miércoles, 22 de octubre de 2014

El Juego de la Imagen: "Encasillado" por Víctor Gordoa Fernández

EL JUEGO DE LA IMAGEN
“Encasillado”
Por Víctor Gordoa Fernández

A partir de que el Real Madrid contrató al Chicharito, y gracias a las buenas actuaciones que este ha tenido en los partidos en los que le han dado la oportunidad de jugar, se ha ido formando una bola de nieve mediática que le está dando la posibilidad de reivindicarse como jugador ante la afición. Al muy poco tiempo de haber sido blanco de durísimas críticas producto de su escasa participación con el Manchester United, parece que al fin comienza a ser percibido como el profesional que es en realidad.
Es un hecho que la lealtad de los aficionados está sujeta a resultados, pero también es un hecho que la imagen pública de un jugador es dinámica, y que a pesar de las malas rachas por las que pudiera atravesar, siempre deberán contar con una estrategia que les ayude a confrontarlas y salir bien librados de ellas. Un ejemplo claro de alguien que está siendo víctima de este dinamismo de la imagen es Iker Casillas. Hoy en día el portero del Real Madrid se enfrenta a los silbidos de los aficionados merengues, después de estar acostumbrado a salir ovacionado por el 100% de los asistentes al Santiago Bernabeu.

Cuestión de percepción

Después de toda una vida de carrera con el Real Madrid, Casillas ha generado muchos cambios en la forma en la que es percibido como jugador. Logró ser reconocido como el mejor portero del mundo y ha levantado los trofeos más importantes a los que un futbolista puede aspirar. Por lo tanto, Iker siempre estará encasillado como un jugador comprometido, leal, profesional, exitoso y sobre todo que gracias a él, tanto la Selección Española como el Real Madrid han conseguido muchos de esos trofeos. Desgraciadamente parecería que la afición olvida todo lo anterior y no está dispuesta a perdonar o aceptar los errores de un jugador tan emblemático o importante para ellos. ¿Equivocados?, ¿mal agradecidos? Algunos dirán que sí, otros que no, pero lo que debemos entender es que ambas respuestas son producto de lo que cada uno percibe.

De ídolo a villano y viceversa

Actualmente, Casillas es visto de una forma totalmente distinta a como era percibido hace 4 años. Durante el Mundial de Sudáfrica era considerado un verdadero ídolo, ya que apareció en los momentos clave que ayudaron a que el equipo español lograra coronarse como Campeón del Mundo. Para su mala fortuna, en el Mundial de Brasil no corrió con la misma suerte, ya que después de haber estado inactivo por culpa de una lesión y algunas decisiones de su antiguo entrenador, Iker no logró estar en óptimas condiciones y fue señalado como uno de los principales responsables del ridículo hecho por la Roja.
El hecho de que la Imagen pública sea dinámica es un factor que hay que aprovechar en los momentos difíciles, ya que teniendo claro el objetivo que se quiere lograr, debemos estimular correctamente para que la gente vuelva a percibir lo que nosotros queremos. Actualmente Casillas tiene la oportunidad de volverse a poner a trabajar tanto en el fondo como en la forma de su carrera, para que en poco tiempo deje de ser encasillado cómo el diablo y vuelva a ser “San Iker”.

@VictorGordoaF                    imagenpublica.mx

"Por fin... ¿sí o no?" por Víctor Gordoa


VÍCTOR GORDOA
Por Fin… ¿Sí o No?

No existen en nuestra lengua castellana otras palabras más cortas cuyo uso delate más nuestra esquizofrenia verbal: No podemos vivir sin ellas pero ante su presencia no sabemos qué hacer; A veces las decimos otorgándoles un significado opuesto a nuestra verdadera intención o las omitimos para librarnos de una mala evaluación. Son tan fáciles, pero tan difíciles de decir que igual las usamos cuando no querríamos hacerlo que las ocultamos cuando las deberíamos expresar. Su incorrecta pero acertada aplicación u omisión nos es muy útil para empoderarnos, ocultar nuestra ignorancia, evitar el compromiso personal, fastidiar a la contraparte, esconder nuestras verdaderas intenciones, obtener beneficios ocultos y mil objetivos más cuya consecución proviene de la amplísima ambigüedad con la que las aplicamos. Llega a tal grado su condición contradictoria que casi todos sabemos entender lo opuesto aún cuando se expresen con toda claridad. Por todo lo anterior estoy seguro que usted amable lector acordará conmigo en que el uso de los adverbios SÍ o NO es de las cosas más difíciles de entender dentro de la cultura mexicana.
Cuando Sí es No…
Tengo tantos ejemplos que usar para comprobar lo afirmado que mucho me temo que me quedaré corto de espacio para poder mencionarlos todos. Pongo primeramente el caso de un hombre de negocios que desea vender su producto y para ello invita a su prospecto de cliente a comer sin saber que después de dos o tres horas de plática insustancial con alguien que no está interesado en comprarle, jamás obtendrá como respuesta la negativa hacia su propuesta, lo que se consideraría poco amable, sino un confuso y difuso sustituto positivo que nunca incluirá un plazo límite. Pasemos ahora al caso de alguien que llega a solicitar algo perfectamente posible a un empleado que ignora el procedimiento para lograrlo ¿Verdad que la respuesta inmediata que obtendrá será que no se puede antes que admitir que no sabe? Apliquemos en el mismo sentido la anécdota de preguntar en la calle a un ignorante el rumbo por el que se localiza tal o cual destino; el sujeto en cuestión mirará a la izquierda, a la derecha, luego al infinito y después nos dirá por dónde debemos ir ¡sin saberlo! ya que primero muerto antes que decir no sé.
Cuando No es Sí…
Las mujeres en sus relaciones con los hombres que las cortejan constituyen todo un catálogo de interpretación contradictoria en torno a las palabras Sí y No, dependiendo del gusto o disgusto que sientan por sus propuestas. Por ejemplo, si el hombre les gusta mucho y desean estar con él suelen contestar con un no a la petición para cuidarse de no ser malinterpretadas al acceder tan fácilmente a lo solicitado, en consecuencia el hombre se retirará y ella lo tildará de tonto al no haber entendido que su no significaba sí; por otro lado si el hombre les disgusta, la respuesta negativa será sustituida con algún adverbio de tiempo como “después” o “luego”, por lo tanto él seguirá insistiendo hasta fastidiarla. Finalmente si desea dar a entender que sí quiere estar con quien le hace la propuesta, entonces responderá con un “quizá” o un “tal vez”.
Miedo al Sí y al No…
Dos ejemplos más: pregunte a cualquier autoridad si usted puede hacer algo y la respuesta inmediata que recibirá será que no, aunque sí esté permitido, para eso son la autoridad. Un político jamás dirá que no a las peticiones que sus electores le formulen y entonces lo que hará será cambiar el adverbio de negación por una promesa. La justificación de ésta esquizofrenia verbal mexicana se encuentra en el sentimiento del miedo. Sí, el miedo al compromiso que implica decir un Sí o un No de manera clara y contundente y ante el compromiso los mexicanos solemos ser miedosos ¿Sí o no?
@victor_gordoa            imagenpublica.mx

jueves, 16 de octubre de 2014

El Juego de la Imagen: "54 días" por Víctor Gordoa Fernández


EL JUEGO DE LA IMAGEN
“54 días”
Por Víctor Gordoa Fernández



Todos en algún punto de nuestras vidas hemos sentido la necesidad de cambiar algo de lo que hasta ese momento hemos hecho durante el transcurso de las mismas. Cuando se le pregunta a la gente ¿Qué cambiaría de su vida? mayoritariamente responden que el trabajo, su estado civil, su residencia o simplemente de “look”. Estas decisiones por lo general son motivadas por el hartazgo de la rutina o monotonía del día a día. Lo curioso (o mejor dicho triste) de esto, es que casi nadie se atreve a responder un aspecto que afecta directamente la forma en que nos auto percibimos y somos percibidos por los demás, con el que un alto porcentaje de nosotros llevamos mucho tiempo insatisfechos y que aunque estemos conscientes de que debemos hacer algo al respecto, decidimos seguir igual pensando “que no es tan grave” sin darnos cuenta que de seguir así, podría derivar en un problema de salud tanto física como emocional. Ese fantasma que todos conocemos pero que nadie acepta es: nuestro estilo de vida.

¡Ni modo que no se pueda!

Hace poco más de un año, por recomendación de mis hermanos, tuve la gran fortuna de conocer un lugar que sin yo saberlo o esperarlo, cambiaría mi vida por completo. En él, ofrecían un programa de entrenamiento intensivo que transformaría mi cuerpo y mi vida ¡en solo 54 dias! ¿Les cae? Bien dicen que Dios protege al inocente y siendo sincero, si yo hubiera sabido todo lo que me esperaba los primeros días, quién sabe si me hubiera aventado a inscribirme. Poder hablar del programa como tal es muy complicado ya que es algo que hay que vivir para tratar de (medio) entender por qué la gente disfruta tanto de ir a “sufrir” a un lugar del que sales destruido después de una hora de entrenamiento. De lo que sí les puedo hablar es de la excelente calidad humana y profesional de todos los que integran 54D empezando por Rodrigo Garduño, creador del concepto, seguido por sus socios, equipo administrativo, entrenadores y equipo de nutrición quienes en conjunto trabajan intensamente para sacar la mejor versión de cada uno de los alumnos demostrándoles lo fuertes que son.

¡Resisto!

Sin perder de vista su objetivo y misión principal, 54D se ha posicionado rápidamente como el lugar que revolucionó la forma de acondicionamiento físico en el país. Esto se debe a que los estímulos que envían durante todo el proceso que vive el alumno (desde la solicitud de ingreso hasta el día de la graduación) son coherentes con la esencia del programa, y si además le sumamos la gran cantidad de testimoniales reales que avalan el éxito del mismo, es lógico que la gente tenga confianza y crea en él.
Ya son más de 3000 personas las que han decidido cambiar su estilo de vida y por consecuencia la manera de auto percibirse y de ser percibidos por los demás. Esto último es lo que hace la diferencia entre 54D y todos los otros gimnasios o programas que han tratado de imitarlos, ya que por lo general se enfocan únicamente en el aspecto físico y se olvidan de la parte humana.
Quiero felicitar a toda la familia 54D ya que hoy se inaugura la nueva sucursal en Polanco. Mi admiración y respeto para cada uno de ustedes y en verdad gracias por cambiar la vida de los demás… Definitivamente #yosoy54D.

Para conocer más sobre la Imagen Pública visita imagenpublica.mx.

martes, 7 de octubre de 2014

"El señor de Banamex" por Víctor Gordoa


VÍCTOR GORDOA
EL SEÑOR DE BANAMEX


Imagen es Percepción, lo he repetido una y mil veces con el objetivo de dar a entender que cuando se habla de imagen se habla de lo que la gente percibe mayoritariamente acerca de algo para luego reaccionar conductualmente en torno a ello. “En el terreno de la imagen nada es verdad o mentira, solo existe la percepción de aquel que te mira” podría yo decir inspirado en Campoamor. Para quien te percibe su verdad o mentira será estrictamente personal e irá en relación directa a lo que le parezcas. “Si ves lo que pareces sabrás lo que la mayoría cree que eres” podría agregar para abreviar este proemio.
Don Javier de Arrigunaga…
Hoy analizaré el caso de la imagen de los bancos y sus banqueros luego de haber leído que Javier de Arrigunaga, un hombre que se ve decente y que presidía un bancote como Banamex, tuvo que presentar su renuncia al banco y a la ABM a raíz del escándalo provocado por el mega fraude de la empresa Oceanografía que afectó seriamente no solo las utilidades sino la reputación y que pudo ser orquestado gracias a la ineficiencia de la propia institución financiera, aunque su jefe Manuel Medina Mora haya dicho de manera eufemista que “a la luz de las dificultades que nuestra franquicia ha enfrentado en México el último año, Javier Arrigunaga siente (sic) que es el momento correcto para un nuevo liderazgo para el grupo”. Pobre de la imagen profesional de don Javier porque por más bonito que se quiera decir, la gente de a pie percibe que se va porque falló, o peor aún… porque tuvo que ver con el fraude. Así funciona el juego de la imagen, así de cruel es el ser humano y ante ello no hay mucho que hacer.
Banqueros Mal Percibidos…
Qué lejos han quedado los tiempos de cuando quienes presidían los bancos en México eran personas muy ricas, sí, pero a su vez muy honradas y hasta preocupadas por los demás. Aquellos años en los que los bancos propiciaban el desarrollo de las empresas y de la gente prestándoles dinero a un interés que a nadie le sonaba a usura sino a justedad; de cuando la profesión bancaria se asociaba a la eficiencia, la seguridad y la probidad; de cuando el ser rico no significaba automáticamente ser malo. Hoy, cuando a los usuarios de los bancos se les somete al ejercicio de decir lo primero que se les venga a la mente al mencionarles la palabra Banco o Banquero, los adjetivos calificativos que surgen inmediatamente son los siguientes: “malos” “ineficientes” “abusivos” y hasta “rateros” (aquí vuelvo a recordarles que no lo digo yo, ni tampoco que eso sea cierto pero hagan el ejercicio con quienes estén a su lado y verán el resultado) este último adjetivo, el de rateros, ya no sólo asociado a la usura bancaria sino también a partir de los robos que suceden a cuentahabientes que han retirado una suma de dinero en efectivo los cuales no podrían suceder si no existiese el contubernio entre los cajeros y los asaltantes. Hoy la gente siente mucho miedo al tener que retirar una suma en efectivo de un banco, qué cosa ¿no?
¿Por qué ha pasado esto?…
Porque se lo han ganado, primeramente por el gran tamaño que los bancos han adquirido al grado de llegar a la despersonalización, ellos no saben quién es uno y nosotros no sabemos quiénes son ellos. Después por la soberbia de sus integrantes, quienes sin ser los propietarios del dinero se sienten sus dueños desde el nivel más bajo. Agreguemos el altísimo costo de los servicios bancarios especialmente en México, territorio que ya representa la mayoría de las utilidades para muchas matrices extranjeras. Si le añadimos las malas prácticas operacionales, los graves errores operativos y hasta los de su mercadotecnia, el resultado es el mencionado… bancos y banqueros son malos. Ni modo don Javier, con todo y su buena pinta ahora le tocó bailar con la más fea, hasta que salga el siguiente bailarín.
@victor_gordoa            imagenpublica.mx

jueves, 2 de octubre de 2014

El Juego de la Imagen: "Un verdadero líder" por Víctor Gordoa Fernández

EL JUEGO DE LA IMAGEN
“UN VERDADERO LÍDER”
Por Víctor Gordoa Fernández

El domingo pasado fue el adiós de un personaje emblemático para el mundo del beisbol. Después de veinte años de carrera el capitán de los Yankees de Nueva York, Derek Jeter, se retiró. En un deporte en el cual no es raro encontrar casos de jugadores que se han visto envueltos en escándalos relacionados con fraudes, violencia o uso de sustancias ilegales, Jeter se encargó de volver a poner en alto la credibilidad de la MLB y de quienes la integran. El hecho de haber vestido el uniforme de los neoyorkinos durante toda su carrera hizo que la gente lo perciba como un jugador leal, comprometido y disciplinado. En pocas palabras, un verdadero líder.

Excelente reputación

Los “Bombarderos del Bronx”, son uno de los equipos con más reconocimiento e historia del beisbol de las Grandes Ligas. Han participado en 40 emisiones de la Serie Mundial, de las cuales, en 27 de ellas han salido campeones. Tomando en cuenta a todos los equipos de las diferentes ligas deportivas estadounidenses como: la NBA (basquetbol), NFL (futbol americano), NHL (hockey sobre hielo) y MLB (beisbol), los Yankees son el equipo que más títulos ha ganado. Por lo tanto, es lógico que ponga especial atención en el cuidado de la imagen pública del equipo y sus jugadores aunque para su desgracia, es imposible que puedan asegurar que las decisiones personales y comportamiento de los beisbolistas vayan de acuerdo con los estatutos, protocolos e imagen de la institución. Durante sus veinte años jugando para los del Bronx, Jeter fue de los pocos jugadores que lograron comprender, asimilar y representar la esencia y valores del equipo. Por todo esto, es fácil comprender por qué además de conseguir infinidad de reconocimientos tanto por su actividad deportiva como filantrópica, muchas marcas, empresas, cantantes, modelos, actrices y ex reinas de belleza hayan querido estar ligadas a la excelente reputación que tiene el Sr. Noviembre.

Icono eterno

Jeter dijo adiós en el Fenway Park, casa de los Medias Rojas de Boston, y fue realmente impresionante ver cómo a pesar de estar en la casa de sus acérrimos rivales, el estadio completo se puso de pie para ovacionarlo y despedirlo con el respeto y reconocimiento que se merece un jugador como él. ¿Creen que sucedería lo mismo si un jugador del Guadalajara se despidiera durante un clásico en el Estadio Azteca?
Los Yankees le dicen adiós a un miembro del equipo, pero dan la bienvenida a un nuevo símbolo que indiscutiblemente estará siempre ligado con la novena de Nueva York ya que figuras como él son las que fortalecen la percepción de cualquier equipo deportivo.
Por supuesto que siempre existirán jugadores que logren alcanzar el éxito y ser figuras reconocidas por la afición, pero son muy pocos los que en verdad trascienden después del retiro. Ojalá que surjan más “Dereks Jeters” en todos los deportes, porque son ellos los que demuestran que sí pueden existir jugadores que gracias a su comportamiento, compromiso y desempeño profesional ayuden al deporte permeándole su buena imagen pública.

@VictorGordoaF                 imagenpublica.mx

jueves, 25 de septiembre de 2014

El Juego de la Imagen: "Chícharo dinámico" por Víctor Gordoa Fernández

EL JUEGO DE LA IMAGEN
“Chícharo dinámico”
Por Víctor Gordoa Fernández

A través de la historia hemos observado grandes cambios y formas de evolución. Algunos países son lo que son actualmente gracias a que se atrevieron a cambiar, el secreto de muchos artistas para mantenerse en la cima está en la renovación constante de los estímulos que envían sin perder de vista su esencia, el objetivo a cumplir y las necesidades que tiene la audiencia a la que se dirigen. En el mundo del futbol hay muchos casos de equipos y jugadores que han sabido evolucionar tomando en cuenta los tres puntos anteriores, pero que sobre todo han entendido que la imagen es dinámica y han sabido adaptarla coherentemente al momento o situación que están viviendo. El día de hoy analizaremos desde el punto de vista de la imagen pública un caso que lleva casi un mes siendo tema de conversación y que si bien ha dado pie para escuchar un sin número de comentarios, juicios de valor y opiniones producto de la percepción que tiene la gente sobre él, ejemplifica a la perfección el dinamismo de la imagen: me refiero al Chicharito Hernández y su llegada al Real Madrid.

La imagen es dinámica

Lo conocimos siendo un jugador de las Chivas del Guadalajara y desde sus inicios demostró ser un jugador disciplinado. Fue seleccionado para el Mundial Sub 17 del 2005 y a la mera hora causó baja del equipo que se coronó campeón. Vivir algo así, es un golpe anímico para cualquier jugador, pero el Chicharito en lugar de tomar una actitud negativa, decidió ponerse a trabajar hasta lograr ser figura del equipo tapatío. En ese entonces, Javier ya era reconocido por la afición mexicana y ésta lo tenía identificado como un jugador responsable, serio y exitoso. El salto cuántico para su carrera y explotación de imagen sucede en el 2010 al ser comprado por el Manchester United. En ese instante comienzan a aparecer los primeros cuestionamientos y comentarios en contra de su contratación. Cada vez que se le dio la oportunidad de participar con el equipo inglés, el Chicharito la aprovechó y demostró que no fue “cuestión de suerte” que se hayan fijado en él. Por desgracia, su permanencia en la banca comenzó a ser cada vez mayor y la opinión de la afición comenzó a cambiar. De ser un tipo profesional y exitoso, pasó a ser el mismo profesional pero que no dio el ancho para jugar en Inglaterra. Hoy, siendo parte del Real Madrid, Javier está ante un nuevo reto que volverá a cambiar la forma en la que es percibido.

Falta mucho

A partir de los 2 goles que anotó el sábado pasado, se volvieron a poner muy altas tanto las expectativas como las críticas hacia el desempeño y profesionalismo del Chicharito. La gran mayoría deseamos que triunfe y se convierta en el segundo mexicano que alcance el éxito de su carrera en Real Madrid, pero tenemos que ser conscientes de que si bien es cierto que su desempeño fue sobresaliente en los minutos que jugó, también es cierto que fue contratado como suplente y tendrá que ganarse más minutos conforme se desarrollen los torneos. Independientemente de lo que suceda en esta nueva etapa, el Chicharito siempre será percibido como un tipo educado, trabajador y profesional. Estoy seguro que si todos tuviéramos el mismo porcentaje de productividad que tiene él, México sería otro.


@VictorGordoaF                 imagenpublica.mx

miércoles, 24 de septiembre de 2014

"Y llegaron las redes..." por Víctor Gordoa

VÍCTOR GORDOA
Y LLEGARON LAS REDES…

Las reglas del juego de los medios de comunicación ya cambiaron y a quienes por medios piensen en la televisión la radio y la prensa escrita, temo decirles que ya no es así, que ya ha surgido una vertiente de comunicación mucho más poderosa que ellos. Esta nueva faceta de la comunicación puede con quien sea, no importa que se trate de una figura distinguida del empresariado, un político corrupto, una artista escandalosa o los medios mismos como tampoco que sea un perfecto desconocido, ante el inmenso poder de influencia social de las nuevas formas de comunicación cualquiera puede caer defenestrado, ridiculizado o ser encumbrado a niveles instantáneos de admiración y popularidad, por supuesto que estoy hablando de las redes sociales y sus nuevas formas de comunicación.
La Nueva CM…
Como Consultor en Imagen Pública debo saber tratar con los medios ya que sin ellos la masificación de la imagen sería imposible, de hecho debo considerarlos significativos en mi proceso de aprendizaje pues provengo de ellos y ahora mi papel de Imagólogo me permite seguir siendo jugador activo en sus contenidos. Con todo y ello las redes sociales a mí también me cambiaron las reglas del juego y ahora he debido crear dentro de mi empresa un equipo talentoso de jóvenes que constituyen una nueva división denominada Community Management (CM) todavía no bautizada en español pues traducirla como manejo de comunidad no reflejaría el funcionamiento que el anglicismo incluye. El manejo de redes sociales no solamente comprende estar al pendiente de ellas, atenderlas y retroalimentarlas sino además el poseer los recursos para estar presentes en ellas de manera proactiva y no solamente reactiva. Añádale a lo nuevo el hecho de que los jóvenes ya no se estén informando en los medios de siempre sino en las redes.
Los Medios Han Cambiado…
Por todo esto la manera de operar de los medios de comunicación también se ha visto transformada, le bastará hojearlos, escucharlos y verlos para darse cuenta de que facebook, twitter y youtube son parte diaria de sus contenidos. Hoy ya no les es absolutamente necesario ir a entrevistar a un personaje de alta visibilidad para obtener una declaración oportuna, basta con acudir a sus redes sociales para extraer de ellas la información requerida. Se han visto en la necesidad de crear dentro de sus contenidos secciones con la referencia a las tendencias temáticas marcadas en las redes y deben prestar constante atención a ellas si es que no quieren perderse de aquello que está sucediendo en tiempo real y que puede ser información significativa para las audiencias tradicionales.
Los Pobres Ignorantes…
El problema gordo que este cambio ha originado consiste en que la inmensa mayoría de los protagonistas de los medios tradicionales todavía no se dan cuenta de que el juego ya cambió, de que ya existen nuevos poderes informativos que no se pueden controlar como solían hacerlo antes de que aparecieran las redes sociales y mucho menos cuentan con una división propia de CM que se encargue de darles presencia, responder inquietudes, aclarar confusiones, atajarles y solucionarles problemas de imagen, modificar situaciones conflictivas, informar y hasta “cacarear los huevos recién puestos”. La exhibición frecuente en las redes sociales de las corruptelas y conductas licenciosas o violentas de los protagonistas de la historia llegó para quedarse, no me explico cómo es que todavía existan casos de figuras prominentes que cegados por la soberbia aún no se hayan dado cuenta de su gran vulnerabilidad.