoyo de la empresa a la que pertenecen, por lo tanto, las contrataciones espectaculares no representan problema alguno. Por la institución han pasado grandes ídolos del futbol mexicano, mismos, que lograron una gran identificación con la afición siendo añorados durante los años de fracasos. Actualmente no ha podido mantener el nivel del torneo anterior, pero se mantiene en la lucha para conseguir el bicampeonato.
Chivas.- Es el 2ndo equipo más popular del mundo contabilizando 30 millones de simpatizantes. El hecho de estar conformado únicamente por puros mexicanos hace que sea percibido como un equipo de tradición en el País. Cuando cambiaron de propietario, implementaron un excelente plan de mercadotecnia que les ayudó a sumar un mayor número de aficionados a sus filas. Lamentablemente, en los últimos años, las malas decisiones, los resultados negativos y la mala percepción que se tiene de su titularidad hicieron que se fuera perdiendo la identidad de la institución. Sin embargo, las cosas han cambiado y su afición percibe que los buenos tiempos estarán muy rápido de regreso.

EL PARTIDO
El clásico es el partido más importante del torneo para los seguidores de estos dos equipos, en el que nunca se sabe qué pasará y por lo tanto hace que a todos los que nos gusta el futbol estemos pendientes de lo que suceda en él. A través de los años, se han vivido excelentes duelos, broncas y mutuas humillaciones deportivas que hacen que este partido tenga su propia imagen, la cual dependerá directamente de la situación por la que atraviesen ambos equipos en el torneo. Hoy por hoy, la balanza no está inclinada para ninguno de los lados y cualquiera de los dos puede salir vencedor. Independientemente de cuál sea el resultado en la cancha, podemos estar seguros que tanto América como Chivas saldrán a defender su reputación y harán que este partido siga siendo percibido y reconocido como el “Clásico de Clásicos”.


Para conocer más sobre la Imagen Pública visita imagenpublica.mx

martes, 21 de abril de 2015

"Candidatos Mamarrachos" por Víctor Gordoa

VÍCTOR GORDOA
Candidatos Mamarrachos

Mi vida siempre ha girado en torno de la comunicación. Mi amor por ella me ha llevado a trabajar en el medio de la Publicidad de tal manera que tengo experiencia en escribir y producir comerciales para la TV. También me di una vuelta de casi quince años por el mundo de los medios de comunicación durante la cual pasé por la radio, la televisión y la producción musical hasta que llegó el momento de que mi inquietud por contribuir al medio me llevara a dar el paso que definiría el resto de mi vida, el de la creación de la Ingeniería en Imagen Pública, la Nueva Comunicación.
La Relatividad de la Imagen…
¿Y por qué este articulista estará tirando todo este rollo que poco me importa? Podrá preguntarse usted con justedad a lo que yo rápidamente tendría que contestar que primero para poder justificarle que sé de lo que estoy hablando y después para fundamentar el por qué los spots de algunas campañas políticas que pretenden alcanzar una diputación federal me están literalmente derritiendo la última neurona que me quedaba. Resulta que existen casos que me han producido un estado tal de esquizofrenia que ya no sé si alquilarme como payaso en fiestas infantiles o plañidera en funerales de pueblo; que ya no sé si están bien o mal y que mis posiciones como imagólogo y como ciudadano común se contradicen horriblemente. Antes que todo quiero que usted sepa que la producción de cualquier imagen pública siempre debe ser relativa a tres factores indispensables: la esencia, el objetivo a lograr y la satisfacción de las necesidades de aquellos a quienes se va a dirigir (grupo objetivo le llaman los mercadólogos) Esto quiere decir que si usted tuviera que producir su imagen esta tendría que ser producida con base en quien usted es, lo que quiere lograr y lo que necesita ofrecer a su grupo objetivo para satisfacerlo. En el mundo de la Ingeniería en Imagen Pública esto se conoce como el Axioma de la Relatividad de la Imagen, cosa que ahora usted ya sabe.
¿Cumplirán?…
Tengo esquizofrenia en torno a algunas campañas porque desde la óptica de mi especialidad ciertas mamarrachadas ofrecidas (acciones desconcertadas y ridículas define la RAE) corresponden perfectamente con los tres factores de la relatividad que le acabo de mencionar: 1) Por lo visto algunos candidatos así son, mamarrachos (personas defectuosas, ridículas o extravagantes. Hombres informales no merecedores de respeto) o al menos lo parecen en sus spots publicitarios. 2) Sus grupos objetivo se localizan en los sectores socioeconómicos bajos cuya educación es escasa y a esos les gusta el desmadre (juerga desenfrenada) y la vacilada (burla, tomadura de pelo) por lo que quedan satisfechos y 3) El objetivo del pretenso diputado es gustar, caer bien para que voten por él. Con base en todo ello, lo que analizo está correcto, tal vez así gusten y entonces ganen.
La Cosa Cambia…
Aaaah pero desde la óptica de lo que debería ser la Política el enfoque cambia. 1) Para empezar deberían elegirse a los candidatos entre la aristocracia del servicio público, es decir, entre los mejores y si ésos mamarrachos son los mejores menuda consecuencia nos espera. 2) Sería también adecuado que quienes quisieran ser diputados tuvieran el conocimiento necesario para desempeñarse como tales, hablo de una formación académica y la experiencia profesional que garantizaran el rendimiento profesional. 3) Finalmente tendrían que transmitir una propuesta clara que pudieran cumplir en el caso de que resultaran elegidos, pero ella no aparece por ningún lado, por lo que concluyo: Creo que nos espera un negro futuro legislativo, contradictorio y desmadroso, considero que a corto plazo la imagen del diputado no podrá mejorar y que en la cámara baja seguirán pagando los justos por los pecadores. Qué lástima.

jueves, 16 de abril de 2015

El Juego de la Imagen: “La Chiva Fénix” por Víctor Gordoa Fernández.

EL JUEGO DE LA IMAGEN
“LA CHIVA FÉNIX”
Por Víctor Gordoa Fernández



Durante los últimos años, hemos sido testigos del grave momento de percepción por el que ha atravesado uno de los equipos más importantes del futbol mexicano, pero se han puesto a pensar ¿Cómo es posible que siendo un equipo de gran tradición, antigüedad y arraigo en nuestro país y habiendo tenido una excelente reputación a lo largo de la historia, la haya destrozado en tan poco tiempo? Por supuesto que muchos de ustedes tienen la respuesta y hasta pueden señalar a él o la responsable. Sin embargo, al día de hoy, el equipo se encuentra en una situación que ni el más optimista de los optimistas se hubiera imaginado. Como bien sabemos la imagen es dinámica, y lo que está pasando en el Guadalajara es un claro ejemplo de este axioma de la imagen pública.
El “Rebaño Sagrado” inició esta temporada metido hasta el cuello en la lucha por el no descenso, pero conforme fueron pasando las jornadas, la percepción que se tiene del club se ha ido modificando a su favor y esto se debe principalmente a dos aspectos fundamentales: el primero, es el buen momento futbolístico que están viviendo, y el segundo, es la separación de Jorge Vergara y Angélica Fuentes.

¿Quién tiene la culpa?

La imagen de la titularidad permea en la institución y este principio es la gran cruz con la que ha tenido, tiene y tendrá que cargar el Guadalajara. Cuando compró al equipo, Jorge Vergara era percibido como un empresario exitoso que llegaba con ideas nuevas que ayudarían para hacer todavía más grande la historia e imagen del club. Durante los primeros años el objetivo se cumplió y la afición estaba contenta y satisfecha con lo que se estaba haciendo. Hasta que un día, el Sr. Vergara se unió en matrimonio con la Sra. Fuentes, comenzaron a tomar decisiones viscerales basadas en caprichos personales y es a partir de este momento que la gente considera el inicio de la desgracia chiva.
Hace unos días amanecimos con la noticia de que “la pareja presidencial” se separaba, e independientemente de todo lo que se ha hablado y de que todavía falta muchísimo tiempo para que la historia llegue a su final, la afición percibe que este rompimiento es lo mejor que le pudo suceder al equipo para que las cosas “regresen a ser como antes”.

Regreso a lo básico

Después de haber despedido a 13 entrenadores en solo ¡dos años! y haber vivido la peor crisis de imagen pública de su historia, las Chivas decidieron volver a implementar el plan que ya les había funcionado anteriormente: El regreso de los hermanos de la Torre, la reincorporación de jugadores emblemáticos y echar mano de la cantera, sumados a los buenos resultados que están obteniendo dentro de la cancha, han logrado que los aficionados vayan recuperando poco a poco la credibilidad y confianza en su equipo. Todavía quedan algunas fechas del torneo y no sabemos qué vaya a suceder, pero lo que sí es un hecho es que dependiendo de cómo se vayan desarrollando estos dos factores, probablemente estaremos viendo por primera vez a unas Chivas renacer de sus cenizas cuando ya todos las daban por muertas ¿Lo lograrán?

Para conocer más sobre la Imagen Pública visita imagenpublica.mx