miércoles, 24 de agosto de 2016

"La olímpica imagen de México" por Víctor Gordoa

VÍCTOR GORDOA
La olímpica imagen de México

Somos lo que somos, por eso hacemos lo que hacemos y nos va como nos va. Es una cuestión idiosincrásica. La consecuencia es que por ella vamos dejando una imagen negativa que nos afecta a todos.
Somos lo que somos…
La idiosincracia es el conjunto de características esenciales que nos diferencian de manera individual o colectiva, el cualseñala una clara diferencia entre grupos de gente, nacionalidades o razas. Los mexicanos somos lo que somos debido a nuestra conformación de factores como el temperamento, carácter, principios humanos de comportamiento y valores morales, sumados al contexto de desarrollo genético, histórico, cultural, educativo, socioeconómico y hasta laboral, incluyendo a la percepción que tenemos de nosotros mismos en lo personal y como país.
Ser mexicano…
Es entonces bajo el cariz idiosincrático nacional que analizo la actuación de la delegación olímpica mexicana en los recientes juegos celebrados en Río de Janeiro. Debo aclarar, antes de iniciar, que me veo afectado por una serie de pensamientos y emociones contradictorias que tal vez modifiquen la objetividad de esta colaboración, pero créanme que trataré de ser lo más racional posible. Lo que pasa es que, siendo mexicano, he tratado toda mi vida de luchar contra la idiosincrasia nacional; por ser mexicano, convencido guardo un gran respeto por nuestro pasado histórico prehispánico y por todo los signos y símbolos que nos dan identidad, pero a la vez me avergüenzo, me enojo y entristezco por la manera de ser de muchos compatriotas que afectan mi orgullo de ser mexicano. Es verdad que todos somos mexicanos, pero estarán ustedes de acuerdo conmigo en que hay de mexicanos a mexicanos, lo malo es que pagamos justos por pecadores.
Cinco casos excepcionales…
Siento un gran respeto por cualquier deportista de alto rendimiento que tiene el valor de ir a una justa internacional a medirse en competencia contra lo más granado del orbe. Esfuerzo, disciplina, valentía y sacrificio son por lo menos alguna de las cualidades que han tenido que poseer para desempeñarse como tales y lograr ser medallistas. Para fortuna nacional, en las últimas horas de las competencias cayeron tres medallas que permitieron que México sumara cinco para quedar en un deshonroso lugar 61 entre todos los países participantes, siendo aventajado por otros con economías y dimensiones inferiores. Lo sucedido en Río de Janeiro nos deja muy mal parados, pues no solamente acusamos un bajo rendimiento deportivo, sino que evidenciamos la descoordinación y antagonismo que existe entre las actuales autoridades deportivas mexicanas, ya tachadas internacionalmente de incumplidas. Asistieron muchos nuevos deportistas que demostraron que les falta mucho, y algunos otros muy experimentados que, aun habiendo ganado con anterioridad, no pudieron con el nuevo reto. La delegación mexicana, eso sí, fue numerosa, multitud paseante que no pudo disimular que hasta la novia de don Alfredo Castillo, mandamás de la CONADE, desfiló uniformada. Demostramos ante el Comité Olímpico Internacional que las autoridades deportivas mexicanas dentro del COM y la CONADE sí están profundamente divididas por causa de sus diferentes intereses, de hecho, de no haber sido por la intervención de don Olegario Vazquez Raña ante el COI, nuestros taekwondines hubieran sido descalificados por razones extradeportivas; Dejamos en claro que nuestros atletas no fueron tan buenos para competir, pero sí para poner pretextos que intentaron justificar las causas del bajo desempeño: falta de apoyo, mala calidad de uniforme, luces cegadoras, injusticia de los jueces, viento, falta de concentración, y muchos más; Evidenciamos que somos malos para ganar en la cancha o pista, pero buenísimos para echar relajo en las gradas, ponernos máscaras, sombrerotes, colgarnos bigototes y envolvernos en banderas tricolores, aunque el oro no haya caído, al cabo que lo importante no es ganar sino competir. Total el éxito no se mide en medallas, tal como fue declarado por el Sr. Castillo. Este es un nuevo fracaso que minimiza nuestra imagen como país competitivo. Como les dije, no hay remedio, creo que se trata de una cuestión idiosincrásica.
@victor_gordoa       imagenpublica.mx


miércoles, 10 de agosto de 2016

"La imagen caótica es contagiosa" por Víctor Gordoa

VÍCTOR GORDOA
La imagen caótica es contagiosa

En el terreno de la Ingeniería en Imagen Pública, ese riesgoso contagio se llama Permeabilidad y es la característica que explica por qué las instituciones se ven afectadas por la imagen de sus titulares y viceversa.
Es inevitable…
El fenómeno de la permeabilidad de la imagen pública está basado en el proceso mismo de la percepción, facultad que le permite al ser humano traducir lo que percibe en una opinión, misma que le impulsa a decidir a favor o en contra de lo percibido sin importar que haya sido falso o verdadero, al final de cuentas la percepción de cada quién se convertirá en su realidad. Esta es la causa de que el contagio de la imagen termine convirtiéndose en un axioma, o dicho de manera más sencilla, en una verdad que no necesita demostración, es porque así somos todos. ¿Suena injusto y hasta cruel? Sí, pero no hay nada que hacer al respecto, solo reconocer que así es el juego de la imagen pública y que con esas reglas deberá de jugarse.
La institución se contagia…
Vamos primero en el sentido de la persona hacia la institución: La manera como sea percibido el número uno de cualquier organización determinará la opinión que se tenga de toda ella. Lo explico con ejemplos, si usted percibe mal a su presidente, dirá que el gobierno es malo, aunque haya hecho algunas cosas buenas; si usted percibe bien a un empresario dirá que su empresa es buena, aunque tenga problemas internos de funcionamiento, ¿lo ve? la imagen de la titularidad permea en la institución. El problema se acrecienta cuando comprendemos que no solamente el número uno de una institución es el titular de la imagen corporativa, sino cualquiera que la represente frente a los demás. Pongo más ejemplos: la recepcionista de un hotel será para usted la empresa misma, así como pasará con el vendedor que lo está atendiendo en una tienda. Imagínese ahora lo que sucede en el gobierno, si uno o varios gobernadores son corruptos, usted dirá que el partido que los cobija es corrupto y que la presidencia lo es también. Se lo dije, es un juego injusto y cruel, pero así es, porque así funcionamos.
Los miembros se contagian…
Analicemos la permeabilidad de la imagen ahora en el sentido inverso. Toda vez que usted ha conformado en su mente la imagen de una institución, la manera como usted crea que es ella, le hará creer que así son todos sus empleados. Por ejemplo, si usted cree que la empresa Bimbo es buena, entonces buenos serán su gerente de ventas y hasta sus repartidores. Si usted cree que un partido político es violento o subversivo, entonces le adjudicará esas cualidades negativas a cualquiera de sus miembros, aunque algunos no lo sean.
El futuro contagiado…
Explíquese ahora la crisis de imagen pública que está viviendo el gobierno mexicano y la del partido político que se encuentra en el poder. Existen muchos elementos de juicio que han llevado a los ciudadanos a creer que el gobierno en funciones es malo y que, por lo tanto, malo es el partido del cual emanó, así como malos serán también aquellos de sus miembros que pretendan gobernar en el futuro. De esta mala imagen permeada en ambos sentidos, es posible desprender la dificultad que tendrá el PRI y sus candidatos para darle continuidad al gobierno en el 2018, cuyo preámbulo ya se vivió en las pasadas elecciones intermedias. También explíquese la producción de los hechos caóticos en los que se ha visto inmerso el país, simplemente es conveniente para ciertos rivales políticos que pretenden hacerse del poder, por eso tampoco deberá parecer raro que en algunos lugares la autoridad no se ejerza y se deje hacer, pues con ello se favorece la percepción de que las cosas van de mal en peor. El objetivo es hacer creer que urge un cambio, aunque no se sepa para dónde.
@victor_gordoa       imagenpublica.mx

miércoles, 27 de julio de 2016

"El perdón como estrategia de imagen" por Víctor Gordoa

VÍCTOR GORDOA
El perdón como estrategia de imagen

No, no voy a tratar aquí el asunto del perdón solicitado por el presidente Enrique Peña Nieto, eso ya fue, creo que es oportuno analizar el hecho de pedir perdón como estrategia de Imagen Pública.
No es lo mismo…
Para empezar debemos diferenciar el perdón, que asume el ser culpable de algo, de una simple disculpa, que lo que solicita es el descargo de la culpa en un factor ajeno. El perdón como parte de una estrategia de imagen pública sirve para tratar de aminorar el daño que se sufre en la reputación cuando algo malo ha sucedido, es evidente y es verdad. Desde que el hombre hizo su aparición sobre la faz de la tierra, ha cometido actos de comportamiento dignos de reprobación, desde mentiras y asesinatos, hasta ingratitudes, traiciones, ambiciones desmedidas, infidelidades y, por supuesto,la maldita tentación de quedarse con lo que no es suyo. En lo personal, creo que si esas y muchas otras desviaciones conductuales siempre han existido es por la sencilla razón de que son parte de la debilidad de la naturaleza humana, así somos y punto. Sin embargo, no con esta postura pretendo justificar aquello que atenta contra la ética conformada por la serie de valores morales y principios humanos de comportamiento con la que se supone que cualquiera debería de conducirse. No, lo que sugiero es que si la histórica repetición de errores conductuales jamás dejará de existir, más valdrá estar preparados para saber qué hacer ante las crisis producidas por ellos, adoptando una actitud pro activa que incluya la planeación de estrategias que minimicen los daños en la reputación.
Nada quedará igual…
La reputación no es mas que una imagen pública sostenida en el tiempo, lo que constituye el más grande patrimonio que una persona o institución pueda poseer. La imagen atrae, sí, pero es su efecto sostenido en la reputación lo que produce lealtades, confianza y credibilidad. Cuando sucede una crisis producida por una desviación humana de comportamiento, será irremediable que estos atributos sufran merma. Después de una crisis nada vuelve a quedar igual, así que el objetivo a lograr será que el recuento de los daños sea el más bajo posible.
¿Y la enmienda?…
Los sentimientos guían las decisiones y preferencias del hombre por encima de su pensamiento, el estudio de la inteligencia emocional desde hace años así lo ha comprobado; Es por ello que en tiempos de crisis, el establecer un vínculo sentimental con los demás será determinante para poder obtener de ellos su comprensión y tal vez su perdón, por lo que no bastará solamente con reconocer el error cometido, sino que además deberá solicitarse el perdón por la falta cometida. Ahora bien, una cosa es pedir el perdón y otra que te lo concedan, así que para que los agraviados te lo otorguen, deberán existir otras condiciones adicionales que deberán cumplirse. Para empezar, la del arrepentimiento que significa el sentir gran pesar por haber hecho algo malo, por lo que conjuntamente deberá ofrecerse la inmediata enmienda del error cometido. Enmendar es un verbo muy poderoso que tiene varias acepciones, entre ellas la de arreglar, quitar los defectos, resarcir, subsanar los daños y hasta variar el rumbo, según las necesidades del caso y eso, por supuesto, cuesta más que el error mismo porque además agrega la dificultad de la enmienda si es que se quiere obtener la redención de la falta. Por lo tanto, pedir perdón sin enmendar resultará inútil, pues quedará tan solo como un intento fallido de corregir las cosas pero sin ofrecer arreglarlas, sin demostrar que la intención de cambiar el rumbo era verdadera. La credibilidad del perdón radicará entonces en los hechos subsecuentes y coherentes a la falta cometida que demuestren que el arrepentimiento es genuino a través de la enmienda del daño causado, de lo contrario todo quedará tan solo en lindas, pero vanas palabras que jamás lograrán que el perdón sea otorgado. Y hasta donde yo intelijo… perdón no otorgado es igual a perdón no solicitado.

@victor_gordoa       imagenpublica.mx

miércoles, 13 de julio de 2016

"El caso de estudio del senador Lozano" por Víctor Gordoa

VÍCTOR GORDOA
El caso de estudio del senador Lozano

El senador Javier Lozano apareció en la portada de la revista Hola hablando por primera vez de su noviazgo; pero antes, por vía de tuiter, había reprobado a algunos colegas rivales por actos similares. Aquí el caso.
Las redes no perdonan…
Los usuarios de las redes sociales no se andan por las ramas cuando descubren que alguien ha observado un comportamiento fuera de lo común.Ya sea para bien o para mal y con la fuerza que les proporciona la multiplicación de sus replicantes, son capaces de llevarlo a la cima de la gloria o de denostarlo cruelmente, hundiéndolo en el espeso fango de la crítica social que rechaza al individuo que exhibe incoherencia en su comportamiento, sobre todo si ocupa una posición de alta visibilidad, por ejemplo en la política, ocupación profesional muy vulnerable en cuestiones de imagen pública. Lo que quiero decir es que, para los políticos, el horno del Hola no está para bollos.
El incoherente caso…
Hace unos días paseándome por tuiter descubrí por casualidad un gráfico comparativo, autoría del periodista Mario Campos, el cual exhibía al senador Javier Lozano en la portada de la revista Hola y la comparaba con algunos de los tuits que el importante político había publicado anteriormente en su cuenta. En dichos mensajes don Javier criticaba a otros políticos, entre ellos el gobernador Velasco y el presidente Peña, por verse inmiscuidos en situaciones que el senador calificó como frívolas. El comparativo era contundente y daba cuenta en todo su esplendor de la incoherencia en la que su decir y su hacer habían caído, al aceptar aparecer en una revista con connotaciones frívolas.La publicación sabe que esas notas causan escándalo y venden, por eso busca a los políticos, pero al parecer los políticos no lo saben, pues les encanta caer en la tentación de aparecer como personajes de la alta sociedad. Lógicamente por ser tema de mi especialidad, lo tomé para tuitearlo en mi cuenta @victor_gordoa con este texto: “¿Sabrá el senador que la coherencia es el principal requisito para una buena imagen pública?” Inmediatamente el senador Lozano me contestó en su cuenta @JLozanoA “Mira Víctor: coherencia es cumplir con el trabajo encomendado y NO pagar por estas publicaciones. Así, NO hay tal frivolidad” (sic) -Para después añadir en otro tuit-: “Por cierto, no deja de llamar la atención que te tomes el tiempo de buscar esos tuits en mi TL. ¿Mera curiosidad o encargo?” –asombrado por su insinuación de complicidad, típica de la tribuna legislativa, le contesté a cada uno como sigue: “El punto no es su trabajo, ni la frivolidad, sino la incoherencia entre la crítica de antes y la publicación actual” y “No. Su caso ya circulaba y es ejemplo del daño que produce la incoherencia a la imagen pública, mi especialidad.” No contento con mis respuestas todavía me replicó: “¡Muchas gracias por la publicidad! Me queda claro que sólo viste la portada de @holamexico y no el reportaje. #BuenViernes”
Sus propias palabras…
El caso de estudio lo armó él mismo, solito, con sus actos voluntarios. Él apareció en la revista Hola y él publicó todos los tuits de antes y después, e independientemente de los sentimientos que el senador Javier Lozano connota en sus respuestas, los cuales traslucen su incomodidad y de sus respuestas que infieren la incomprensión del error de imagen pública que cometió, ya publiqué en el canal YouTube de Imagen Pública la anécdota convertida en un caso de estudio de imagen pública: youtu.be/FXcZqYZEtlwen donde no quedo solamente como analista de lo sucedido, sino que comparto (de manera gratuita para que no sea frívolo) posibles enseñanzas que el caso puede dejar. Por supuesto que las redes sociales ya manifestaron su disgusto ante la conducta de don Javier, lo cual era lógico y previsible, pero curiosamente puedo resumirlo usando las propias palabras que el senador Lozano dejó publicadas cuando criticó a sus pares por lo mismo que después realizaría, así que lo cito textual: Javier Lozano A @JlozanoA “Y luego por qué la sociedad se harta de la política y de los partidos. Se nos ocurre cada estupidez y frivolidad”. Conste, aclaro, lo dijo él.
@victor_gordoa       imagenpublica.mx

miércoles, 29 de junio de 2016

"Ignorancia + Democracia = Populismo" por Víctor Gordoa

VÍCTOR GORDOA
Ignorancia + Democracia = Populismo

Vaya suma de elementos, es impecable, válida, legal y efectiva, muy efectiva. Eso lo saben bien los políticos que han llegado al poder compitiendo contra la forma del Conocimiento + Aristocracia = Liberalismo.
La bomba…
Empecemos definiendo cada concepto para que no se preste a malos entendidos. El Populismo, que según la Real Academia Española (RAE) debe decirse popularismo, es la tendencia política que pretende ganarsela simpatía de las clases populares, un sentimiento y no pensamiento que generalmente intentan lograralgunos políticos prometiendo al pueblo, mayoritariamente ignorante y necesitado, muchas cosas que después no podrán cumplir. Esto los popularistas lo saben y la historia lo constata, pero aun así lo intentan y muchas veces logran llegar al poder.La ignorancia es simplemente la falta de conocimiento, concepto que se entiende fácilmente. La democracia es la forma de gobierno en la que el poder político idealmente es ejercido por el pueblo, por los ciudadanos que conforman un país, lo que finalmente no viene siendo cierto pues el poder político estará en manos de los políticos,aquellos que llegaron al poder para ejecutar el mandato que el pueblo les dio al elegirlos. La combinación de estas tres características constituye una mezcla semejante a la que se integra para construir una bomba, o peor aún, puespuede producir más daño a muchasmás personas que el que produce unartefacto explosivo, al grado de implicar a todos los habitantes de un país.La realidad por sí misma exhibe a esos que están bajo los gobiernos popularistas que han demostrado históricamente ser altamente ineficientes,puessus gobernantes carecen de la capacidad para conseguir el efecto de bienestar que proponían al pueblo durante las campañas electorales.
La utopía…
Por el otro lado tenemos al liberalismo como una actitud que propugna la libertad y la tolerancia en la vida de una sociedad, que como doctrina política postula la libertad individual y social en lo político, la iniciativa privada en lo económico y también en lo cultural, limitando en estos terrenos la intervención del estado y de los poderes públicos. La aristocracia es un término mal entendido que generalmente es aplicado a los miembros de la clase social más alta y no debería ser así ya queAristós significa lo mejor e idealmente sería una forma de gobierno según la cual el poder político sería ejercido por los mejores, los más preparados y experimentados; dije idealmente porque, como pueden ver, prácticamente no existe. El conocimiento entendámoslo como la múltiple información que sumada a la experiencia permite con el tiempo adquirir la capacidad de saber, condición sine qua non para que se dé la sabiduría en el hombre. Ahora mezclen los tres términos y se producirá un ideal de gobierno en el que mandarían los mejores, los sabios, en condiciones de tolerancia y libertad, delegando en los ciudadanos el desarrollo de la economía, sobre todo a través del libre comercio y la creación de empleos, y el de la cultura, procurando primordialmente el imparto de la educación y el desarrollo de las artes. Como ven la combinación no suena mal,lástima que la auténtica aristocracia tal como la definí, no está en el poder, de ahí el descontento con el liberalismo.
La realidad…
El populismo, mejor dicho, popularismo, está de vuelta en el mundo, ya no como una forma políticaprivativa de países subdesarrollados, sino dando claras muestras de su existencia en naciones avanzadas y promete avanzar rápidamente porque el pueblo está harto de los malos gobiernos liberales, debido a que los políticos no cumplen con la condición de ser a su vez aristócratas, ni al menos se rodean de ellos. Es así como puedo entender los fenómenos tipo Trump, Brexit, antes Venezuela y más cerca Andrés Manuel López Obrador, basado en esto creo que la posibilidad de que la combinación AMLO yTrump se dé es absolutamente real.

@victor_gordoa       imagenpublica.mx

miércoles, 15 de junio de 2016

"El desahucio de la imagen política" por Víctor Gordoa

VÍCTOR GORDOA
El desahucio de la imagen política.

Han pasado diez días desde el último suceso electoral y ya he leído mucho acerca de ganadores y perdedores, pero no encuentro que alguien haya dicho lo siguiente: Todos perdieron. Les diré por qué.
Las últimas bocanadas…
Realmente pienso que recordar los nombres de quienes ganaron o perdieron puestos de elección popular el domingo 5 de junio de del 2016, resulta irrelevante bajo la lupa de la Imagología y de la Ingeniería en Imagen Pública. Los resultados ahí están, hablan por sí mismos y sólo demuestran que la gente prefirió escoger en un momento dado, en un territorio determinado y en medio de un contexto claramente identificado, a quien consideró más conveniente. Analizada bajo esa óptica ya se pudieron sacar conclusiones evidentes de que hubo casos en los que se votó guiados por el hombre y no por el partido que lo registró, como fue en el caso de Quintana Roo; De que la gente decidió castigar a través de su voto a quien consideró virtual culpable del delito de corrupción gubernamental, como sucedió en Veracruz, estado mexicano en el que por primera vez se dio la alternancia en el gobierno; O de casos en los que la ciudadanía decidió darle continuidad al partido que había estado en el poder desde siempre como por ejemplo sucedió en Tlaxcala. Hablar en ese contexto de los hombres y partidos que ganaron o perdieron es irrelevante porque una vez pasadas las condiciones determinantes de cada caso, las circunstancias futuras harán que el escenario sea diferente. Por lo tanto encuentro algo más importante que decir y que corresponde al terreno de la percepción, es decir al de la imagen, y es que la imagen política está muy enferma, prácticamente desahuciada, por lo que de seguir viviendo sin buscar una cura, pronto morirá con consecuencias funestas para todos.
Emociones determinantes…
El clima emocional que marcó el pasado periodo electoral está claramente identificado dentro de una mezcla de gran enojo y miedo, sentimientos con los que la gente vive en torno a los temas de corrupción, impunidad e inseguridad. Puedo señalar que esos dos sentimientos ascendientes han originado algunas otras emociones descendientes negativas, entre las que se identifican el hartazgo, la indignación y la desesperación. El panorama luce desolador, pues puedo añadir que la pérdida de la fe y la esperanza en la clase gobernante mexicana, percepción reportada en todas las investigaciones de imagen política, empiezan a jugar en el límite de resistencia de la ciudadanía, debido a que cada vez se menciona más el cinismo con el que se están dando los casos de maldad en el ejercicio del poder y su correspondiente inacción para castigarla.
Todos son iguales…
Las investigaciones realizadas en el Colegio de Imagen Pública resumen en una sola frase el desdibujamiento de la imagen política en México: “Todos los políticos son la misma cosa, da igual de qué partido sean”. Identifico claramente dos circunstancias que vienen a agravar esa pérdida de identidad y diferenciación política: 1) El hecho de que cualquier político puede convertirse de la noche a la mañana en un “chapulín” que salta de un partido a otro ante eventuales contrariedades personales, y peor aún, a que encuentra fácilmente acomodo en el partido rival; y 2) El establecimiento de alianzas políticas entre partidos ideológicamente contrarios, con el único objetivo de lograr el poder por el poder, aunque después tengan que repartirse los beneficios políticos y económicos; O en el caso de los partidos menores, alianzas establecidas con el fin de lograr la sobrevivencia en el terreno electoral, asegurando así el jugoso presupuesto que reportará beneficios personales para unos cuantos. Es por ello que digo que desde el punto de vista de la imagen pública todos pierden, vamos, hasta los candidatos independientes que no arrojaron resultados favorecedores debido a la desaparición del “factor bronco”, tema del que ya me ocuparé en otra ocasión. Sería deseable que alguien se atreviera a cambiar los enviciados procedimientos actuales presentando una nueva realidad política, sería la cura que la desahuciada imagen política necesitaría y traería beneficios para todos.

@victor_gordoa       imagenpublica.mx

miércoles, 1 de junio de 2016

"Un vaso a punto de derramarse" por Víctor Gordoa

VÍCTOR GORDOA
Un vaso a punto de derramarse

Ya casi el 100% de los mexicanos piensa que quienes ostentan el gobierno y la autoridad pública en México son corruptos. Esta pésima imagen no sólo daña a los políticos y sus apéndices, sino a todos los que aquí nos tocó vivir.
Encuesta del gobierno…
El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) lo dice en su tercera Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental (ENCIG):90.4% de los mexicanospercibe que la corrupción es una práctica frecuente y considera que ese es el segundo mayor problema al que debe enfrentar todos los días, solo después del de la inseguridad causada por la delincuencia común y el crimen organizado. La cosa se pone más caliente cuando, en la misma encuesta, la Policía arroja un 89.8% de gente que cree que esa institución es corrupta, seguida del 88.6% que arrojaron los partidos políticos y un 81.8% el gobierno federal. Atención, lo anterior lo dice una encuesta del propio gobierno, así de que no hay manera de que sus integrantes digan que se trata de información sesgada divulgada por organismos privados o que responde a intereses particulares.
Leyendo entre líneas…
La situación es por demás preocupante pues, en los terrenos de la imagen pública, la percepción se convierte en la realidad y ella se produce por todos los estímulos que las instituciones referidas han repetido y repetido de manera constante, hasta formar en todos la idea de la pésima reputación. Mi abuela lo hubiera dicho de manera más sencilla “Si el río suena es porque agua lleva”. El panorama es desolador.La conclusión la saco yo leyendo la encuesta entre líneas, pues eso quiere decir que la gente cree que el gobierno no sirve, que los partidos políticos son malos y que la autoridad que debería de cuidarla prácticamente ya no existe. Los sentimientos que identifico detrás de esta situación los tengo muy claros.Primeramente hartazgo, ya que estamos viviendo una realidad que se ha venido deteriorando desde hace muchos años. Recuerdo que ya desde hace cuarenta años, cuando José López Portillo llegó a la presidencia de la República Mexicana, su lema de campaña “La solución somos todos” fue modificado por el humor popular hacia “La corrupción somos todos”, debido a que la ciudadanía desde entonces ya percibía como preocupante la misma condición que ahora nos alarma y eso que no estaba en los niveles que ahora reporta la ENCIG.
¡¡¡Uyuyuy!!!…
También identifico el sentimiento del miedo, seguido dela sensación de indefensiónque concluye en una gran ira, paquete emocional que explica con toda claridad el por qué ya algunos habitantes de zonas muy desprotegidas, hartos de la corrupción, la inseguridady sobre todo de la impunidad, han decidido hacer justicia por su propia mano, llegando a linchar hasta la muerte a quienes han sido sorprendidos en flagrancia de algún delito y atrapados por la chusma enardecida, hechos preocupantes que deben interpretarse como una señal inequívoca de que la gente ya empieza a dar por perdidos el estado de derecho, el ejercicio de la autoridad y el castigo de los delincuentes.La corrupción y la impunidad no son asuntos nuevos, eso todos lo sabemos, pero lo que sí es nuevo es el cinismo con el que se están llevando al cabo y la exhibición constante en medios y redes de la mala praxis política y gubernamental. Yo no sé ustedes, pero si yo fuera el presidente de México estaría muy preocupado, pues no se necesita ser clarividente para llegar a la conclusión de que se está formando un caldo de cultivo muy peligroso, en el que se están mezclando ingredientes anímicos altamente inflamables que, en caso de conflagrar, ocasionarán severos daños sociales con graves consecuencias para todos, incluyendo a la clase política y a las autoridades involucradas. Ojalá y el deseado cambio moral trascienda del neo discurso político a la práctica diaria. Todos deseamos ver resultados, no recibir explicaciones.

@victor_gordoa       imagenpublica.mx

miércoles, 18 de mayo de 2016

"Buscando al “Chavo” Guzmán" por Víctor Gordoa

VÍCTOR GORDOA
Buscando al “Chavo” Guzmán

Lo que voy a relatarles a continuación es absolutamente real, son dos historias que sucedieron en el seno de mi familia y los protagonistas son varios de mis nietos, ya usted me dirá qué tan significativas son.
Primera historia de niños…
La historia comienza cuando estoy sentado a la orilla de la playa con mi nieta de siete años quien desde pequeña se ha caracterizado por poseer unos niveles de comunicación personal bastante altos. ¿Sabes abuelo? –inició así la conversación.-Ayer no pude dormir. –¿Por qué? -le pregunté, a lo que me contestó –pues porque soñé que estaba yo andando en bicicleta por la playa, cuando de repente se me aparecía el Chapo Guzmán y me atrapaba, me levantaba y me tiraba al mar con todo y mi bici. Me quedé frío y de pronto mis niveles de estrés que ya habían desaparecido, regresaron más intensos que antes de que iniciara mis vacaciones. No supe qué decirle mas que repreguntarle -¿Y tú por qué andas soñando eso? –a lo que rápidamente me contestó –Es que lo vi en la tele y además oí a mis papás decir que ese señor había hecho muchas cosas malas, por eso me da miedo que se me aparezca aquí, en Acapulco, en donde también han matado a mucha gente ¿A ti no te da miedo?. Ay dios, y ahora ¿qué le digo? pensé ¿Qué no, que no se preocupe, que no pasa nada? ¿Qué no es cierto? Así que mejor le dije la verdad, que al Chapo Guzmán ya lo habían atrapado así que ya no le podría hacer nada malo y que además su papá y yo estábamos ahí para cuidarla, a lo que replicó –Sí, pero acuérdate que ya se ha escapado dos veces ¿eh? ¡Plop!
Segunda historia de niños…
Estamos un sábado en el jardín de la casa y otros tres de mis nietos, estos más pequeños, un niño y dos niñas de entre tres y cinco años de edad, están jugando cuando de pronto una de ellas le grita a los demás ¿Jugamos a buscar al “Chavo” Guzmán? Síiii fue la respuesta a coro y salieron corriendo como buscando entre las plantas y los rincones. Me fui siguiéndolos intrigado por el juego por lo que pude atestiguar el siguiente diálogo entre ellos: -No estáaaaa. -dijo una. –Pus claro que no ¿qué no ves que ya lo encontraron? –contestó la otra, por lo que vino la típica réplica infantil –Sí, pero para que sepas, ya se ha escapado de su jaula muchas veces. –Pues fíjate que ya no va a poder porque ya se lo van a llevar a Estados Unidos. –Híjoles, pues hay que avisarle a nuestra prima que vive allá, para que se esconda. Otra vez ¡Plop! Se me fundieron los fusibles, mejor no intervine y ahora quien ya no pudo dormir fui yo.
¿Qué está pasando?…
Es evidente que los niños de hoy tienen un nivel de información superior al que teníamos sus papás y abuelos. También que aunque los cándidos adultos sigamos creyendo que los chavitos no se enteran de nada acerca del mundo que les rodea, ni de las cosas que hacen y dicen los adultos, ellos ya son una especie nueva que trae interconstruido un par de antenas digitales capaces de captar todo lo que sucede a su alrededor, en los medios de comunicación, en las redes sociales, en sus videojuegos, y que esa nueva constitución forzosamente genera en ellos una adaptación al entorno muy diferente a la que viví yo, mis hijos o ustedes que me están leyendo. ¿Qué podemos hacer al respecto? ¿Tratar de ocultarles la información? ¿Escondernos cuando hablemos de las cosas que están pasando? ¿Prohibirles la tele o el uso de los gadgets que llegaron para quedarse y seguirán evolucionando? Me parece imposible, así que mejor me pregunto ¿Qué mundo les estamos dejando? ¿Qué puedo hacer para mejorar las cosas al menos en lo que respecta al entorno de mi familia? Como no puedo mudarme de planeta, debo estar más atento de ella para servirle de guía, para aclarar sus dudas, para encauzarle en el camino de la Ética y de la distinción entre lo que está bien o mal, todo ello suficiente responsabilidad como para seguir unas cuántas noches más sin dormir, pues necesariamente comprenderá el tener que estar mejor preparado para lo que viene. Felices sueños.
@victor_gordoa       imagenpublica.mx


miércoles, 4 de mayo de 2016

"Las redes sociales no son un juego" por Víctor Gordoa

VÍCTOR GORDOA
Las Redes Sociales no son un juego

¡Cuidado! Lo que voy a relatar a continuación está pasando en México, le acaba de suceder a alguien cercano y podría pasarle a usted, usuario de redes sociales.
No satanizo…
¡Qué bueno que existan Internet, Google y las redes sociales! Cualquiera que sea el nombre con el que a ellos se les identifique. Desde su nacimiento he sido un gran usuario de toda esa parafernalia tecnológica que ha venido a hacerme la vida más fácil desde 1996, año en el que me convertí en uno de los primeros usuarios del correo electrónico. El uso de gadgets, buscadores y redes sociales me apasiona y he encontrado en todos ellos una gran utilidad para mis comunicaciones personales y mi desarrollo intelectual y profesional. Todo esto se los digo para dejar en claro que, pese a ser miembro de una generación poco afecta a la tecnología, me gusta saber y usar cualquier cosa nueva que en ese ámbito se produzca. Pero… ojo, no son cosa de juego o de tomar a la ligera.
Jessica y Nina…
Sin embargo están ya sucediendo en la red y sus redes cosas malas, muy peligrosas, amenazantes de la integridad física y moral de los individuos, que vale la pena hacer de su conocimiento para que se cuiden. Les presento el caso de Jessica (identidad ficticia) una mujer inteligente, con grado de maestría, deseosa de mejorar su entorno y apoyadora de diversas causas sociales. Ella por supuesto es usuaria eficaz de redes sociales, preferentemente de Facebook donde tiene vasta presencia y en donde postea fotos y se comunica con sus diferentes grupos sociales mediante Messenger. Resulta que hace una semana recibió un mensaje de su querida prima Nina (ID) que es profesional de la producción de campañas, en la que le solicitaba que apoyara la causa social de la lucha contra el cáncer de mama, aportando sus fotos de torso desnudo no importando que saliera su rostro puesto que iban a ser editadas. Entablaron conversación en diferentes días en la que se pusieron de acuerdo aclarándose todas las dudas posibles. Jessica accedió, envió sus fotos a Nina y asunto concluido… hasta que Jessica se enteró que Nina jamás había pedido, ni recibido nada, puesto que le habían hackeado su Facebook y usurpado su identidad para hacer la misma petición a todos sus contactos femeninos, donde por desgracia estaba Jessica, y obtener así fotos desnudas de una gran cantidad de ellos. Nina ya había pedido ayuda a Facebook por los medios electrónicos establecidos, pero la empresa no pudo poner solución al caso mientras el daño seguía creciendo. Para entonces ahora ya le habían hackeado el Facebook a Jessica, usurpado su identidad y enviado la misma solicitud a todos sus contactos femeninos, quienes de buena fe y confiando en ella enviaron a su vez sus fotos y así en cadena infinita solo limitada por la capacidad del hacker. Cabe decir que en todos los casos el ladrón de identidades entablaba los diálogos utilizando el argot usual de cada persona, apodos, conocimiento de familiares, del trabajo correspondiente, etc., puesto que había obtenido la información después de leer todas las conversaciones almacenadas en cada cuenta de Messenger y ganándose con ello la seguridad y confianza en cada identidad usurpada.
Grave daño moral…
Con este método subsecuente el delincuente ya se ha hecho de un acervo fotográfico de torsos desnudos de muchas mujeres conocidas en sociedad que están viviendo una crisis moral desgastante pues no saben cuál será el destino de sus fotos y qué uso les darán ¿Serán chantajeadas? ¿Las venderán a sitios amarillistas? ¿Empezarán a circular por la red implantadas en escenarios escandalosos, montados mediante photoshop? Quién sabe, pero aseguro que no será agradable. Por de pronto y para que no les pase a ustedes corran la voz, no vayan a caer en el engaño, comprueben telefónicamente la identidad de quienes les hagan una petición fuera de lo común por red social, no almacenen conversaciones de chats, bórrenlas, cambien frecuentemente de clave de acceso y retiren cualquier indicio de información personal que tengan subido a la red. Por si los piratas, digo yo.

@victor_gordoa       imagenpublica.mx

miércoles, 20 de abril de 2016

"Hechos son amores..." por Víctor Gordoa

VÍCTOR GORDOA
Hechos son amores…
En esta ocasión abriré con algunas palabras que, advierto, les causarán desagrado: Político, Diputado, Líder, Partido, Gobernante, Cámara, Servidor público… ¿Algo no está bien, verdad?
Imagen y Reputación…
Una vez pasado el mal trago, le pido que ahora se tome un momento para reflexionar ¿Qué conceptos vienen a su mente que unifican a todas ellas? Seguramente habrá pensado en: corrupción, prepotencia, injusticia, ignorancia, abuso de poder, pereza, mentiras, más los que se acumulen esta semana, lo sé por experiencia y porque está documentado en muchísimas encuestas que los mismos involucrados conocen bien. Les cuento que en mis conferencias sobre el tema de El Poder de la Imagen Pública, suelo hacer un ejercicio en torno a la reputación, en el que pido al público presente que diga lo primero que se le venga a la mente al ver una palabra en la pantalla y en seguida les revelo: Diputado. Sepan que nunca, y se los digo otra vez, nunca falla que griten adjetivos calificativos como los que escribí más arriba, así que la cuestión es ¿por qué sucede esto? La primera respuesta es bastante obvia: pues porque se lo han ganado a pulso, porque así son; pero la respuesta un poco más elaborada a la luz de la Imagología, es que se debe a la repetición que los sujetos analizados han hecho de los mismos estímulos verbales y no verbales de manera incoherente, durante un periodo lo suficientemente largo, como para que la imagen negativa arraigue en la mente de quien los percibe, creándose una identidad y una reputación negativas. La reputación no es más que una imagen sostenida en el tiempo.
Desear no es suficiente…
Acabo de estar en un evento que reunió a personajes políticos de diferentes colores, y como usted ya se habrá imaginado hubo varios discursos y muchos aplausos, lo que no representa novedad, pero lo que sí llamó mi atención fue que al menos dos de los oradores hablaran acerca del cambio que debe haber en los miembros de la clase política y de los servidores públicos que “se sirven del poder para satisfacer sus necesidades personales soslayando el bien común” para cumplir el objetivo de revertir su imagen negativa, pues las encuestas señalan de manera mayoritaria que la gente no los quiere, no les tiene confianza, y por supuesto no les cree.
Esencia es fundamento…
Toda imagen debe estar fundamentada en la esencia, es decir que para que una imagen pública se sostenga debe estar respaldada por la verdad, por el buen fondo del ser percibido. Aunque si bien es cierto que existe el prejuicio muy arraigado de que lo político es malo, si existiera un cambio esencial en la manera de ser de los políticos,se viviría una experiencia nueva que podría transformar radicalmente y para bien, la opinión concebida y la identidad otorgada, así es la imagen, dinámica. Esto haría posible el deseado cambio pero… detrás de esto está el verdadero problema que representa la pérdida de la esencia humana en la política, de los valores morales y los principios humanos de comportamiento. Déjeme y le explico. Quien se dedica a la política y es elegido para ejercerla, debería cumplir con el noble papel de administrar las contribuciones de cada miembro de la sociedad para con ello satisfacer sus necesidades básicas de justicia, seguridad, educación, salud y desarrollo laboral entre otras, ejerciendo un liderazgo positivo ante los demás. Es decir, que un político debería ser en esencia un facilitador del bien común, un promotor del bienestar social pagado con las contribuciones de todos, perobajo esta luz primigenia ¿Quién de los políticos que usted conoce cumple éticamente con su papel? ¿Lo ve? Ahí es donde radica el problema, pues no se vislumbran políticos que lleven dentro de sí una esencia verdadera que fundamente su actuación, es por ello que, aunque existan buenas intenciones de cambiar la mala imagen de la política y de quienes la ejercen, tal como lo escuché en los discursos, esto no se dará mientras la esencia política sea traicionada una y otra vez. Así que pregunto: ¿Quién será el primero que pida perdón públicamente y así se inicie el anhelado cambio de rumbo?
@victor_gordoa       imagenpublica.mx


miércoles, 6 de abril de 2016

"El Ascenso y caída de Trump" por Víctor Gordoa

VÍCTOR GORDOA
El Ascenso y caída de Trump.

Esto escribí hace nueve meses en este mismo espacio y como verán advertí con claridad lo que iba a pasar si al precandidato republicano le seguían el juego que pretendía. La polarización le ha dado resultados.
“Trump no es Tonto…
La propaganda tiene que ver con el arte de persuadir, influir y sugestionar para convencer a otros de que algo o alguien es digno de ser buscado, seguido, apoyado o querido y es muy útil para hacer crecer o deteriorar una imagen pública. La sofisticada técnica propagandística se ejerce a través de muchas estrategias diferentes siendo una de ellas la de tomar una posición antagónica clara con el fin de atraer a todos aquellos que compartan la misma forma de pensar.Donald no tiene un solo pelo de tonto y mire que se trata de uno de sus atributos físicos más ridiculizados. Con absoluta premeditación y alevosía (excluyo la ventaja pues creo que en este caso es desventaja) el señor Trump ha utilizado la técnica propagandística del antagonismo hacia los mexicanos como bandera inicial de su precampaña, buscando con esto ganar adeptos en su camino a la presidencia de los E.U. Su apuesta es que todos aquellos norteamericanos que piensan que no solamente los mexicanos, sino los latinos e inmigrantes en general están llevando a su América a la perdición, se sumen a su postulación y finalmente voten por él. Créanme, al güero magnate le damos igual, a él solo le importa lo que le deja dinero y hasta puedo suponer que contrata a compatriotas ilegales para trabajar en el mantenimiento de sus propiedades inmobiliarias, pero por ahora ellos representan una causa para unir en torno a sí a muchos gringos que no los quieren. Así que relájense, pues mientras más lo ataquen más lo refuerzan. Para eso es la propaganda.”
Trump ha avanzado…
Eso no sucedió. Cayeron en su ardid y hoy ya no saben cómo pararlo, pues ya está completamente seguro de que entre más barbaridades diga, más ganará espacio en los medios de comunicación (éste es un ejemplo) los cuales necesitan de la buena historia que contar, y más simpatizantes que lo ven como la fuerza que el país de las barras y las estrellas necesita. Como el acertado inicio de campaña abriendo fuego contra los inmigrantes le dio buen resultado, desde entonces se ha metido con muchos sectores más, los periodistas entre ellos, que le han valido los adjetivos de: racista, misógino, intolerante, autoritario, desatado, loco, peligroso, hueco, impreparado, todo eso más lo que se acumule esta semana. No obstante ello, el señor Trump sigue ascendiendo en las encuestas al grado de que su presencia, que en un principio fue considerada como una broma temporal de mal gusto, ahora representa una fuerte probabilidad real de hacerse de la candidatura republicana al gobierno de los Estados Unidos. Y eso no lo quieren, aparentemente, ni en su propio partido, pues saben que sostener una campaña de polarización cuando se pelea la presidencia, podría resultar fatal, más aún cuando los balas ya se gastaron. No lo quieren porque saben que al enfrentarse a Hillary Clinton perdería, pues ella llega con una imagen completamente diferente, la de ser un factor de unión, conciliadora, experimentada, madura, y sobretodo, mujer, lo que en los tiempos que corren representa una gran ventaja.
La gran encrucijada…
Primero salvar el escollo que ya existe dentro de su partido, puesto que debe considerar que actualmente el principal y más fuerte enemigo está adentro y no fuera de su bando. Después hacerse de los resultados electorales que lo convirtieran oficialmente en candidato dejando en el camino a su principal oponente y finalmente, si llegara a contender por la presidencia, tendrá que dar marcha atrás, cambiar diametralmente el discurso para cicatrizar las heridas abiertas, pidiendo perdón y girando hacia la unión y no la división basada en enconos, y eso sería decepcionante para los republicanos quienes se sentirían traicionados y maravilloso para Hillary, quien podría exhibirlo como lo que es, un político charlatán. Como ven, sigo diciendo que el señor Trump está perdido.

@victor_gordoa       imagenpublica.mx

miércoles, 9 de marzo de 2016

"La imagen del naco" por Víctor Gordoa

VÍCTOR GORDOA
La imagen del naco

Yo soy naco, tú eres naco, él es naco… tal vez nadie, tal vez todos, probablemente unos más que otros, seguro nadie se considera como tal, pero eso sí, todos tenemos un naco que señalar.
Un naco para otro…
No soy elitista, ni separatista o discriminador, tampoco racista o intolerante, pero de que el naco existe, existe, así que discúlpenme pero su imagen tengo que analizarla. Si hay una imagen difícil de definir ésa es la del naco, un sujeto de cualquier condición cuyo comportamiento le permite ser identificado como tal aunque jamás lo reconozca. De hecho, los nacos ni siquiera se dan cuenta que lo son, porque nacieron en un medio ambiente naco, fueron educados como tales y rodeados de seres similares, por lo tanto desconocen otra forma de ser; Dato curioso del naco es que cada uno puede señalar a su vez a otros nacos, de tal manera que siempre habrá alguien más naco que cualquier otro naco que lo haya clasificado como tal. Tal vez yo podría ser un naco y no lo sabría ¿cómo?
¿Qué es un naco?
En un esfuerzo de síntesis diré que naco es todo aquél individuo que carece de clase, y ya puestos en el complicado análisis, podemos deducir que el naco es alguien que tiene una desviación de comportamiento marcado por la vulgaridad, la ignorancia voluntaria y la mala educación. Pura subjetividad, así es la imagen. La posición del naco no tiene que ver con el dinero que se posea, de hecho se dan muchos casos de ricos que son muy nacos y otros de gente que, sin poseer tantos recursos,tienen clase y se comportan de manera más educada y digna.
Conducta naca
Hablar de pautas de comportamiento nacas es mucho más fácil que tratar de definirlos. Desde el punto de vista de la imagen pública clasificaremos los estímulos nacos desde el enfoque de dos imágenes subordinadas a la gran imagen personal, estoy hablando de la Imagen física y de los Protocolos, es decir, la apariencia y el comportamiento público. El naco se vestirá sin clase aunque le haya costado caro, bastará con verlos vestir de pants o tipo “confort”para ir a los restaurantes, cines y cuanto lugar de esparcimiento haya. Los nacos ricos irán a surtirse a las boutiques de marca y comprarán las prendas que más la ostenten, entre más caras mejor, para que los demás puedan darse cuenta de que tienen mucho dinero. Los nacos sin recursos irán a los tianguis y comprarán las mismas marcas, pero piratas, así podrán presumir que sus prendas son iguales a las que usan los ricos pero consiguiéndolas de manera más inteligente -según ellos-por eso no es difícil deducir que la piratería en México jamás desaparecerá.
Etiqueta naca…
En cuanto a sus protocolos, cuando los nacos salen de vacaciones llevan una o varias maletotas, no se les olvida empacar el condimento de su comida y cantan México lindo y querido a la menor provocación. La naca carga con la plancha, una mega secadora y el botezote de champú. No saben nadar y cuando por fin uno que otro lo hace, estos se mueven como si les estuvieran dando toques eléctricos. Cuando se enfiesta, el naco deja mucha basura, demuestra que sabe bailar, grita, corre, se toca mutuamente en exceso, se emborracha fácil, se ofende y canta la bronca todavía más fácil y después… llora, quién sabe de qué, pero llora con gran sentimiento. Los nacos van a los restaurantes pero no saben comer, dicen “provechito”, le quitan el pan al vecino de la derecha, meten su cuchara chupada en la salsera del centro, usan el dedo como palillo y se suenan en la mesa;en los elevadores se meten primero (y hasta mojados)y así podría seguirle interminablemente,hay material de sobra pero el espacio se me agotó. Es un hecho que el naco existe, aunque nadie lo sea, así que mejor revisemos nuestra apariencia y conducta social, por si las dudas, no vaya a ser el naco.
@victor_gordoa       imagenpublica.mx



miércoles, 24 de febrero de 2016

"Las lecciones de imagen de Francisco" por Víctor Gordoa

VÍCTOR GORDOA
Las lecciones de imagen de Francisco

El Papa vino a México, se le vio, se le escuchó y convenció. Puedo decirle que también dio lecciones de manejo de imagen pública ¿Lo habrá planeado así o fue casual? Aquí están mis conclusiones:
Axiomas de la imagen…
En el terreno de la Ingeniería en Imagen Pública existen muchas verdades axiomáticas que se encarnaron en la figura del Papa Francisco sin que necesariamente él o su equipo hayan estado conscientes de ello, simplemente realizaron lo que correspondía de acuerdo a su forma de ser,la investidura y al objetivo trazado para su larga visita y como consecuencia el resultado se dio de manera favorable ante la mayoría de la opinión pública. Pero… pudo no haber sido así, piénselo bien, no todas las visitas de estado tienen la resonancia e influencia nacional y mundial como sucedió con Jorge Mario Bergoglio, el ser humano detrás del Papa Francisco. ¿Qué hubo detrás? ¿Cuáles fueron los elementos de imagen pública que sirvieron como medio convincente para obtener el resultado positivo? Sígame leyendo.
Esencia sencilla…
Axioma: “La creación de una imagen debe respetar la esencia del emisor” pues es ésta el sustento de aquella. La imagen necesita de la esencia como un edificio de sus cimientos, si éstos no existieran no se podría sostener. Cuando no hay esencia, por más que se intente construir una imagen, tarde o temprano acabará convertida en un disfraz que las audiencias serán capaces de distinguir más allá de la razón, por lo que acabarán denostándolo. De hecho, este es el problema principal que acarrean la mayoría de los políticos que todavía piensan que la estrategia de besar niños les acarreará la simpatía de los ciudadanos. La coherencia entre la esencia personal del Papa y las acciones que le vimos realizar fue lo que permitió la conexión entre él y los millones que tuvo como audiencia. Su sencillez es innata, no es actuada. Francisco sonríe a la menor provocación. Su manera de proceder rompiendo protocolos para acercarse a la gente, viene desde sus tiempos de cura en Argentina. El hecho de seguir usando los mismos zapatos o la misma cruz de antes, o de preferir un vehículo modesto a las grandes y lujosas limosinas, no es nuevo para él. El papado no ha modificado su esencia sino que es ésta la que ha cambiado al papado. Francisco tiene una personalidad simpática y arrolladora porque su palabra y acciones son coherentes con su forma de ser y pensar.
Coherencia y Credibilidad…
Axioma: “La mente decide mayoritariamente basada en sentimientos”. Cuando el Papa habla se dirige al corazón no al cerebro, no esgrime razones, expresa sentimientos y los provoca porque existe convicción en lo que está diciendo, de ahí que la gente común le entienda, se identifique, le aplauda y lo siga. La expresión de razones desentendidas del sentir social es otro de los grandes errores que se da en el discurso político, no hablan como la gente común y no le dicen las cosas que quiere y necesita escuchar. Todavía existe la falsa creencia de que prometer aún a sabiendas de que no se podrá cumplir, puede dar resultados positivos. El Papa Francisco habla y la gente siente desahogo, alegría, tristeza y hasta enojo, entre muchas otras emociones derivadas de su discurso. Su palabra es coherente con sus acciones. Sus estímulos verbales son coherentes con los no verbales, de ahí que en automático se produzca la seguridad en él y entonces se derive confianza en su persona y finalmente se le otorgue la credibilidad, cualidades que no se piden sino que se otorgan, y por lo tanto deben de ganarse a través de la coherencia. No existe otra forma,cuando la incoherencia pide confianza puede dar por perdida la credibilidad. Axioma: “La imagen de la titularidad permea en la institución”. Francisco ha venido a cambiar a la institución papal, y no ésta a él, y como además otro axioma nos dice que “A mejor imagen mayor poder de influencia” es fácil vaticinar que lo que viene para él será todavía más grande e importante.
@victor_gordoa       imagenpublica.mx


miércoles, 10 de febrero de 2016

''Imagen y Esencia de la CDMX'' por Víctor Gordoa

VÍCTOR GORDOA
Imagen y Esencia de la CDMX
El asunto de la transición del DF a la CDMX no es algo menor, implica cambios de fondo y forma, es decir de esencia y de imagen que comprenderán un gran esfuerzo humano y económico.
Fondo y forma…
El fondo y la forma se necesitan como el fuego necesita del aire para poder arder. La posesión de un buen fondo es importante pero sin el beneficio de la buena forma carece de credibilidad, esto significa, en otras palabras, que para poder ser el mejor tendrás que parecer el mejor, pues de lo contrario muchos dudarán de que lo seas. Por el otro lado, si solamente te enfocaras en el beneficio de la atracción que otorga la buena forma, olvidándote de la posesión del buen fondo que la sustentara, acabarías por convertirte en una mayúscula decepción entre, quienes atraídos por tu atractiva forma, al probarte constataran que no existe una verdad fundamental tras la apariencia. En los terrenos de la Ingeniería en Imagen Pública esto queda estipulado de manera axiomática al afirmarse que para poder construir o modificar una imagen pública ya sea de una persona o de una institución, antes debe respetarse la esencia del emisor de la misma, lo cual implica que primero tendrá que existir la esencia y luego la imagen, que es la esencia el fundamento de la imagen y que si aquella no existiese, o se violara a la hora de implementarle la forma, entonces la imagen sería ineficiente al carecer de sustento.
Esfuerzo y dinero…
Por otro lado y también a nivel de axioma, la Imagología, la Ciencia de la Imagen, establece que siempre será más difícil y tomará más tiempo modificar una imagen que generarla bien desde su origen. Ahora pongamos todos los conceptos anteriores al servicio del caso de la mudanza de nomenclatura de la capital de México, del otrora Distrito Federal (DF) a la de Ciudad de México (CDMX) y con ellos deducir el grave trabajo que se espera tanto en el diseño y producción de la nueva imagen de la capital, como en el de la creación de la nueva esencia que le dé sustento.Por experiencia laboral puedo anticiparles que el esfuerzo que deberá desarrollarse para dar vida a la nueva imagen de la CDMX y el costo que ello implicará, serán enormes. Una gran cantidad de nuevos estímulos tendrán que generarse de manera coherente para lograr la credibilidad ciudadana en torno a que se posee ahora una nueva identidad, cambio que inevitablemente deberá sustentarse en la generación de una nueva esencia radicada en una constitución política que la redefina, la actualice, y la muestre de manera progresista ante propios y extraños, de lo contrario lo único que se ganaría sería la crítica generalizada en torno a la vivencia de un gran cambio que acabaría dejando todo… igual que como estaba.
Los hombres detrás…
Analizo con atención a los 28 integrantes del equipo humano que se encargará de dar vida a la nueva esencia de la naciente CDMX y observo en él una mezcla rica de personajes disímbolos, lo que puede significar su gran virtud o su enorme defecto. Explico el por qué. En ese grupo convivirán por igual figuras políticas, juristas o investigadoras, que académicas, activistas e intelectuales de muy diferentes ideologías, que van desde un Juan Villoro hasta Guadalupe Loaeza, desde un Cuauhtémoc Cárdenas hasta Juan Ramón de la Fuente, coordinados por el secretario ejecutivo de la comisión constituyente Porfirio Muñoz Ledo, que si de algo sabe es de transitar por los grandes cambios políticos de la historia contemporánea. Sin embargo me queda una gran duda, ¿cómo le va a hacer don Porfirio para atemperar los enormes egos ahí reunidos, todos con el deseo de poder presumir que ellos fueron los más influyentes en darle esencia a la naciente entidad? No quiero ni imaginarme lo que serán esas sesiones, solo espero como cualquier otro chilango, que el nuevo árbol no nazca torcido pues la nueva esencia será más importante que la nueva imagen.
@victor_gordoa       imagenpublica.mx


miércoles, 27 de enero de 2016

''Zavala y su lección de Imagología'' por Víctor Gordoa

VÍCTOR GORDOA
Zavala y su lección de Imagología

Margarita Zavala propone a su partido pedir perdón por una mala praxis política y sin proponérselo está dando lecciones de Imagología. La Ecuación de la Imagen lo explica por sí sola.
Ecuación de la imagen…
Dado que dará sustento temático a mi colaboración de hoy, considero básico empezar compartiéndola con ustedes: Estímulo + receptor = Percepción + mente = Imagen + opinión = Identidad + tiempo = reputación. Es así como con unos cuantos signos explico en mi libro, El Poder de la Imagen Pública, el complejo proceso fisio-psicológico que da origen a los valiosos productos intangibles de la imagen y la reputación, dos conceptos de los que depende en gran medida el éxito o fracaso de todo lo que emprendamos. Todo aquello que puede ser percibido tiene una imagen, de tal manera que es imposible disociar el acto de percibir al de configurar en nuestra mente una imagen, es la imagen en su carácter de mental el objeto de estudio de la Imagología, la Ciencia de la Imagen, y de la Ingeniería en Imagen Pública, su método, sendas disciplinas científicas que se estudian a nivel de licenciatura y maestría en la primera facultad de imagen pública del mundo que está en México como referente internacional.La percepción y la imagen están tan unidas y suceden tan rápido en la mente humana que podemos decir que prácticamente son lo mismo, es así que defino que imagen es percepción.
Pésima imagen política…
Las investigaciones de opinión realizadas por el Colegio de Consultores en Imagen Pública no me dejan mentir, ni tampoco lo permitirían ustedes pues lo saben bien: La ocupación profesional peor percibida por la sociedad es la de político y dado que la ecuación de la imagen pública inicia el proceso de la percepción con un estímulo (que no es otra cosa que cualquier sensación que pueden captar nuestros sentidos de manera verbal o no verbal) solo tendríamos que buscar en los estímulos que emanan todos los días los políticos, el origen de la mala imagen que la gente les ha otorgado, estímulos en su mayoría negativos que han quedado tan arraigados en la mente colectiva que por ello arrojan como consecuencia su mala reputación. Dicho de manera más simple, son los propios políticos quienes se han ganado a pulso su reputación, son solamente ellos quienes a través de su forma de actuar han dado origen al mal concepto en el que la sociedad los tiene, la gente simplemente los ha percibido y les ha generado una imagen pésima.
Lección de Margarita…
Por eso afirmo al principio de este escrito que Margarita Zavala sin proponérselo está dando lecciones de Imagología al sugerir que su partido, el PAN, pida perdón por haber avalado la candidatura de una diputada local sinaloense asociada con el malvado pero popular personaje del Chapo Guzmán. Lo que la ex primera dama del país está haciendo es proponer cambiar el estímulo negativo evidenciado por la mala práctica política por uno basado en el actuar ético, uno que intenta iniciar un cambio en la percepción de la sociedad al pedir perdón con respecto al mal comportamiento político. Pedir perdón implica asumir la culpa de algo que se ha realizado mal, pedir perdón implica el ejercicio de la Humildad, un valor moral difícil de desarrollar cuando se detenta el poder cuasi absoluto. Pedir perdón es el umbral de una nueva actitud que implica el deseo de cambiar para bien, deseo que se quedaría en el nivel de la inutilidad si no se llevara con congruencia al terreno de los hechos, generando nuevos actos que condujeran hacia el bien común. Un perdón que representaría la más sutil expresión del buen quehacer político pero que paradójicamente ningún político desea solicitar porque significaría una declaratoria tácita de culpabilidad. Margarita Zavala tiene razón al solicitar que se pida perdón, al menos es un buen inicio para intentar cambiar la imagen de la política y sus políticos.
@victor_gordoa       imagenpublica.mx


miércoles, 13 de enero de 2016

''Kate, Cuau & Negro'' por Víctor Gordoa

VÍCTOR GORDOA
Kate, Cuau & Negro

Varias figuras del sector del entretenimiento en México fueron noticia importante y por ello su imagen se vio impactada. Aprendamos las lecciones que cada una de ellas nos deja.
Caso # 1…
Kate del Castillo.- Coincidentalmente una actriz que se hizo famosa interpretando papeles de reina de las drogas pasó de la ficción a la realidad. No sugiero que se haya visto involucrada en el trasiego de enervantes, Dios la libre, pero sí que habiendo ligado su imagen con la del mayor traficante de drogas a nivel mundial (así se autocalificó el popular y controvertido Chapo Guzmán en la cita que tuvo con ella) hizo realidad la imagen ficticia que se había creado en las series de TV. La cita clandestina que tuvieron sirvió para introducir a Sean Penn como pésimo entrevistador pero magnífico cronista de un hecho inverosímil: mientras todo el mundo lo buscaba, los dos actores tuvieron acceso al capo para hablar de la película que sobre su vida él quería que se hiciera y además echarse una carne asada con tequilas. Todo lo demás usted ya lo sabe, pero a mí me quedan muchas interrogantes que resolver: ¿Por qué aceptó la cita Kate? ¿Cuál fue su objetivo? Ni riqueza ni fama, pues ya tenía bastante de las dos ¿Ayudar al Chapo? Para qué. ¿Por qué presentar a Sean Penn pudiendo haber sugerido a un verdadero escritor o periodista? Cualquier profesional hubiera dado un ojo por haber tenido esa oportunidad que bien aprovechada merecería el premio Pulitzer. ¿Habrá la actriz medido las posibles derivaciones legales de su intervención? Ligar su imagen a la del verdadero narcocreo que hará mella en su futuro a corto plazo pues este hecho la encasillará en el papel de la Reina del Sur. Lección # 1 Nunca hagas cosas buenas que parezcan malas, ni malas que después no sepas cómo arreglar.
Caso # 2…
Cuauhtémoc Blanco. Hace pocos años la institución que presido le otorgó el premio nacional de imagen pública en la categoría deportes por sobradas razones: Por su imagen de “gente del pueblo”, rodeada de una simpatía y cinismo naturales;por el halo seductor que se inventó aún sin poseer un físico bello, al haberse involucrado con mujeres muy atractivas como Rossana Nájera, Galilea Montijo o Liliana Lago y lo más importante,por la posesión de una esencia verdadera que respaldaba su imagen. Él ya estaba consolidado y podrían haberle esperado caminos productivos para cosechar lo sembrado en imagen, pero ahí va a complicarse la vida aceptando entrar a la política, la profesión que peor paga en cuestiones de imagen. Al nuevo alcalde de Cuernavaca nadie le otorga la mínima capacidad para gobernar, ahí su experiencia y conocimientos profesionales son nulos.Como el mismo representante que tenía cuando futbolista es ahora quien lo representa y el partido político que lo postuló es quien decide por él, se le percibe como un títere, figura nada positiva. Total, un cambio de rumbo que por ningún lado veo que tendrá un buen desenlace para su imagen pública. Lección # 2:Como diría el admirado filósofo Juan Gabriel ¿Pero qué necesidad, para qué tanto problema?
Caso # 3…
Alejandro González Iñárritu. El buen negro nos da cátedra de cómo triunfar en un medio tan competido como el del cine internacional, siguiendo una trayectoria profesional seria, con voluntad se mantiene alejado del escándalo público, nada menos que en el medio más tentador para ello. El hace cosas buenas, triunfa, sonríe y se hace acompañar de María Heladia, su elegante esposa de toda la vida, todo lo cual demuestra que el ser mexicano no está reñido con la demostración de talento y clase. Lección # 3: Al buen profesional se le reconoce por sus resultados, quien no da resultados da explicaciones.

@victor_gordoa       imagenpublica.mx

miércoles, 16 de diciembre de 2015

''La esperanza del nuevo reglamento de tránsito'' por Víctor Gordoa

VÍCTOR GORDOA
La esperanza del nuevo reglamento de tránsito

Quienes tenemos un mínimo de educación vial odiamos el caos vial de la CDMX y tenemos la necesidad de una solución efectiva, pero ¿será el nuevo reglamento de tránsito la solución anhelada?
Nueva arma coercitiva…
A mí en lo personal me encantaría que así fuera, pues nada me gustaría más que el nuevo sistema de multas y puntos contra la licencia sirviera de inhibidor para tantos gorilas del volante público y privado que tienen a la capital sumida en un peligrosísimo pantano vial. Pero para mi desgraciada esperanza, la respuesta de la gran mayoría es que NO, que no será así, que al entrar en vigor el día de ayer la nueva y rigorista reglamentación del tránsito capitalino, lo que sucederá es que con las nuevas sanciones, los policías encargados de multar tendrán ahora más herramientas coercitivas para pedir dinero a cambio de no levantar una infracción más cara.
Alta Tecnología…
Por supuesto que el Gobierno de la ciudad contará ahora con el apoyo de la más moderna tecnología que al respecto se puede usar. Estuve leyendo que contarán con un amplio despliegue de cámaras que serán capaces de retratar a quien esté usando su celular mientras maneja, a quien pise un paso peatonal, o se dé una vuelta prohibida o se pase una luz roja, que esas fotos serán analizadas por un gran equipo humano que determinará si el retratado merece ser multado y si es así, será el encargado de enviar al domicilio del infractor la foto correspondiente con el importe de la multa a pagar y los puntos descontados a su licencia de manejo. Hasta ahí todo muy bien pero… creo que además del talante corrupto de la policía que anda en las calles, la autoridad no está tomando en cuenta muchos otros factores. Veamos.
El gran desorden…
¿Cuántos autos usados que a diario se compra-venden en la CDMX están a nombre del nuevo dueño? Deben ustedes saber que la mayoría de los vendedores particulares de un auto no se preocupan por darlo de baja, de tal manera que el nuevo propietario, nada más les firma una “carta responsiva” en la que se compromete a realizar dicho trámite, así que las nuevas foto multas le llegarán al antiguo propietario que tendrá que ser el “pagano” de las infracciones cometidas por su cliente, o lo que es peor, el cliente del cliente de su cliente. Por otro lado ¿Cuántos conductores en el antiguo DF tienen licencia de manejo, así como para que les importe que les pongan puntos negativos en ella? El dato no quiero ni saberlo pues es aterrador. Una enorme cantidad de choferes de vehículos públicos y privados no tiene licencia y mucho menos la educación vial mínima requerida, así que la desidia sumada a la ignorancia harán que las foto multas se comenten como novedad y después se tiren a la basura. Eso contando que llegaran al domicilio en el que viven, pero, de todos los conductores capitalinos ¿Cuántos notifican un cambio de domicilio en la oficina correspondiente? Total, que el nuevo sistema será muy efectivo contra los conductores que dan de baja un auto vendido, que poseen licencia siempre vigente, que viven establemente en el mismo domicilio registrado y que paradójicamente por su mayor cultura vial y costumbre de manejar respetuosamente no suelen cometer infracciones de tránsito, o sea los cautivos por derechos. A la mayoría, sea francamente dicho, el nuevo reglamento y sus fotos les van a hacer lo que el viento a Juárez. Los conductores cumplidos seguirán siendo víctimas del abuso vial de la mayoría y además de las autoridades que les enviarán multas a domicilio –sin foto, por supuesto- de infracciones que no cometieron, pero que tendrán que pagar si es que quieren cumplir con la obligación de verificar su bien cuidado y por lo tanto no contaminante auto. Ya me pasó a mí, las pagué, me inconformé y las gané, el proceso me tomó casi dos años, algún día les contaré esa historia, por de pronto mantendré viva la esperanza de un mejor orden vial a través del nuevo reglamento. Que así sea.

@victor_gordoa imagenpublica.mx