miércoles, 27 de enero de 2016

''Zavala y su lección de Imagología'' por Víctor Gordoa

VÍCTOR GORDOA
Zavala y su lección de Imagología

Margarita Zavala propone a su partido pedir perdón por una mala praxis política y sin proponérselo está dando lecciones de Imagología. La Ecuación de la Imagen lo explica por sí sola.
Ecuación de la imagen…
Dado que dará sustento temático a mi colaboración de hoy, considero básico empezar compartiéndola con ustedes: Estímulo + receptor = Percepción + mente = Imagen + opinión = Identidad + tiempo = reputación. Es así como con unos cuantos signos explico en mi libro, El Poder de la Imagen Pública, el complejo proceso fisio-psicológico que da origen a los valiosos productos intangibles de la imagen y la reputación, dos conceptos de los que depende en gran medida el éxito o fracaso de todo lo que emprendamos. Todo aquello que puede ser percibido tiene una imagen, de tal manera que es imposible disociar el acto de percibir al de configurar en nuestra mente una imagen, es la imagen en su carácter de mental el objeto de estudio de la Imagología, la Ciencia de la Imagen, y de la Ingeniería en Imagen Pública, su método, sendas disciplinas científicas que se estudian a nivel de licenciatura y maestría en la primera facultad de imagen pública del mundo que está en México como referente internacional.La percepción y la imagen están tan unidas y suceden tan rápido en la mente humana que podemos decir que prácticamente son lo mismo, es así que defino que imagen es percepción.
Pésima imagen política…
Las investigaciones de opinión realizadas por el Colegio de Consultores en Imagen Pública no me dejan mentir, ni tampoco lo permitirían ustedes pues lo saben bien: La ocupación profesional peor percibida por la sociedad es la de político y dado que la ecuación de la imagen pública inicia el proceso de la percepción con un estímulo (que no es otra cosa que cualquier sensación que pueden captar nuestros sentidos de manera verbal o no verbal) solo tendríamos que buscar en los estímulos que emanan todos los días los políticos, el origen de la mala imagen que la gente les ha otorgado, estímulos en su mayoría negativos que han quedado tan arraigados en la mente colectiva que por ello arrojan como consecuencia su mala reputación. Dicho de manera más simple, son los propios políticos quienes se han ganado a pulso su reputación, son solamente ellos quienes a través de su forma de actuar han dado origen al mal concepto en el que la sociedad los tiene, la gente simplemente los ha percibido y les ha generado una imagen pésima.
Lección de Margarita…
Por eso afirmo al principio de este escrito que Margarita Zavala sin proponérselo está dando lecciones de Imagología al sugerir que su partido, el PAN, pida perdón por haber avalado la candidatura de una diputada local sinaloense asociada con el malvado pero popular personaje del Chapo Guzmán. Lo que la ex primera dama del país está haciendo es proponer cambiar el estímulo negativo evidenciado por la mala práctica política por uno basado en el actuar ético, uno que intenta iniciar un cambio en la percepción de la sociedad al pedir perdón con respecto al mal comportamiento político. Pedir perdón implica asumir la culpa de algo que se ha realizado mal, pedir perdón implica el ejercicio de la Humildad, un valor moral difícil de desarrollar cuando se detenta el poder cuasi absoluto. Pedir perdón es el umbral de una nueva actitud que implica el deseo de cambiar para bien, deseo que se quedaría en el nivel de la inutilidad si no se llevara con congruencia al terreno de los hechos, generando nuevos actos que condujeran hacia el bien común. Un perdón que representaría la más sutil expresión del buen quehacer político pero que paradójicamente ningún político desea solicitar porque significaría una declaratoria tácita de culpabilidad. Margarita Zavala tiene razón al solicitar que se pida perdón, al menos es un buen inicio para intentar cambiar la imagen de la política y sus políticos.
@victor_gordoa       imagenpublica.mx


miércoles, 13 de enero de 2016

''Kate, Cuau & Negro'' por Víctor Gordoa

VÍCTOR GORDOA
Kate, Cuau & Negro

Varias figuras del sector del entretenimiento en México fueron noticia importante y por ello su imagen se vio impactada. Aprendamos las lecciones que cada una de ellas nos deja.
Caso # 1…
Kate del Castillo.- Coincidentalmente una actriz que se hizo famosa interpretando papeles de reina de las drogas pasó de la ficción a la realidad. No sugiero que se haya visto involucrada en el trasiego de enervantes, Dios la libre, pero sí que habiendo ligado su imagen con la del mayor traficante de drogas a nivel mundial (así se autocalificó el popular y controvertido Chapo Guzmán en la cita que tuvo con ella) hizo realidad la imagen ficticia que se había creado en las series de TV. La cita clandestina que tuvieron sirvió para introducir a Sean Penn como pésimo entrevistador pero magnífico cronista de un hecho inverosímil: mientras todo el mundo lo buscaba, los dos actores tuvieron acceso al capo para hablar de la película que sobre su vida él quería que se hiciera y además echarse una carne asada con tequilas. Todo lo demás usted ya lo sabe, pero a mí me quedan muchas interrogantes que resolver: ¿Por qué aceptó la cita Kate? ¿Cuál fue su objetivo? Ni riqueza ni fama, pues ya tenía bastante de las dos ¿Ayudar al Chapo? Para qué. ¿Por qué presentar a Sean Penn pudiendo haber sugerido a un verdadero escritor o periodista? Cualquier profesional hubiera dado un ojo por haber tenido esa oportunidad que bien aprovechada merecería el premio Pulitzer. ¿Habrá la actriz medido las posibles derivaciones legales de su intervención? Ligar su imagen a la del verdadero narcocreo que hará mella en su futuro a corto plazo pues este hecho la encasillará en el papel de la Reina del Sur. Lección # 1 Nunca hagas cosas buenas que parezcan malas, ni malas que después no sepas cómo arreglar.
Caso # 2…
Cuauhtémoc Blanco. Hace pocos años la institución que presido le otorgó el premio nacional de imagen pública en la categoría deportes por sobradas razones: Por su imagen de “gente del pueblo”, rodeada de una simpatía y cinismo naturales;por el halo seductor que se inventó aún sin poseer un físico bello, al haberse involucrado con mujeres muy atractivas como Rossana Nájera, Galilea Montijo o Liliana Lago y lo más importante,por la posesión de una esencia verdadera que respaldaba su imagen. Él ya estaba consolidado y podrían haberle esperado caminos productivos para cosechar lo sembrado en imagen, pero ahí va a complicarse la vida aceptando entrar a la política, la profesión que peor paga en cuestiones de imagen. Al nuevo alcalde de Cuernavaca nadie le otorga la mínima capacidad para gobernar, ahí su experiencia y conocimientos profesionales son nulos.Como el mismo representante que tenía cuando futbolista es ahora quien lo representa y el partido político que lo postuló es quien decide por él, se le percibe como un títere, figura nada positiva. Total, un cambio de rumbo que por ningún lado veo que tendrá un buen desenlace para su imagen pública. Lección # 2:Como diría el admirado filósofo Juan Gabriel ¿Pero qué necesidad, para qué tanto problema?
Caso # 3…
Alejandro González Iñárritu. El buen negro nos da cátedra de cómo triunfar en un medio tan competido como el del cine internacional, siguiendo una trayectoria profesional seria, con voluntad se mantiene alejado del escándalo público, nada menos que en el medio más tentador para ello. El hace cosas buenas, triunfa, sonríe y se hace acompañar de María Heladia, su elegante esposa de toda la vida, todo lo cual demuestra que el ser mexicano no está reñido con la demostración de talento y clase. Lección # 3: Al buen profesional se le reconoce por sus resultados, quien no da resultados da explicaciones.

@victor_gordoa       imagenpublica.mx

miércoles, 16 de diciembre de 2015

''La esperanza del nuevo reglamento de tránsito'' por Víctor Gordoa

VÍCTOR GORDOA
La esperanza del nuevo reglamento de tránsito

Quienes tenemos un mínimo de educación vial odiamos el caos vial de la CDMX y tenemos la necesidad de una solución efectiva, pero ¿será el nuevo reglamento de tránsito la solución anhelada?
Nueva arma coercitiva…
A mí en lo personal me encantaría que así fuera, pues nada me gustaría más que el nuevo sistema de multas y puntos contra la licencia sirviera de inhibidor para tantos gorilas del volante público y privado que tienen a la capital sumida en un peligrosísimo pantano vial. Pero para mi desgraciada esperanza, la respuesta de la gran mayoría es que NO, que no será así, que al entrar en vigor el día de ayer la nueva y rigorista reglamentación del tránsito capitalino, lo que sucederá es que con las nuevas sanciones, los policías encargados de multar tendrán ahora más herramientas coercitivas para pedir dinero a cambio de no levantar una infracción más cara.
Alta Tecnología…
Por supuesto que el Gobierno de la ciudad contará ahora con el apoyo de la más moderna tecnología que al respecto se puede usar. Estuve leyendo que contarán con un amplio despliegue de cámaras que serán capaces de retratar a quien esté usando su celular mientras maneja, a quien pise un paso peatonal, o se dé una vuelta prohibida o se pase una luz roja, que esas fotos serán analizadas por un gran equipo humano que determinará si el retratado merece ser multado y si es así, será el encargado de enviar al domicilio del infractor la foto correspondiente con el importe de la multa a pagar y los puntos descontados a su licencia de manejo. Hasta ahí todo muy bien pero… creo que además del talante corrupto de la policía que anda en las calles, la autoridad no está tomando en cuenta muchos otros factores. Veamos.
El gran desorden…
¿Cuántos autos usados que a diario se compra-venden en la CDMX están a nombre del nuevo dueño? Deben ustedes saber que la mayoría de los vendedores particulares de un auto no se preocupan por darlo de baja, de tal manera que el nuevo propietario, nada más les firma una “carta responsiva” en la que se compromete a realizar dicho trámite, así que las nuevas foto multas le llegarán al antiguo propietario que tendrá que ser el “pagano” de las infracciones cometidas por su cliente, o lo que es peor, el cliente del cliente de su cliente. Por otro lado ¿Cuántos conductores en el antiguo DF tienen licencia de manejo, así como para que les importe que les pongan puntos negativos en ella? El dato no quiero ni saberlo pues es aterrador. Una enorme cantidad de choferes de vehículos públicos y privados no tiene licencia y mucho menos la educación vial mínima requerida, así que la desidia sumada a la ignorancia harán que las foto multas se comenten como novedad y después se tiren a la basura. Eso contando que llegaran al domicilio en el que viven, pero, de todos los conductores capitalinos ¿Cuántos notifican un cambio de domicilio en la oficina correspondiente? Total, que el nuevo sistema será muy efectivo contra los conductores que dan de baja un auto vendido, que poseen licencia siempre vigente, que viven establemente en el mismo domicilio registrado y que paradójicamente por su mayor cultura vial y costumbre de manejar respetuosamente no suelen cometer infracciones de tránsito, o sea los cautivos por derechos. A la mayoría, sea francamente dicho, el nuevo reglamento y sus fotos les van a hacer lo que el viento a Juárez. Los conductores cumplidos seguirán siendo víctimas del abuso vial de la mayoría y además de las autoridades que les enviarán multas a domicilio –sin foto, por supuesto- de infracciones que no cometieron, pero que tendrán que pagar si es que quieren cumplir con la obligación de verificar su bien cuidado y por lo tanto no contaminante auto. Ya me pasó a mí, las pagué, me inconformé y las gané, el proceso me tomó casi dos años, algún día les contaré esa historia, por de pronto mantendré viva la esperanza de un mejor orden vial a través del nuevo reglamento. Que así sea.

@victor_gordoa imagenpublica.mx

miércoles, 2 de diciembre de 2015

''¿Por qué invertir en imagen empresarial?'' por Víctor Gordoa

VÍCTOR GORDOA
¿Por qué invertir en imagen empresarial?


Hemos entrado de lleno en la era de la imagen pública y sin embargo encuentro todavía empresarios escépticos acerca de si será un buen negocio invertir en su creación y cuidado.
Más valor…
Actualmente es un hecho que poseer una buena imagen pública institucional es premiado en dinero contante y sonante y que su importe puede llegar a superar con facilidad el del valor de todos los activos de la empresa, llegando a influir de manera determinante en el precio que alguien estará dispuesto a pagar por ella. De la imagen que se tenga de una empresa dependerá el valor que su solo nombre genere, es decir, el monto que su marca valga. Una marca puede ser un nombre, un símbolo o cualquier elemento que identifique a una empresa, a un producto o a una persona, diferenciándole de sus similares y para que una marca obtenga valor agregado, se deberá realizar en torno a ella un proceso de creación de imagen pública sostenido en el tiempo,con el fin de lograr la asociación emocional que genere lealtad entre ella y sus usuarios.El fenómeno esconsecuencia inevitable del siguiente proceso natural: Cuando un público recibe información de una empresa, tanto de manera verbal como no verbal, su cerebrointentará comprenderla basado en la coherencia percibida, decodificándola en forma de una opinión muy simple: me gusta o no me gusta; de ahí se desprenderá el otorgamiento de una identidad positiva o negativa que con el tiempo se convertirá en la reputación. Si se dan cuenta, queridos lectores, la reputación no será otra cosa que una imagen pública sostenida en el tiempo, concepto que al aplicarse a una empresa y su marca, será generador de valor perfectamente medible en dinero.
Múltiples beneficios…
Cuando se crea una buena imagen de empresa que logra convertirse en una reputación fuerte, se obtienen muchos beneficios que vale la pena conocer: 1) Orienta la decisión de compra. 2)Genera negocios recurrentes.3) Otorga la unicidadque la distingue de suscompetidores.4) Construye un escudo contra los ataques de los adversarios.5) Permite cobrar más por el producto y por lo tanto obtener más utilidades.6) Cuando se ha construido una imagen de marca y se necesita lanzar un nuevo producto, éste ganará una credibilidad de manera inmediata y a menor costo de introducción; y por si esto fuera poco7) La empresa atraerá a mejores empleados que se sentirán orgullosos de trabajar en una compañía prestigiada, ya que la imagen de la institución siempre permea en sus miembros.
Imagen para todos…
Usted podría pensar que todo esto es solamente para los grandes empresarios y que para poder crear un valor de marca se necesitan presupuestos inalcanzables para la mayoría de los mortales, sin embargo yo quiero decirle que eso no es verdad, que la creación de una imagen empresarial está al alcance de cualquiera que desee hacerlo, siempre y cuando posea un buen grado de conciencia con respecto a tres cosas: a) Que el cuidado de la imagen pública no es un gasto, sino una inversión que trae como beneficio la adquisición de credibilidad; b) Que antes se debe poseer una esencia que ofrezca productos o servicios con buena calidad, pues de nada sirve poseer una excelente imagen si no estárespaldada con verdad; y c) Que sólo la satisfacción de las necesidades del público objetivo al que va dirigida la empresagenerará la lealtad de su parte. Así que si una empresa ya reúne estas tres condiciones entonces puede considerarse apta para gozar delenorme beneficio de crear un nuevo patrimonio intelectual que aumentará su valor en libros y su competitividad empresarial.

@victor_gordoa       imagenpublica.mx

miércoles, 18 de noviembre de 2015

''La imagen tóxica de la CDMX'' por Víctor Gordoa

VÍCTOR GORDOA
La imagen tóxica de la CDMX

La imagen ambiental es la percepción que se tiene de un espacio funcional como consecuencia de los estímulos que emanan de sus escenarios, así que te pregunto: ¿Qué imagen ambiental tienes de la CDMX?
El ambiente…
Está comprobada la gran influencia que la percepción ambiental ejerce sobre el ser humano, produciendo en el la sensación de integración y aceptación del entorno, cuando es placentero, o todo lo contrario, el disgusto y rechazo por la forma desagradable en que te haya hecho sentir. Debemos entender por ambiente toda la serie de estímulos que impactarán tus sentidos al estar presente en un espacio funcional, tales como: el volumen de espacio, el grado de temperatura, el tipo y cantidad de iluminación, el uso del color, el aroma, la música y hasta de los elementos de decoración como patrones, texturas y mobiliario, con el objetivo de lograr la coherencia entre ellos para crear escenarios, espacios que brinden hospitalidad al usuario. Al hablar de la imagen ambiental de un espacio vital como la ciudad en que habitas, deberás agregar elementos macroambientales como el estado de las vías de comunicación, la calidad del transporte, la señalización, el orden en la convivencia, el ejercicio oportuno de la autoridad que debe salvaguardar los espacios públicos, Etc., así que la importancia que tienen los estímulos de imagen ambiental se magnifica por el solo hecho de que todos sus habitantes tienen forzosamente que usarla. No hay opción, a tu ciudad tienes que vivirla, te guste o no.
Toxicidad…
Una imagen ambiental se torna tóxica cuando los estímulos que emanan de ella te van envenenando poco a poco sin que te des cuenta, a través de elementos que generan un grado de contaminación peor que el que podría producirles el aire poluto. Me refiero al envenenamiento de los sentimientos positivos que toda imagen ambiental bien producida debería de generar, trastocando el placer en ira, la seguridad en miedo, la alegría en tristeza, en indignación y desesperación. En el caso de la CDMX los habitantes llevamos ya muchos años acumulando una serie de elementos que en su conjunto han producido como resultado final que cada vez la vivamos menos. Que tendamos hacia el interior de nuestras viviendas, que han adquirido la apariencia de fortalezas en el mejor de los casos, o de cárceles en el peor, en lugar de salir a disfrutar del exterior, como sucede en las ciudades españolas, italianas o inglesas. Allá la gente no vive encerrada en sus casas, viven su ciudad y les gusta. Por desgracia y pese a todos los atractivos que una megalópolis como la Ciudad de México puede ofrecer, eso no está sucediendo en ella.
Estímulos caóticos…
¿Cómo poder satisfacer tu deseo de salir a divertirte si los chilangos vivimos en “pueblos” cada vez más incomunicados y distantes entre sí, aunque estén cerca? ¿Cómo poder llegar en condiciones óptimas a desempeñar un trabajo cuando el trayecto te ha tomado más de dos horas dentro de un transporte público cada vez más deteriorado y caóticamente desordenado? ¿Cómo combatir el estrés que te produce el estado del pavimento de toda la ciudad, el lidiar con el comercio ambulante y sus tianguis, las protestas y manifestaciones, la carencia de espacio suficiente por la multiplicación desordenada de la vivienda y el aumento en la cantidad de automóviles? ¿Cómo no sentir miedo en una ciudad carente de policía respetable o de iluminación? ¿Cómo atraer y guiar a visitantes si ni siquiera existe la elemental señalización? No todos cuentan con Waze. El Gobierno del D.F. hoy CDMX hace varios sexenios que se ha dejado guiar por el principio de “laissez faire, laissez passer” dejar hacer, dejar pasar, que en este caso particular ha dado como resultado una imagen ambiental muy tóxica que nos tiene en estado emocional alterado para desgracia de sus habitantes y visitantes, y esa es una bomba que algún día va a estallar y lo peor… es que ya nos acostumbramos.
@victor_gordoa       imagenpublica.mx


miércoles, 4 de noviembre de 2015

La gran fiesta de la F1

VÍCTOR GORDOA
La gran fiesta de la F1


La reaparición de la carrera de Fórmula 1 en México nos deja una gran lección sobre la imagen pública de México y los mexicanos, aunque se trate de un deporte de élite y no haya significado diferencia para el campeonato, hubo cosas más importantes que eso.
Somos muy lucidores…
México es un país muy rico, de eso no me cabe la menor duda. El único problema que nuestro país tiene es que lo habitamos nosotros, los mexicanos, a quienes la naturaleza nos ha dado tanto que no es necesario que nos esforcemos mucho para satisfacer nuestras necesidades. Sin embargo a los mexicanos nos encanta demostrarle al mundo que somos diferentes aunque realmente no lo seamos, pues si lo fuésemos ocuparíamos un mejor lugar en el comparativo de productividad mundial y uno menos ostentoso en el de corrupción; o seríamos campeones del mundo en muchas disciplinas, lo que, salvo contadas y escasas excepciones, no es así. Los mexicanos somos lo que en el refranero popular se expresaría como “farol de la calle y oscuridad de su casa” lo cual significa que en la vida diaria no somos muy lucidores, pero qué tal cuando los demás nos están viendo, entonces sí… como nosotros no hay otros. Por ello es un gran consuelo que el gran premio de F1 haya contado con la capacidad organizativa de dos mexicanos, también de élite, para demostrar que sabemos hacer las cosas bien, como lo hace el primer mundo.
Como nosotros, nadie…
Venga todo esto al cuento porque después de la exitosa carrera de fórmula uno del pasado domingo me parece muy divertido leer que la nota en los principales diarios de México no fue la carrera per se, sino linduras como: “ambiente incomparable”, “aunque la carrera no ha sido la más emocionante, se demostró que aquí es posible organizarla” “México único”, “Triunfa la afición”, “Sube Rosberg al mejor podio de su vida”. “Me hicieron sentir como un rockstar” (Rosberg) “yo creo que no hay una carrera que se le compare a México” (Checo Pérez). Declaraciones y encabezados todos que se centraron en la manera de ser de los mexicanos, no en el deporte automotriz. Para el asistente promedio, el chiste de esta peculiar carrera no fue satisfacer una afición que en México es escasa, sino estar en la fiesta. Así de simple. Era ir para ver y dejarse ver, sin importar si el altísimo costo por boleto se tenía que contratar a meses sin intereses o que las carreras de coches no interesaran. Tampoco sin tomar en cuenta que asistiendo a la pista te quedas en blanco si no estás atento de los medios informativos auxiliares que te enteran de las cosas, irónicamente tal como sería si la vieras por televisión. Sin preocuparse por no conocer la sofisticada mecánica automotriz del siglo XXI, del por qué se usan tres compuestos de llantas diferentes o de qué manera se puntean los resultados de las carreras, todo eso eran detalles sin importancia que no menguaban el ánimo popular, pues lo importante era gozar, estar muchos juntos, gritar, beber, circular, beber, botanear, beber, y demostrarle al mundo que verdaderamente somos buenos para lo que sabemos hacer mejor: “enfiestarse”. Hacer sentir a los de fuera que “mi casa es su casa” y que para “chingones” aquí estamos los mexicanos. La frase que mejor transmite lo que estoy explicando la dijo el campeón Hamilton: “Esta es una afición como de juego de fútbol”. ¿Lo ven? él también se dio cuenta.
¿Y la verdadera afición?…
Soy un apasionado de los autos. Sigo a la fórmula uno desde mi fanatismo infantil por Jim Clark en los sesentas, sí, pero… ¡No estuve el domingo! y nada de mi fanatismo tiene importancia para nadie si no estuve en “La Carrera”, si no fui parte de los 134,850 espectadores que dejaron en taquilla cerca de sesenta millones de dólares. ¡Me lleva! Todo por andar de productivo mientras los demás demostraban al mundo lo que es gozar una verdadera carrera. ¿Ardido? Claro que no… al cabo que ni quería ir. (Ni hablar, sí me dolió, pero eso no obsta para que felicite desde este espacio a Carlos Slim Domit, a Alejandro Soberón y a los sendos equipos de trabajo que sacaron adelante el paquetote de organizar el circo más caro del mundo para solaz del espíritu pachanguero mexicano).

@victor_gordoa      imagenpublica.mx

miércoles, 21 de octubre de 2015

''Coherencia, Ética y Empatía'' por Víctor Gordoa

VÍCTOR GORDOA
Coherencia, Ética y Empatía

¿Es coherente la exigencia de impuestos con la calidad del servicio público? ¿Es ético el engaño perpetrado por VW? ¿Es empático que un banco te diga invierte y luego no te apoye? NO ¿verdad?
Incoherencia…
La incoherencia es el origen del problema más grande que está viviendo el mundo: la falta de credibilidad. La incoherencia entre lo que se dice y luego se hace; la incoherencia entre lo que se parece y lo que verdaderamente se es. La incoherencia cotidiana en el acontecer de la vida pública y privada que produce desencanto, decepción, frustración, enojo, sensación de impotencia y rechazo frente a todo lo que se proponga por parte de los grandes detentadores del poder político y económico a nivel mundial. Lo sé porque lo vivo a diario, lo conozco porque es el inicio de cualquier cita de consultoría en imagen pública… ¿Por qué si yo creo que soy el mejor, no obtengo los resultados esperados? La respuesta ya la sé de antemano y siempre se confirma mediante el proceso de auditoría de imagen que llevamos a cabo: Porque existe incoherencia entre los procesos de comunicación verbal y no verbal, en los que un mensaje se dice con palabras y otro sin ellas. Porque existe incoherencia entre lo que se es, la esencia, y lo que se parece ser, la imagen.
Ética…
Y ojalá y hasta ahí llegara el problema, lo que sería mucho más fácil de resolver, pero la cosa no para ahí sino que se complica más cuando a la incoherencia se le agrega la falta de ética y la carencia absoluta de empatía. Vivimos hoy en un mundo en el que la ética profesional ha desaparecido del ejercicio de la mayoría de las profesiones no importa que se trate de policías, diputados, abogados, ingenieros, profesores, médicos o hasta sacerdotes, no importa si trabajan para el gobierno o para una empresa, tampoco es relevante su género o nivel socioeconómico, la falta de valores morales y principios humanos de comportamiento está presente en todos los ámbitos, y lo que es peor, empieza a tomarse como un aceptado patrón común de comportamiento.
Empatía…
La empatía podría asumirse como la capacidad de ponerse en el lugar del otro para entender sus emociones y su problemática personal y por lo visto es una postura que ya pocos, muy pocos practican. De verdad… ¿cuántos políticos cree usted que verdaderamente se interesen en el ciudadano que los eligió y les paga? (otra incoherencia más que raya en la ironía) ¿Cuántas empresas trabajan comprometidas con la real satisfacción de las necesidades de sus consumidores y cuántas de ellas reaccionan positivamente ante el incumplimiento de algún compromiso? La respuesta honesta es altamente preocupante: casi nadie y mi intención al poner este tema relevante de la idiosincrasia nacional en la palestra es la de colaborar presentando soluciones que puedan aportar un mayor bienestar a la gente común y corriente, como usted o como yo, que no pretendemos otra cosa que tener dinero en la bolsa y un mejor lugar para vivir, objetivos que cada vez son más difíciles de alcanzar porque del otro lado siempre está alguien que quiere llevarse nuestro dinero o que no nos brinda a través de su trabajo las condiciones necesarias para poder vivir mejor. La solución está al alcance de nuestra mano si ponemos juntas tres condiciones indispensables en nuestro trabajo diario, hagamos lo que hagamos, sea cual fuere el giro que ustedes mencionen: Coherencia, Ética y Empatía. No se necesita más que ser y parecer, decir lo mismo con nuestras palabras y nuestros actos. Necesitamos recuperar el desempeño personal conforme a los valores morales y los principios humanos de comportamiento básicos; y finalmente debemos intentar anteponer las necesidades y problemática de los demás en nuestra convivencia diaria para así lograr el perfecto entendimiento interpersonal que conduzca a la satisfacción plena. No les pido demasiado ¿O sí?
@victor_gordoa       imagenpublica.mx


miércoles, 7 de octubre de 2015

''Cría fama… ¡y ponte a cuidarla!'' por Víctor Gordoa

VÍCTOR GORDOA
Cría fama… ¡y ponte a cuidarla!

La reputación la defino como una imagen pública sostenida en el tiempo y ella constituye el más grande patrimonio al que una persona o empresa puede aspirar. Aprendamos todos de los errores del caso Volkswagen.
Estrategia errónea…
Pocas reputaciones empresariales eran tan buenas y apreciadas en la industria automotriz como la que la empresa Volkswagen había creado a lo largo de más de sesenta años.Al menos en México era tanto el arraigo de la marca Volkswagen que si hubiéramos preguntado a cualquier persona qué palabras se le vendrían a la mente con tan sólo escuchar la mención de la marca, estoy seguro de que la mayoría andaría en torno de los siguientes adjetivos: económico, aguantador, servicial, rendidor, práctico, familiar, fácil de mantener. Calificativos todos muy merecidos pero que poco a poco han ido desapareciendo en tanto que la empresa fue introduciendo cambios en su estrategia de posicionamiento la cual incluyó la desaparición de su auto icónico, el popular vochito, para así dar paso a autos cada vez más sofisticados.
Vil engaño…
En aras de cumplir con ese giro hacia la sofisticación, los autos alemanes se han hecho de complicados softwares que controlan prácticamente todo su funcionamiento, al grado de que ya se han hecho las primeras pruebas de vehículos que se conducen por sí solos, pareciendo cosa de un futuro que ya nos alcanzó. Sin embargo no todos esos programas han sido diseñados para bien de los compradores de autos sino también para engañar a los procesos detectores de índices de contaminación, lo que parece increíble viniendo de los alemanes, pero lo que se descubrió así lo demuestra. Ellos se atrevieron a poner componentes electrónicos ocultos que falsean los resultados anti contaminación que tanto presumen en su publicidad, quedando así como engañadores de los consumidores que buscan traer un auto lo más ecológico posible.El problema se agrava porque entonces el engaño se convierte en un atentado contra la salud del planeta, porque afecta a esa conciencia ecológica que tanto preocupa a millones de personas en la actualidad.
Pérdidas enormes…
Ciertamente el software malicioso solo se instaló en los vehículos que usan combustible diesel, mismo que en México no es tan popular por su mala calidad, pero afecta en el mundo a más de once millones de coches, lo que implica mandar a revisión forzosa a igual número de unidades lo que representará para la armadora germana un gasto no contemplado de muchísimos miles de millones de dólares, aunado a las multas que recibirá en cada país de acuerdo a su particular legislación. Consecuencia de lo anterior ha sido la caída dramática del valor de sus acciones otrora sólidas, como corolario de las enormes pérdidas que arrojará en los años venideros, así como de la previsible baja en la producción de unidades y los despidos masivos de personal. Por supuesto que la primera baja fue la de su director general Martin Winterkorn. Este hecho inédito habrá producido un daño adicional a la reputación de las marcas hermanas Audi, en la que ya se comprobó el mismo engaño y Porsche, aunque en su caso todavía no haya pruebas al respecto. Finalmente la empresa Volkswagen termina dañando no solo su reputación sino la de los alemanes en general, que de haber sido considerados como excepcionalmente buenos en lo que hacen, hoy caen en la baja categoría de defraudadores, sentando el precedente negativo y la sospecha para cualquier producto alemán que pretenda ser de vanguardia. Ante todo este caso crítico de imagen pública yo me pregunto: ¿Pues en qué estaban pensando los ingenieros automotrices que diseñaron el fraude y los directivos que lo aprobaron? ¿En que nadie iba a darse cuenta jamás? Pobres alemanes, tan inteligentes y disciplinados para muchas cosas y tan ingenuos y pillos para otras.
@victor_gordoa       imagenpublica.mx


miércoles, 23 de septiembre de 2015

''7 razones para no querer ser intelectual'' por Víctor Gordoa


VÍCTOR GORDOA
7 razones para no querer ser intelectual
Yo no soy intelectual… aunque haya escrito libros y fundado la primera facultad en imagen pública del mundo.No, no soy intelectual, ni quiero serlo, les diré por qué.
El oscurantista…
La percepción popular que configura la identidad de un intelectual se da comúnmente en torno de las siguientes características: 1) Sabe mucho acerca de algo desconocido para la mayoría y cuando por fin expresa su conocimiento, lo hace con desgano y de manera que nadie pueda entenderle, ya que es condición de la intelectualidad preservar su sitio mediante la lejanía de la comprensión, pues si al hablar fuera claro, se arriesgaría a perder el título de intelectual en aras del de buen profesor, gran capacitador o excelente motivador, de ésos que sí venden muchos libros.2) Esto da paso a la siguiente característica; un intelectual no vende muchos libros porque si lo hiciera sería parte del mundo capitalista que denuesta, aunque en su intimidad exista deseo de riqueza económica para poder satisfacer sus gustos por la gastronomía, el tabaco, los antros, los viajes y las viejas. 3) El intelectual cuida mucho su imagen física descuidada, por ello procurará traer el cabello perfectamente desaliñado, la barba crecida y el aliento a tabaco y comida mexicana, ésteúltimo no por chovinismo sino porque las garnachas son más baratas que el foie gras. Tendrá especial debilidad por las camisas de algodón estampadas y mal planchadas, los jeans (de marca gringa) y los zapatos con suela de goma. Prenda imperecedera será el chaleco, de preferencia tejido por una fémina cercana a su corazón. Usará accesorios de cuero o étnicos. Procurará usar lentes con armazón de pasta gruesa pues son básicos como símbolo de lectura.
El socialista…
4) Para que un intelectual tenga veracidad debe ser de izquierda y estar siempre con las causas del “pueblo”. Se da por supuesto que apoyará las causas de los partidos que estén catalogados de ese lado del espectropolítico no importa cómo se llamen, quién los encabece o los desmadres que organicen. Estará dispuesto a prestar su nombre para comunicados masivos que protesten de cualquier tema contra los poderosos y participará gustoso en aquellos eventos masivos que tendrán gran visibilidad, siempre y cuando se le conceda un lugar en el estrado principal. Para ser considerado intelectual será condición sine qua non ser anti yanqui a rabiar por lo que, al analizar comportamientos sociales negativos, echará la culpa a los gringos, ¡ah! y a la televisión privada. Pobre de aquel compañero intelectual que se atreva a salir en la tele,
pues lo considerará como traidor aunque en el fondo le dé envidia.
El Pavo Real…
5) El intelectual quiere demostrar que sabe más que los otros, que siempre tiene la razón, que su libro y opinión son mejores a los de los otros intelectuales, por lo cual buscará el reconocimiento descalificándolos, sobre todo en foros públicos y en especial en los medios de comunicación a quienes abomina hasta que por fin aparece en ellos, sin el reconocimiento público la vida del intelectual no tiene sentido. 6) Su grupo social estará constituido por amigos que no serán intelectuales, pues rivalizarían con él, los cuales deberán admirarlo por saber tanto. 7) Le gustará ser parte del séquito social de algún poderoso político o empresario que lo incluya entre sus invitados y si se puede tomarse una foto con él para enmarcarla y lucirla en la salita de su casa.Por supuesto que frente a la imagen intelectual descrita existen honrosas excepciones, a ellas les admiro, sin embargo los intelectuales no las aceptarán, pues serán consideradas de derecha, capitalistas, pro yanquis, hipócritas y traidoras, aunque sean inteligentes, astutas, atractivas, bien vestidas, y por supuesto… ricas.

@victor_gordoa       imagenpublica.mx

miércoles, 9 de septiembre de 2015

“Cuando veas las barbas…'' por Víctor Gordoa


VÍCTOR GORDOA

“Cuando veas las barbas…

…de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar” reza un viejo refrán fácil de entender, pero difícil de implementar por la falta de humildad para aprender en cabeza ajena.

Inoportuna renuncia…

Guatemala pareciera estar muy separada de nosotros, pero no es así. Territorialmente somos países vecinos, juntos hacemos frontera y los guatemaltecos son absolutamente iguales a los mexicanos, tanto en idiosincrasia como en costumbres y manera de sentir. Lo sé porque he estado ahí muchas veces. Miren, si nunca han ido a Guatemala, imagínense al estado de Chiapas y a los chiapanecos, pero con mejor ciudad capital. La renuncia y detención del presidente del país hermano Otto Pérez Molina acusado de corrupción, parece que no nos incumbiera, pero tampoco es así, llega en muy mal momento para el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, justo cuando casi habrá transcurrido un año aciago desde Ayotzinapa (ahora reloaded) hasta la fuga del Chapo, periodo que ha generado un grave deterioro en su imagen personal yen la de la institución que representa.

Ejemplo peligroso…

Por más que el presidente y su equipo intentan estrategias de comunicación eficaces, nomás no pueden salir avantes en la percepción ciudadana que insistentemente lo descalifica, le arma escándalos con causa justificada o sin ella y lo hace responsable hasta de lo que no ha hecho. Dentro de este escenario bastante desfavorable, la salida escandalosa del presidente guatemalteco viene a significar un ejemplo peligroso. Cuando se compara lo sucedido en Guatemala con lo que está sucediendo en México, surge en los mexicanos la percepción de que si los vecinos pudieron tirar a su presidente, ellos también podrían, acusando que lo que les falta es la unión y el valor para lograr el cambio en la misma forma que se dio en la frontera sur, tendencia que ya debería de haber sido detectada puntualmente, pues está en las redes sociales e implica un grave e innecesario riesgo para la estabilidad gubernamental.

Urge una inflexión…

Creo que la estrategia de comunicación de la presidencia podría seguir una mejor estrategia en tiempos de crisis, para decirlo me baso en el hecho irrefutable de que si hubiera sido acertada, hoy no se estarían enfrentando a una opinión pública recalcitrante. Por lo tanto urge implementar nuevas tácticas que permitan que la percepción de la ciudadanía cambie rápidamente y con ella venga la mejoría paulatina en la imagen y reputación del presidente Peña Nieto. El asunto es complicado, pues para ello se necesitaría abandonar la postura racional proveniente del ejercicio del gran poder, sustituyéndola por otra más sensible y cercana al sentimiento; Pero esto, esto queridos lectores, requeriría de un acto de humildad sin precedentes por parte de un presidente mexicano. El punto de inflexión es verdaderamente sutil, pues no se trata de comunicar debilidad sino empatía a través de la comprensión del sentir de la ciudadanía, emociones que se pueden detectar sin necesidad de gastar grandes sumas en investigaciones de opinión cuando ahí están, al alcance de todos, renovadas cada día como producto del ejercicio de comunicación transparente que millones de mexicanos realizan en las redes sociales, único pero eficaz medio que han encontrado para manifestar su verdadero sentir. En Guatemala la crisis estalló cuando se ignoró el sentir de la gente; Sé que al presidente de allá se le aconsejó con anticipación que corrigiera el rumbo, recomendación que decidió no seguir. Ahora es demasiado tarde. Eso pasa cuando la razón pesa más que el sentimiento. Afortunadamente en México todavía están a tiempo.

@victor_gordoa       imagenpublica.mx


martes, 25 de agosto de 2015

"Bienvenida Sra. Crisis" por Víctor Gordoa

VÍCTOR GORDOA
Bienvenida Sra. Crisis
Soy hijo de la crisis. He vivido las del 76, 82, 87, 95 y 08, más la que se acumule esta semana. Las dos primeras me revolcaron, las demás ya no. Le diré por qué.
Toda crisis es relativa…
Sr. Gordoa, le faltó mencionar algunas, podría algún estimado lector decirme con sobrada razón, pero resulta que para mí las restantes no fueron tan significativas y si lo fueron ya no me acuerdo, lo que para el caso es lo mismo. Como además no soy economista sino consultor en imagen pública, la opinión que verteré en esta ocasión estará basada en la percepción que tengo de las crisis después de haber vivido tantas durante toda mi vida. Imagen es percepción, así que la que he originado sobre ellas se convertirá en su imagen para después transformarse en el juicio de valor que les dará identidad. Si la imagen que usted tiene de la crisis difiere de la mía, al derivarse de su personal percepción será también válida por lo que la respetaré, ya lo dice la sabiduría popular: “Cada quien habla como le va en la feria”.
Nada es para tanto…
La imagen que tengo de las crisis económicas producidas ya sea por la depreciación de nuestro peso frente al dólar, la caída del mercado de valores, el truene del sistema bancario, la caída del precio de las materias primas internacionales entre ellas el petróleo, la apreciación o depreciación del valor de los metales, los altos índices de inflación, los precios del mercado inmobiliario, la ruina económica de algún país y cuantas más causas quiera usted agregar, es tan mala o buena dependiendo del perjuicio personal que hayan ocasionado, y como en mi caso ninguna me ha vapuleado tanto como para que no haya podido recuperarme, lo que va usted a leer es que tengo una buena imagen de ellas, que no me sorprenden y mucho menos me asustan, vaya, hasta las espero ansioso pues ahora las veo como una oportunidad magnífica para crecer, ya que tengo identificados los factores que me han permitido sobrevivirlas. Se los comparto.
Pasos sensatos…
Primero. Ya aprendí que las crisis pueden preverse, que cada una de ellas ha avisado que ya estaba próxima su visita. El único requisito que se debe cumplir para poder anticiparlas es mantenerte informado, pues si no sabemos cómo se gesta una, menos vamos a identificar que ya se está moviendo cerca de nosotros. Mantenerse informado, escuchar mucho a los expertos públicos y privados en el tema, sin hacer mucho caso a sus filias o fobias, pues a la mera hora ellos sólo darán explicaciones y no tomarán las decisiones por ti, servirá para establecer patrones de comportamiento que podrán advertirte que ahí viene la siguiente crisis. Segundo. Tomar decisiones precautorias con antelación, mucho antes de que la nueva crisis económica suceda, ayudará a que luego no te arrastre el contingente masivo que guiado por el miedo tomará las mismas decisiones que tú ya tomaste, pero demasiado tarde, amplificando el tamaño del daño. Tercero. Ante la crisis no dejarse llevar por el miedo que produce el pánico. Ninguna crisis ha sido permanente, todas han pasado y el ciclo ascendente siempre ha empezado inmediatamente después de que han alcanzado su punto más bajo. Cuarto. Aprovechar ese nadir para entonces invertir nuevamente comprando a precios de oportunidad. Luego siéntate a esperar el momento de volver a vender mucho antes de que caiga la siguiente crisis, dejando que el último peso se lo ganen los demás, tomando las utilidades que te permitan seguir ahorrando y creciendo. Quinto. Crecer con base a la reinversión de lo ganado, no de lo pedido prestado. Eso exige tener el dinero ahorrado que te fortalezca y de tranquilidad en tiempos de crisis. No hay mejor sensación que la de dormir bien cada noche, eso creo yo. Con todo esto solo puedo expresarle que la imagen que tengo de cada crisis que he vivido es muy buena, pues o me han enseñado a manejarlas o las he aprovechado para crecer, así que viviré la actual con especial calma pues estoy listo para aprovecharla, como le dije, ya cada quien hablará como le haya ido en la feria.
@victor_gordoa       imagenpublica.mx